Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de ayudas al turismo pone en riesgo 4.000 camas en La Palma

El sector reclama al Gobierno que ejecute los compromisos adquiridos para contrarrestar su situación de vulnerabilidad

Panorámica de Puerto Naos, núcleo costero desalojado desde el 19 de septiembre del año pasado. I LOVE THE WORLD

Las principales entidades empresariales de la Isla solicitan una respuesta urgente del Ministerio de Turismo, a través de ayudas para el sector turístico, y conseguir evitar de esa forma la pérdida irreversible de las 4.000 camas afectadas por la erupción volcánica del Tajogaite.

Este requerimiento está liderado por las principales entidades empresariales, con las federaciones insulares del sector comercial y empresarial, encabezadas por FAEP y Fedepalma, y la delegación palmera de la Cámara de Comercio; los centros de iniciativas turísticas, CIT Tedote y CIT Insular, y la Asociación Hotelera y Extrahotelera de la provincia tinerfeña (Ashotel).

La reclamación tiene que ver con que siguen sin hacerse efectivas las ayudas en concepto de unidad alojativa al sector turístico del Valle de Aridane, lo que afecta de forma directa a 4.000 camas turísticas de dicha zona.

Las entidades reclamantes insisten en que el sector necesita estas ayudas para no verse «abocados a una mayor e irreversible pérdida definitiva de plazas turísticas», algo que condicionaría aún más la ya debilitada oferta alojativa palmera, y la posición de La Palma en la planificación de la touroperación y de las líneas aéreas, que necesitan un volumen de oferta alojativa suficiente para mantener al destino de la Isla Bonita en el circuito de la oferta turística europea.

A esta demanda se suma la necesidad de que Aeropuertos Nacionales y Navegación Aérea (AENA), dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, amplíe durante 2023 la exención de tasas aeroportuarias a las compañías aéreas que operan con La Palma, así como la continuidad de manera urgente de los incentivos a las conectividades desde península y Europa, respectivamente.

Además, insisten en que durante meses se ha intentado que los compromisos adquiridos por el Ministerio de Turismo se hagan efectivos para contrarrestar las enormes pérdidas y la extrema situación de vulnerabilidad del sector turístico palmero. Así, «los meses transcurren y la programación del próximo invierno llega a su fecha límite sin que las compañías aéreas conozcan si cuentan o no con las ayudas que permitirían estimular la operatividad aérea con La Palma», denuncian.

La prolongación de la exención de las tasas aeroportuarias permitiría que las compañías continuaran recibiendo el reembolso del 100% de la tarifa de pasajero en los vuelos de salida y llegada, más allá de diciembre de 2022.

Esa bonificación es considerada como imprescindible durante la próxima temporada de invierno por el sector, lo que permitiría favorecer el abaratamiento de la tarifa que las aerolíneas trasladan a los pasajeros por la utilización de la infraestructura, lo que puede contribuir a promover la actividad en el Aeropuerto de La Palma, explican desde la patronal palmera.

Insisten en recordar que «esta no es solo una cuestión turística, sino que tiene un efecto transversal en todos los sectores y subsectores de la economía palmera».

Compartir el artículo

stats