Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cinco aulas modulares en Los Llanos esperan al alumnado del CEIP La Laguna

La instalación de estos módulos responde a la petición de la comunidad educativa del centro para aglutinar a todo el alumnado en unas instalaciones cercanas

4

Aulas modulares para los alumnos de La Laguna tras la erupción del volcán de La Palma El Día

La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias ejecuta los trabajos de instalación frente al Centro Social de El Retamar, en Los Llanos de Aridane, de cinco aulas modulares que permitirá que todo el alumnado del CEIP La Laguna, arrasado por la lava, pueda permanecer junto durante el próximo curso escolar.

Tras la erupción volcánica su estudiantado se distribuyó entre el Centro Sociocultural El Retamar y la Escuela Oficial de Idiomas de Los Llanos de Aridane, ya que el primero no cuenta con espacios suficientes y adecuados en los que impartir estas enseñanzas, por lo que, de cara al próximo periodo lectivo, se consideró necesario facilitar un espacio físico único en el que concentrar al estudiantado de dicho colegio, tal y como venían solicitando los miembros de su comunidad educativa.

La directora general de Centros, Infraestructura y Promoción Educativa del Ejecutivo autonómico, Laly González, visitó los trabajos de instalación de estas aulas modulares explicando que a pesar de que en todo el archipiélago se viene sustituyendo de forma paulatina el uso de aulas modulares por nuevas construcciones, en este caso en particular se apostó por esta alternativa al ser la respuesta más rápida y eficaz que se podía ofrecer ante esta situación. Se trata, recalcó, de una medida provisional que se mantendrá hasta que el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane pueda ofrecer una parcela de uso educativo cuando disponga del nuevo ordenamiento urbanístico.

Esta medida ha supuesto para la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias una inversión de 16.028 euros que corresponde al suministro e instalación en régimen de alquiler de una infraestructura de arquitectura modular compuesta por cinco aulas y dos baños. El departamento educativo inició la instalación de estas aulas el pasado 13 de julio. Esta concluirá previsiblemente en el plazo tres semanas.

González dijo que «desde el primer momento nos hemos puesto en el lugar de las personas afectadas y hemos querido aportar todo lo que estaba en nuestra mano para compensar la situación vivida».

De esta manera, la solución elegida para la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias para agrupar a los escolares afectados por la erupción volcánica en el Valle de Aridane es la de la utilización de aulas modulares en el proceso de retorno de los menores a su actividad normalizada.

El curso escolar concluyó desarrollando la actividad en los espacios adecuados por el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane y el Cabildo insular, quienes cedieron desde el inicio de la emergencia distintos lugares, así como los centros de El Paso y Fuencaliente, que también acogen a estudiantes desplazados de sus domicilios.

El esfuerzo se centró en que los niños pudieran estar juntos, recordando que los CEIP Los Campitos y Todoque, arrasados por la lava, y el María Milagros Acosta de Puerto Naos, dentro de la zona de exclusión, fueron trasladados al Princesa Acerina, en Los Llanos.

Compartir el artículo

stats