Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ICIA evaluará la calidad de las cosechas de plátanos tras la erupción

Los expertos medirán en distintas fechas los efectos de los gases y la ceniza en las plataneras

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) realizará una evaluación de la calidad de la cosecha de plátanos de La Palma y de la vida comercial de esta producción tras la erupción volcánica. El estudio incluye el análisis del efecto de las cenizas sobre la microbiota edáfica en el cultivo y sobre las propiedades físicas del suelo.

El instituto dependiente de la Consejería de Agricultura también hará el diagnóstico de la conductancia estomática (flujo de gases en las hojas como consecuencia del intercambio gaseoso de la fotosíntesis) y fluorescencia de la clorofila de las plataneras para determinar su capacidad productiva.

El ICIA recibió una subvención directa de 90.000 euros por parte del Ministerio de Ciencia e Innovación para la evaluación de los efectos del volcán de Tajogaite sobre los cultivos de plátano en la Isla. Además de la subvención del Ministerio, el ICIA ha comprado material para la realización de estos estudios por un importe de 30.000 euros y contratará un técnico que se sumará al equipo del Instituto designado para este proyecto.

Para el estudio de la microbiota edáfica se seleccionarán 10 parcelas de forma aleatoria, a diferentes distancias del volcán, estando al menos una de ellas en la vertiente este de la isla o en una zona poco afectada por la erupción. Las acciones se repetirán cada tres meses, lo que supone la realización de tres muestreos y en el caso de las propiedades físicas del suelo se estudiará la capacidad de retención de agua, la compactación, así como la textura y granulometría del suelo.

En la evaluación de la calidad de la postcosecha y la vida comercial del plátano se seleccionarán 9 parcelas, de las cuales tres serán al aire libre, tres contarán con invernaderos de malla y otras tres estarán dotadas de invernaderos de plástico, en posiciones próximas, intermedias o alejadas de la colada y además, otras tres parcelas de control, de cada uno de los tipos indicados, que estarán situadas en un lugar alejado de la erupción volcánica y en los que no se haya observado la presencia de cenizas.

Compartir el artículo

stats