03 de noviembre de 2019
03.11.2019
Motociclismo. Moto2

Un campeón por derecho propio

Álex Márquez, que ya logró el título de Moto3 en 2014, ha vivido con la losa de ser hermano de un mito

03.11.2019 | 08:57
Alex Márquez, campeón de Moto2.

El español Alex Márquez (Estrella Galicia 0'0 Kalex), de 23 años, ha conseguido proclamarse campeón del mundo de Moto2 en el Gran Premio de Malasia de motociclismo en el circuito de Sepang y lo ha hecho por derecho propio, a pesar de tener que "cargar" con la pesada losa de ser el 'hermano pequeño' de un mito del motociclismo como es su hermano Marc Márquez, que ya suma ocho títulos mundiales de motociclismo.

Alex Márquez consiguió su primer título mundial en 2014 en la categoría de Moto3 y como su hermano mayor, decidió dar el salto a la categoría intermedia (Moto2) a la siguiente temporada, si bien las comparaciones que se realizaron entre él y su hermano desde el principio acabaron resultando odiosas y sin nada que ver con la realidad de cada uno de ellos.

Mientras la carrera deportiva del mayor resultó fulgurante en todo momento, la del más pequeño de los hermanos Márquez es fruto del trabajo, esfuerzo y perseverancia desde el primer hasta el último día, y después de superar no pocos obstáculos en el camino, el más duro de ellos y además insalvable, ser hermano de...

Pero Alex Márquez ha logrado su objetivo, proclamarse campeón del mundo de Moto2 en su quinta temporada en la categoría y después de haber atravesado por una serie de altibajos durante el año que, en cualquier caso, no le han impedido ser el piloto que más victorias ha sumado a lo largo del mismo.

Ambos, Alex Márquez y Marc Márquez, han repetido por segunda vez en la historia el hito deportivo de que dos hermanos se proclamen campeones mundiales en la misma temporada del campeonato del mundo de motociclismo.
El piloto, siempre fiel a Estrella Galicia 0'0, comenzó su trayectoria deportiva en el mundial en 2012 como piloto invitado y en 2013 ya disputó su primera temporada completa con una KTM del equipo cervecero, consiguiendo una espectacular victoria en Japón, además de cuatro podios, lo que le llevó a ser cuarto en la general y obtener el premio al mejor "Rookie" (Debutante) del año.

En 2014, siempre con el mismo equipo pero ahora como piloto de la nueva Honda que HRC (Honda Racing Corporation) había preparado para la menor de las categorías, se proclamó campeón del Mundo de Moto3.

En 2015 y 2016 formó parte de la parrilla de salida de Moto2 y su primer y único podio llegó en el Gran Premio de Motorland Aragón de 2016, mientras que en 2017 las caídas le apartaron de la lucha por el título a mitad de una temporada en la que logró tres victorias.

En 2018 subió hasta seis veces al podio pero no fue capaz de adjudicarse ninguna de las carreras; su despegue definitivo llegó en la actual temporada, que no comenzó demasiado bien ya que acabó séptimo en Qatar.

Su primer podio fue en la carrera de Argentina -tercero-, aunque bajó al quinto lugar en Austin y no pudo puntuar en Jerez de la Frontera, por culpa de una caída, mientras que el italiano Lorenzo Baldasarri, con su tercera victoria de la campaña parecía erigirse en el claro candidato al título de 2019.

Pero todo cambió a partir de Francia, en donde Alex Márquez consiguió su primera victoria de la temporada, tras la cuál encadenó sendos triunfos también en Italia y Cataluña, se quedó a cero nuevamente en Assen (Holanda), pero volvió a imponerse con autoridad en Alemania y la República Checa, además de ser segundo en Austria.

La situación para él y para el campeonato, había dado un giro radical que debía mantener a partir de entonces y, aunque hubo momentos de debilidad, como el vivido en Australia, en donde no pudo pasar de la octava posición en una discreta carrera en Phillip Island, los nueve podios y cinco victorias conseguidas hasta llegar a Malasia, en donde acabó segundo nuevamente, son un referente más que positivo de las aspiraciones del piloto de Estrella Galicia 0'0.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook