La Asociación Tierra Bonita continúa con sus iniciativas de apoyo a las personas afectadas por la erupción volcánica del Tajogaite, proponiéndose ahora el hacer llegar información a través de imágenes aéreas de la situación en la que se encuentra el proceso de reconstrucción y las afecciones de las coladas.

Así, solicita voluntarios que dispongan de título de piloto de dones para ayudar a la población del Valle de Aridane, damnificada por la erupción, con fotos aéreas de la zona de exclusión, incluyendo imágenes térmicas que muestran la temperatura de las coladas.

La ONG decide así asumir este servicio temporalmente en vista de que ninguna institución pública facilita esta información, ni sobre la evolución de las temperaturas de la lava, ni sobre el avance de la reconstrucción, apuntan desde la entidad a través de su web de información.

Hasta ahora, estos datos los han recibido los damnificados gracias a la productora audiovisual I Love The World, que desde el principio de la erupción viene asumiendo el coste de estos vuelos y el procesamiento de las imágenes de forma altruista, sin ayuda de nadie, con la única colaboración de la Asociación Tierra Bonita.

Esta ONG toma así el testigo de I Love The World, pero de una forma mucho más efectiva, porque dispondrá de un dron en La Palma para garantizar la prestación de este servicio.

Tanto este colectivo ciudadano como la empresa audiovisual esperan que pronto alguna administración pública se decida a asumir esta labor, que sería, a juicio de ambos, «lo correcto y lo justo».

Hay que tener en cuenta que I Love The World detectó desde los primeros momentos de la erupción que numerosas familias evacuadas, hasta 7.000 personas fueron desalojadas, demandaban saber cuál era el estado de sus propiedades debido a la prolongada duración del proceso eruptivo, hasta 85 días.

Esta información no se las ha suministrado nunca de forma periódica y regular la administración pública, por lo que han sido los drones de esta productora los que, a petición de cientos de afectados, han ofrecido esta información.

En cuanto a los voluntarios que precisa este servicio, la ONG aclara que no es necesario que la persona con el título de piloto de dron disponga de operadora pues esta se creará en Tierra Bonita, que también dispondrá de una aeronave, gracias al dinero obtenido con la venta del libro Las otras historias del volcán para el servicio general a los afectados.

La idea es actualizar las imágenes de las coladas una vez al mes y poner esos datos a disposición de la población a través de la web elvalledearidane.com, el diario solidario de Tierra Bonita editado también gracias a los fondos recaudados con el libro, para que todo el mundo pueda disponer de información real y actualizada.

Las personas interesadas en ayudar de forma altruista y colaborar poniendo su granito de arena con la asociación, puede ponerse en contacto con Tierra Bonita.