Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cruz Roja ha prestado auxilio a más de 2.000 familias afectadas por el volcán de La Palma

La ONG ha dado 4.500 ayudas directas a damnificados por un valor total de 733.000 euros, gracias a recursos recaudados por la entidad y las donaciones de empresas

Las coladas se mueven a 1 metro por segundo en Tacande

Para ver este vídeo suscríbete a eldia.es o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Las coladas se mueven a 1 metro por segundo en Tacande Ramón Pérez

Desde que comenzó la erupción del Tajogaite, Cruz Roja desplegó en La Palma su red de atención psicosocial y ya supera los 6.000 afectados atendidos, de más de 2.000 familias. La coordinadora de Intervención de la ong en La Palma, Verónica Díaz, recalca que esas cifras llevan a una media de 100 personas diarias, que pasan por las instalaciones de la calle Enrique Mederos y el Edificio de Usos Múltiples de Los Llanos de Aridane y en la sede de Santa Cruz de La Palma. Díaz defiende que «nosotros entendemos que este es nuestro lugar y donde tenemos que estar ahora mismo». Precisa que «se nos necesita, y la población palmera necesita de un apoyo más, aparte de los que ya esté recibiendo o vaya a recibir». Y en La Palma han tenido montado el dispositivo desde el minuto cero. «Incluso antes de la erupción», recalca, «ya trabajábamos en la previsión de cómo intervenir».

Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de Albergue, Comunicaciones y Búsqueda, Salvamento y Rescate en medio terrestre y todo el voluntariado trabajan en coordinación con las autoridades. Las áreas de actuación son apoyo en albergues, logística, atención sanitaria de emergencia, atención psicosocial y búsqueda y salvamento.

Los equipos de Cruz Roja Española han prestado atención desde el inicio de la erupción a más de 6.000 personas, que pertenecen a unas 2.000 familias en total

Díaz hace hincapié en el carácter voluntario como principio fundamental. Además, resaltó que «el voluntariado sigue estando ahí a pesar de que muchos de ellos son damnificados de la erupción» y «siguen con la mejor de sus sonrisas, con la mayor predisposición y con un espíritu solidario que a mí me abruma». De todas formas, Verónica Díaz apunta que Cruz Roja está abierta «a que más personas se sumen al voluntariado para ayudar, coordinados con las administraciones y otras ong».

Cruz Roja ha entregado ya 733.000 euros de las aportaciones de particulares, empresas, asociaciones y entidades que siguen colaborando realizando eventos, lo que para Verónica Díaz «se traduce en poder invertir directamente en las personas afectadas». Ese reparto comenzó el 30 de septiembre y ya supera las 4.500 aportaciones económicas y en especie distribuidas. De la citada cifra de dinero, 550.000 euros proceden de fondos recaudados por la institución, gracias a la solidaridad de toda la sociedad de las islas, y el resto proviene de donaciones en especie de empresas.

Dos voluntarios observan la emisión de gases en Montaña Rajada. E. D.

La ong ha entregado, tanto a intervinientes en la emergencia como a la población palmera en general, materiales de protección frente a los gases y la ceniza, como gafas, fundas para las mismas y mascarillas. De cara al futuro, Díaz lo tiene claro, pues señala que «esto no va a terminar cuando el volcán deje de echar lava», por lo que anuncia que continuarán trabajando en proyectos más allá de la emergencia. Indica que «pensamos en qué puede ser lo que la población necesite en un corto, medio y largo plazo», y aclara que actúan de cara al futuro para contribuir «en la reconstrucción de una parte de la Isla, dentro de nuestras posibilidades». Recalca que «siempre hemos puesto nuestro foco de atención en las personas más vulnerables», para lo que es importante la intervención con mayores «que ya estaban en una situación compleja antes del volcán y cuya vulnerabilidad ha aumentado».

Los voluntarios y trabajadores de la ong realizan una media de atenciones diarias de 100 afectados directos o indirectos por la erupción, según la coordinadora insular de Intervención

En opinión de Verónica Díaz, «los menores tienen que seguir siendo niños y viviendo como tales», por lo que la ong plantea proyectos para que se vean afectados lo menos posible. Para ello, pone de relieve que Cruz Roja trabaja en una cartera de actuaciones a corto, medio y largo plazo para apoyar y asistir a los damnificados por la erupción del volcán, y contribuir a su recuperación durante los próximos meses, con especial atención a la infancia, mayores y familias que han sufrido la pérdida total de sus hogares y medios de subsistencia. Además, la entidad opera con el objetivo de que «todas las personas que llegan a nuestras oficinas se lleven un primer apoyo», indicando que las principales demandas tienen que ver con sus viviendas, «por lo que intentamos que toda ayuda que les damos vaya de cara a esas necesidades», indica la coordinadora insular de Intervención de Cruz Roja en La Palma. Así, ahora se marcan como prioridad garantizar la seguridad alimentaria y la salud de la población, el apoyo psicosocial, el acceso a los derechos sociales, el retorno y rehabilitación de las casas, el apoyo al empleo, el apoyo escolar y las actividades de ocio a menores de La Palma, así como la cobertura de las necesidades educativas y de material escolar o tecnológico, entre otros.

Compartir el artículo

stats