Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma

Otros 1.000 vecinos regresan este martes a sus casas al sur de la colada del volcán de La Palma

Siguen a la espera los vecinos de Puerto Naos, El Remo y La Bombilla, donde aún se detectan gases

Limpieza de casas al sur de las coladas. | | E.D.

La Dirección del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por riesgo volcánico de la Comunidad Autónoma de Canarias (Pevolca) permite que desde el amanecer de este martes puedan regresar aproximadamente unas 1.000 personas de las que se encuentran evacuadas de sus casas al sur de las coladas de la erupción del Tajogaite.

Esta decisión, realizada a propuesta de la Dirección Técnica de la emergencia y tras consultar al Comité Científico de Evaluación y Seguimiento, considera que estas zonas ya reúnen condiciones seguras para la vuelta de sus habitantes, vecinos de los tres municipios afectados.

En estos días, además de los trabajos para la retirada de ceniza, se incrementaron los controles de gases en los espacios que ahora se abren para que sus vecinos puedan regresar, garantizando de esa manera que no sufrirán ningún tipo de afección con consecuencias nefastas para la salud de los hasta hoy evacuados.

Las viviendas que quedan de esta manera fuera de la zona de exclusión están situadas en los núcleos de Las Norias, Hoya del Verdugo, Morro de los Judíos, Las Manchas, diseminado de Las Manchas, Cuatro Caminos, San Nicolás y sur del camino José Pons la Jurona.

En concreto, son los inmuebles localizados en las áreas comprendidas desde el punto kilométrico 8,650 de la LP-213, donde se ubicará el nuevo control de acceso, dirección noroeste, hasta Las Norias, incluyendo Hoya del Verdugo y Morro de Los Judíos. Continúa al este siguiendo el perímetro de la colada, guardando una distancia de seguridad de dos metros, hasta la LP-211, por donde desciende hasta el Camino José Pons la Jurona. Sigue esta calle en dirección este hasta el punto kilométrico 0,550 de la LP-212, punto desde el que enlaza en dirección sureste con la colada de San Juan.

Según datos del Instituto Canario de Estadística (ISTAC), son entre 800 y 1.000 las personas empadronadas en estos núcleos.

En situación contraria se encuentran los vecinos de los núcleos costeros, ya que debido a la presencia de gases, no se puede autorizar aún el acceso al resto de las zonas evacuadas por la emergencia que comprende a El Remo, Puerto Naos, La Bombilla, zona norte del Camino José Pons La Jurona y continuando por el este hasta el punto kilométrico 0,550 de la LP-212 y hasta enlazar en dirección sureste con la colada de San Juan, por lo que en ellas habrá que respetar las indicaciones dadas por la Dirección del Plan.

Es en esos barrios costeros donde la concentración de gases sigue siendo calificada como los científicos como «intensa» en ese proceso de monitorización continua que realizan. Llegan incluso a sospechar que puede ser a través de canales lávicos que se están secando, pero siguen sirviendo de conducto para el transporte de esos gases del proceso de desgasificación del cono principal.

Igualmente, desde el Pevolca se advierte que se deben respetar las zonas de seguridad señalizadas en torno al frente de las coladas y establecidas tras el oportuno análisis de riesgos, y que no se podrán ocupar aquellos inmuebles que, según las oficinas técnicas municipales, no reúnan condiciones de habitabilidad.

Asimismo, se mantienen las recomendaciones de no acceder a espacios bajo rasante como garajes, trasteros o sótanos sin medición de gases previa, ni tampoco sin compañía. Previamente, además, hay que asegurarse de que no hay abombamientos, deformaciones o grietas en muros o techos. Si fuera así, hay que informar al respectivo ayuntamiento.

También se aconseja apagar cualquier fuente de ignición, no fumar o encender la luz hasta que la edificación esté ventilada, y abrir puertas y ventanas para hacerlo, esperando quince minutos antes de acceder al interior.

En caso de notar mareo, falta de aire, náuseas o falta de fuerza, se recomienda salir rápidamente de la edificación y llamar al teléfono de emergencias 112, por lo que es necesario disponer siempre de un teléfono operativo. Además, el Pevolca recomienda que antes de regresar a las zonas evacuadas, es preciso informarse a través de fuentes oficiales y seguir sus indicaciones, siendo conscientes de que en ningún caso se deben rebasar los límites establecidos por las autoridades en las zonas que se mantienen de exclusión de tránsito.

Compartir el artículo

stats