La Laguna

USP denuncia un vertido de restos vegetales en el Camino El Matadero

La coalición asegura que el almacenamiento de restos de palmeras y otras especies supone un riesgo de propagación de plagas, cuestión que desmiente Servicios Municipales.
El Día, S/C de Tenerife
7/oct/15 6:26 AM
Edición impresa
USP denuncia un vertido de restos vegetales en el Camino El Matadero

El Día, S/C de Tenerife

La coalición Unid@s Se Puede (USP) en el municipio de La Laguna ha denunciado el vertido y acumulación restos de palmeras y otras especies vegetales en un solar del entorno del Camino El Matadero, en el ámbito del Aeropuerto de Los Rodeos, una acción que podría suponer algún riesgo de propagación porque no existe ningún tipo de control fitosanitario en la zona. Esta afirmación fue rotundamente desmentida por el concejal de Servicios Municipales, Javier Abreu, quien dijo que en ningún caso existe en ese depósito ejemplares de plantas enfermas.

Así, el portavoz de la formación, Rubens Ascanio, puso ayer en valor esta denuncia a raíz de la información de EL DÍA en la que se advertía de que algunos ejemplares del histórico palmeral que existe en el Camino Largo sufrían una plaga de hongos, principalmente, y del picudo rojo, en menor medida, y sobre ello adelantó la denuncia realizada en torno al solar utilizado por Servicios Municipales para tratar los restos vegetales.

Sobre ello, el edil aseguró que la denuncia se ha cursado a la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural de Canarias (Apmun) "contra los responsables", señalando que se trata de un almacenamiento "incontrolado de restos de poda y tala de palmeras, tanto canarias como de otras especies, que permanecen sin el debido control fitosaniatario en esta zona", señala el documento.

En el mismo se adjunta material gráfico y se pone énfasis en que en que "estos materiales de poda resultan especialmente peligrosos, ya que al proceder en parte de palmeras" Ascanio cree que puede suponer "un riesgo de expansión" del hongo "fusarium oxysporum" y del "coleóptero picudo rojo".

Pone en duda, además, la idoneidad del solar como espacio para almacenar este material y "el uso y la gestión final que se hace de los materiales de las podas". Además, señala que el depósito de estos restos vegetales no cumple las recomendaciones del Gobierno de Canarias.