10 de enero de 2020
10.01.2020
Novedad

Mitsubishi ASX: Mucho más que una cara bonita

Además de una profunda renovación cosmética, el nuevo ASX trae en el bolsillo mejoras en infoentretenimiento, conectividad, motores y transmisiones

10.01.2020 | 13:43

Un mayor cuidado del detalle

  • El nuevo ASX mejora el anterior también en cuanto a calidad de terminaciones de los materiales de la cabina. Como en otros modelos de su catálogo, Mitsubishi emplea texturas metálicas para dar brillo y volumen a la consola central inferior, así como unos tapizados de aspecto más deportivo. El techo rolar panorámico dispone de luz ambiental LED regulable en intensidad y una persiana de accionamiento eléctrico. Pero entre lo más destacado del interior está el perfeccionamiento del sistema de infoentretenimiento (SDA) mediante una pantalla de 8'' (antes era de siete), un funcionamiento más ágil y una conectividad mejorada.

Vuelve la tracción total

  • Como no podía ser de otra manera, Mitsubishi recupera para su ASX la que ha sido su mayor baza como fabricante: su experiencia en el campo todoterreno. Así, el SUV compacto vuelve a incluir –tras un paréntesis de algunos años– una variante con tracción total permanente. El conductor puede escoger entre tres modos y el diferencial central electrónico se encarga de repartir el par entre ambos ejes de acuerdo con la información que le surte el sensor de apertura del acelerador, la velocidad, las condiciones de la carretera y la forma de conducir de quien está al volante. El modo '4WD Lock' transfiere 1,5 más que en el modo automático a las ruedas posteriores para mejorar su capacidad de tracción en carreteras con tracción deficiente.

Una década después, MMC rejuvenece uno de los modelos que más predicamento tiene en Europa. El Mitsubishi ASX se incorporó a su catálogo como respuesta al éxito de los todocaminos compactos y Mitsubishi, uno de los fabricantes con mayor tradición en la esfera todoterreno, supo interpretar de inmediato los códigos de este segmento. Tanto, que a lo largo de estos diez años se han matriculado alrededor de 350.000 ASX acaparando casi una tercera parte de las ventas de la marca en el viejo continente.

Aunque su diseño ha resistido con entereza la lógica erosión del tiempo, necesitaba urgentemente un rediseño. El de 2010 (que ya introdujo un restyling en 2016) fue uno de los primeros en aplicar las líneas del Concept-cX (2007) que inspiró toda esa generación de modelos Mitsubishi. El de 2020, en cambio, toma la nueva identidad visual de la marca denominada 'Dynamic Shield' o, en español, escudo dinámico.

Como en todos los últimos lanzamientos de MMC, esta nueva 'coraza' frontal robustece el aspecto del ASX. Dice la marca que así transmite valores como la calidad y la fiabilidad, pero salta a la vista que la nueva parrilla bicolor satinada, el protector inferior y las dos aberturas laterales que albergan los intermitentes y los faros antiniebla modernizan por completo el SUV compacto de Mitsubishi.

Aunque sea más continuista, la parte posterior también cambia por completo. Paragolpes, pilotos con tecnología LED y en forma de T, salidas de aire laterales y los protectores de los bajos más elaborados dan otro aire al ASX. Misma misión tienen los dos nuevos colores de carrocería que se incorporan a los cinco que conservan su vigencia o la nueva colección de llantas de hasta 18 pulgadas.

A nivel técnico, el nuevo Mitsubishi ASX emplea el motor gasolina 2.0 MPI de 150 CV y 195 Nm adaptado a la normativa Euro 6d-temp EVAP que sustituye al anterior 1.6 para ofrecer un mejor rendimiento. Además de disponer del sistema de distribución variable (MIVEC), también se hace en todas sus versiones con el sistema de parada y arranque automático (AS&G). Junto a la transmisión manual de cinco velocidades, ahora también puede ir de la mano del cambio automático CVT Invecs-III de seis velocidades y levas en el volante que, según la marca, ofrece una aceleración ágil y enérgica al ASX.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook