El Cabildo de La Palma abre una nueva aula de la naturaleza en El Charco, en Fuencaliente

La instalación tiene capacidad para albergar a 24 estudiantes y cuatro monitores

Momento de la presentación del Aula de la Naturaleza El Charco.

Momento de la presentación del Aula de la Naturaleza El Charco. / ED

El Día

El Día

El Cabildo de La Palma, a través de la Consejería de Medio Ambiente que dirige Susa Armas, reabre el Aula de la Naturaleza El Charco con la finalidad de seguir potenciando la educación ambiental en la isla.

El presidente, Sergio Rodríguez, afirmó que la inauguración de esta infraestructura representa «un paso significativo en nuestro compromiso con la educación ambiental y la sostenibilidad». Además, explicó que este espacio renovado ofrece un lugar adecuado y seguro para que los jóvenes y las comunidades locales se conecten con la naturaleza y aprendan sobre la importancia de conservar el entorno natural.

Susa Armas indicó, por su parte, que el principal objetivo es dar apoyo a acciones vinculadas a la educación ambiental para la sostenibilidad, así como el conocimiento y divulgación de los valores naturales, patrimoniales y etnográficos de Cumbre Vieja, concretamente de los volcanes de Teneguía y El Charco, ofreciendo, además, una programación alternativa a distintos colectivos y asociaciones y dar también un impulso a proyectos como La escuela camina y El barrio se mueve, poniendo a disposición de los mismos estas infraestructuras y las actividades que se desarrollan en ellas.

Por su parte, el alcalde de Fuencaliente, Gregorio Alonso, subrayó la importancia de esta infraestructura: «El Aula de la Naturaleza El Charco es un recurso valioso para la educación ambiental y el disfrute del medio natural en nuestro municipio. Estas mejoras permitirán que tanto los estudiantes como los monitores puedan realizar sus actividades en un entorno seguro y bien equipado».

En este espacio se han llevado a cabo obras de mejora de la antigua casa de camineros para dotarla de mayor comodidad y seguridad. Además, se ha incorporado material para la cocina y las habitaciones, al mismo tiempo que se han diseñado materiales educativos sobre los recursos ambientales y culturales de la zona para adaptar el equipamiento al nuevo uso.

Para dotar al Aula de la Naturaleza El Charco de todas las comodidades, se ha suministrado nuevo mobiliario, que incluye mesas y sillas para el comedor, sillas para la sala de taller, armarios, menaje para habitaciones, la instalación de un termo, material de cocina y vajilla.

Además, se han instalado paneles interpretativos sobre el Parque Natural de Cumbre Vieja, los volcanes de Cumbre Vieja, el volcán El Charco, los pinares, las casas de camineros y las salinas.

La instalación tiene una capacidad para albergar a 28 personas (24 estudiantes y cuatro monitores/as), y cuenta con cuatro habitaciones, dos aseos, un baño múltiple y un baño adaptado. También dispone de una cocina equipada, un salón comedor, una sala de talleres y proyecciones, así como zonas exteriores adecuadas para diferentes actividades.