Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La carretera sobre las coladas volcánicas ya dispone de acceso durante la noche

Se pone en funcionamiento la apertura total mientras la vía continúa en obras por lo que se mantienen las prohibiciones de detenerse y la circulación de peatones y bicicletas

Carretera que une Las Norias y La Laguna sobre las coladas del volcán Tajogaite. | | E.D.

Desde la pasada noche se puede transitar a cualquier hora por la carretera que une Las Norias y La Laguna sobre las coladas volcánicas del Tajogaite, tras la puesta en servicio de las luminarias que permiten dotar de mayor seguridad a la vía y aprovechar su uso cuando cae el sol.

Esta apertura nocturna se realiza mientras la vía continúa en obras, por lo que se mantienen las prohibiciones de detenerse en la misma y la circulación de bicicletas y peatones, así como se asegura que se mantendrá la vigilancia de la carretera.

Ya se han colocado 35 de las 140 farolas que serán el total de luminarias instaladas. Cada una de ellas provista de luz led recargable con la energía solar, reforzando el compromiso del Cabildo con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030.

Se trata de la única carretera que actualmente están atravesando más de 5.000 vehículos al día y que recorta el trayecto dos horas a las zonas costeras del Valle. Estos trabajos se complementarán en las próximas semanas con el asfaltado de un tramo que va desde La Laguna hacia una nueva rotonda.

Durante la ejecución de esta obra se ha trabajo bajo situaciones muy complejas tratando de articular la urgencia de la recuperación de las comunicaciones en el Valle de Aridane, que quedaron seriamente dañadas por la erupción volcánica, por la seguridad de las personas tanto trabajadores como usuarios de la vía.

Para instalar las farolas, previamente se han colocado unas bases de hormigón superficiales, donde se anclan los báculos de las luminarias, consiguiendo así que no se vean afectadas por el calor que desprende la superficie de la carretera, debido a las coladas que atraviesa. A partir de ahora se continuará instalando el resto de farolas hasta llegar a 140 que es el total que lleva la vía y la colocación del vallado.

Las luminarias se están distribuyendo en los más de 3,2 kilómetros de recorrido de la vía, en el lado mar, dotando así a la carretera de mayor seguridad para los usuarios de esta vía que ha ejecutado el Cabildo con fondos propios para recuperar las comunicaciones que se vieron gravemente afectadas como consecuencia de la erupción volcánica.

Mientras tanto, continúan los trabajos de consolidación de la plataforma de la carretera, mejorando así las condiciones de circulación de los vehículos, al tiempo que se prevé también próximamente la instalación del vallado.

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, destacó que esta es una vía que «ha hecho un antes y un después a la época poseruptiva, siendo una carretera que nos empeñamos en abrir para permitir que los vecinos no tuvieran que dar la vuelta a la Isla para dar llegar a sus casas o sus trabajos». Además, recalcó que «obras como esta nos dan esperanza para el futuro», dijo.

En esa línea, el vicepresidente y consejero de Infraestructura, Borja Perdomo, recalcó que la apertura de la vía provoca emoción entre los intervinientes, señalando que «ocho meses después de iniciar los trabajos tenemos una carretera abierta las 24 horas».

Insistió en la complejidad de los trabajos para contar con «la iluminación necesaria para dar seguridad suficiente para el tránsito de vehículos». Por ello, reclamó prudencia a quienes la utilicen «para poner su granito de arena y evitar incidentes y poder beneficiar a todos los habitantes de las dos comarcas separadas por la lava».

Por último, Perdomo recordó que los trabajos han sido realizados por empresas de la Isla que han cumplido todos los plazos establecidos.

Compartir el artículo

stats