Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos familias inician los trámites para construir en suelo rústico

Una de ellas ya cuenta con la licencia municipal de Los Llanos de Aridane, mientras que la otra continúa el proceso en El Paso

Una mujer atraviesa una céntrica calle del municipio de Los Llanos de Aridane. Andrés Gutiérrez

Dos familias del Valle de Aridane, afectadas por la erupción volcánica, son las primeras en ejercer el derecho a obtener una licencia para construir su nueva vivienda en suelo rústico de la Isla, amparadas en el decreto de reconstrucción que les otorga esa posibilidad.

Son las primeras en hacer efectiva esta posibilidad que permite el Decreto Ley 4/22 que modifica el 1/22 del 20 de enero, por el que se habilita suelo rústico común para que las familias que han perdido su casa habitual por el volcán pueden construir en esta categoría de suelo.

Según este decreto, los afectados por el volcán podrán edificar su vivienda en terrenos situados en cualquiera de los 14 municipios de La Palma, siempre que fueran sus titulares antes del 19 de septiembre de 2021, cuando comenzó la erupción. La reconstrucción podrá ejecutarse en cualquier parcela que esté clasificada como suelo urbano, suelo rústico de asentamiento, suelo rústico común, suelo rústico de protección agraria y suelo rústico de protección paisajística, de tal forma que se excluyen los espacios naturales protegidos, los incluidos en la Red Natura 2000, las parcelas destinadas a dominio público y las que puedan resultar afectadas por riesgos de cualquier naturaleza atendiendo al Plan Insular de Ordenación o el Plan de Gestión de Inundaciones.

De esta manera, el Ayuntamiento de Los Llanos aprobó este lunes por unanimidad en el Pleno la primera licencia urbanística, en suelo rústico, a una familia que perdió su vivienda por el volcán, convirtiéndose así en el primer municipio del Valle en otorgarla.

La alcaldesa, Noelia García Leal, destacó que «se trata de un día histórico, y lleno de esperanza, dentro de la reconstrucción en la que estamos ya inmersos, no solo para Los Llanos sino para toda la isla de La Palma», agradeciendo también la colaboración del estudio de arquitectura que donó el proyecto para los damnificados.

La alcaldesa se refirió a que esta familia podrá «reiniciar un nuevo proyecto en Los Llanos de Aridane», acogiéndose a una bonificación de tasas municipales que alcanza el 95% para recibir esta licencia de obras que, «más que una licencia, es una luz de esperanza para el Valle de Aridane y todas aquellas familias que quieren cuanto antes iniciar su proyecto de vida en el municipio», dijo.

«Esto es una luz de esperanza para el Valle», resalta de alcaldesa Noelia García

decoration

Además, se refirió a que, como administración, «nos toca ser lo más ágiles posible y facilitarle el que puedan instalarse en el municipio» a todas aquellas familias que se han visto afectadas por la erupción.

La licencia otorgada en Los Llanos no será la única, ya que en El Paso se está concluyendo también otro proceso similar que también permitirá el mismo resultado. El alcalde de la localidad, Sergio Rodríguez, apuntó que esa solicitud de licencia ha necesitado de subsanación al encontrarse la petición mal emplazada en el suelo, al estar en un espacio de servidumbre. Al respecto, aseguró que «en cuanto la documentación esté correcta se le otorgará la licencia de construcción» a esta otra familia. El también parlamentario regional hizo hincapié en que «ya la familia promotora está resolviendo ese problema de forma para que desde que aporte la documentación poder obtener automáticamente la licencia».

Igualmente, adelantó que hay otras familias «en expectativa» en el proceso de tramitación de la documentación necesaria para acceder a este tipo de licencias de construcción en suelo rústico. Se trata de grupos familiares completos «que vivían juntos en algunas zonas de Todoque y La Laguna y quieren seguir haciéndolo».

En caso de que las personas afectadas no tengan ningún derecho de titularidad del dominio o derecho suficiente sobre la parcela correspondiente, o acrediten la imposibilidad o inviabilidad de ejecutar las viviendas en parcelas clasificadas y categorizadas según lo dispuesto en el decreto, se podrán implantar en suelo rústico común, de protección agraria y de protección paisajística.

Fue el pleno del Parlamento de Canarias el que acordó por unanimidad convalidar un decreto ley por el que las ventajas fiscales aplicadas al suelo urbano se trasladan al rústico como consecuencia de la erupción volcánica.

Compartir el artículo

stats