Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis volcánica | Pasos hacia la recuperación

Activan los trabajos para poder acceder a más de un centenar de viviendas aisladas por el volcán de La Palma

El alcalde de Tazacorte señala que «se facilita el acceso a otras vías que también son relevantes»

Un equipo del Instituto Geográfico Nacional (IGN) trabaja sobre una colada del volcán de Tajogaite.

El inicio de la recuperación del Camino San Isidro en Tazacorte es el primer paso para proceder a la habilitación de accesos que permitan rescatar la conexión terrestre con cultivos de plátanos y viviendas, además de con otros caminos vecinales, como Cabrejas o Huerta Conejo tras la erupción del volcán de La Palma. Así lo significó el alcalde de la localidad, Juan Miguel Rodríguez, quien apunta que con las labores iniciadas «se facilita el acceso a otras vías que también son relevantes y que comunican con en torno a un centenar de viviendas» también incomunicadas.

En ese sentido, se refirió el alcalde a que con otras obras que se iniciarán por el sur de las coladas se permitirá ir acometiendo esas infraestructuras de comunicación, «vitales para que la gente pueda volver a su trabajo y a sus viviendas». Rodríguez también demandó que se ejecute la vía general de la costa, que considera «fundamental», ya que permitirá conectar Tazacorte con Puerto Naos y los núcleos del norte de Los Llanos de Aridane y de El Paso.

Además, el alcalde se refirió a que «es vital que el ministerio declare esta actuación de emergencia y se comience cuanto antes para ahorrar 80 minutos de carretera a quienes actualmente tienen que dar la vuelta a la Isla». Rodríguez también se mostró crítico con el Estado, indicando que «es quien debería estar librando los dineros para las actuaciones municipales que los tres ayuntamientos afectados estamos realizando». El primer edil bagañete asumió que «tardará en regresar la normalidad» pero que con el «esfuerzo titánico» que se está haciendo, el inicio de estos trabajos supone «un día de regocijo después de tanto perjuicio».

Se prevé que en tres semanas se pueda abrir una vía de 200 metros por encima de las coladas

Por su parte, el vicepresidente y consejero insular de Obras, Borja Perdomo, indicó que los desmontes en los que ya se afanan las máquinas excavadoras son una demanda del ayuntamiento, y consistirán en abrir una vía de 200 metros por encima de las coladas para permitir un acceso provisional a las zonas que a día de hoy se encuentran aisladas. La actual estimación es que los trabajos se puedan realizar en tres semanas, según la situación y la dureza de las rocas a las que se enfrente la maquinaria.

Se trata de una zona costera en Tazacorte, incluida dentro del perímetro enmarcado entre la colada más al norte que alcanzó el mar y la montaña de La Laguna, donde quedaron un gran número de casas y explotaciones agrarias. Además, estas obras no solo permiten rehabilitar este acceso, sino que también posibilitarán la futura restauración de los servicios básicos, así como de las redes de riego.

Por otro lado, el ingeniero de Obras Públicas y coordinador del Grupo de Servicios Esenciales designado para la emergencia volcánica, Amílcar Cabrera, se refirió a que, tras la experiencia de los trabajos realizados en el barrio de La Laguna, se inician estos trabajos con el objetivo de «recuperar lo necesario para la vida cotidiana».

Compartir el artículo

stats