Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ERUPCIÓN EN LA PALMA

Mujeres frente al volcán de La Palma

El colegio Adamancasis recibe la visita de varias trabajadoras de los cuerpos de seguridad y organismos científicos que actúan en la crisis

Una agente de policía ejerce labores de vigilancia durante los primeros momentos de la erupción volcánica.

A muchos niños palmeros la crisis volcánica les ha generado muchas incertidumbres. Unas dudas que ayer se encargaron de despejar varias mujeres profesionales que han intervenido en la emergencia, a través de una actividad que buscaba también derribar estereotipos de género entre los menores.  

“¿Cómo saben por dónde irá la lava?”, “¿Cuándo se acabará la ceniza?”, “¿Qué han aprendido de este volcán para mejorar la actuación en caso de emergencia?” Estas son solo algunas de las preguntas que los estudiantes del colegio Adamancasis de El Paso les lanzaron a las científicas y las integrantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad que ayer visitaron el centro para mostrarles el trabajo que están realizando las mujeres en la gestión de la crisis desde sus respectivos ámbitos profesionales.

En una jornada enmarcada en el Día Internacional Contra la Violencia de Género, el colegio palmero quiso enseñar a sus alumnos la importante labor que llevan a cabo estas trabajadoras y ellas se encargaron de saldar todas sus dudas vinculadas a la erupción volcánica, a través de una actividad que buscaba derribar estereotipos hacia profesiones todavía masculinizadas.

“Seguro que hasta el estallido del volcán no habíais visto muchas boinas amarillas en La Palma”, les comentó la capitán Cristina Gamboa de la Unidad Militar de Emergencia (UME), haciendo referencia a uno de los elementos más distintivos del uniforme de esta unidad. Lo hizo antes de referirles todo el trabajo que tanto ella como sus compañeros están realizando en la vigilancia del proceso eruptivo, en la retirada de ceniza y en el apoyo a los afectados.

85 alumnos del centro pudieron preguntar a las invitadas todas sus dudas sobre la erupción

decoration

“Hemos aprendido mucho de este volcán”, aseguró Inés Galindo, geóloga del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), que señaló también que desde muy pequeña sintió fascinación por los volcanes, algo que la llevó a formarse en una disciplina “en la que hay mayoría de hombres pero en la que cada vez las mujeres somos más”.

A la guardia civil Sarai Montañéz el inicio de la erupción le pilló trabajando en el epicentro de la crisis volcánica. “Estaba en la plaza de Las Manchas porque iba a empezar la evacuación de las personas dependientes”, explicó. A pesar de encontrarse entre los afectados, ya que su familia también tuvo que ser desalojada, continuó su labor para auxiliar al resto de los vecinos. “Nuestro trabajo es proteger a las personas para que no haya ninguna desgracia humana y vigilar para que no se produzcan robos en las viviendas que han sido evacuadas”, les contó esta agente, a la que algún niño no pudo resistirse a preguntar de qué material está hecha la porra que utilizan.

Montañéz recordó a los menores –85 alumnos de cuarto, quinto y sexto de primaria entre los que había varios afectados por la crisis volcánica– que por fortuna solo se han perdido cosas materiales “pero estamos bien y todo podrá reponerse, su hogar es ahora donde ustedes viven con sus familias”.

En las charlas también participaron la sismóloga del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Carmen del Fresno y la concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de El Paso, Ángeles Fernández, que fue la encargada de concienciar a los alumnos sobre la violencia de género, en un momento en el que el número de llamadas de socorro se ha incrementado en la isla un 60% en los últimos dos meses, coincidiendo con la crisis volcánica.

La actividad busca romper estereotipos respecto a profesiones que están todavía masculinizadas

decoration

Los estudiantes se mostraron encantados de poder contar en su colegio con estas profesionales y tener por unas horas una distracción ante los difíciles momentos que están atravesando algunos de ellos. “Está bien que al menos podamos entretenernos”, comentó Carla María Concepción, una niña de once años que aseguró que la incertidumbre es la peor parte de este proceso que mantiene en vilo a la sociedad palmera.

La lava sepultó la casa del padre de la pequeña Nayra Gómez, que también tuvo que ser evacuada de la vivienda donde residía con su madre. “Me siento muy triste porque habíamos comprado una cocina nueva y se nos llevó todo”, lamentó.

En la misma situación se encuentra Elsa Hernández. “La actividad me ha gustado porque nos hemos enterado de cosas que quizá no sabíamos”, añadió esta alumna que vivía en Todoque y también ha perdido su casa. “Por parte de mi padre también estamos desalojados y cuando voy con él me tengo que quedar en el hotel de Fuencaliente”. La pequeña expresó la tristeza que había sentido al enterarse de “que se nos había llevado la casa” y todavía está nerviosa por saber qué pasará con la vivienda de su padre en La Laguna, aunque está esperanzada porque “una mujer nos va a alquilar una al lado de la de mi abuela”.

Varios estudiantes del colegio afectado de forma directa por la emergencia contaron su experiencia

decoration

La extensión de la catástrofe es tan importante que todos los alumnos conocen al menos a alguien que se ha convertido en afectado. “Mis bisabuelos perdieron la casa en Todoque y mis tíos están evacuados del Paraíso”, comentó Erika Mederos, para quien la actividad realizada ayer en el colegio Adamancasis “nos enseña qué se debe hacer si hay un caso de violencia de género”.

“Yo se que las mujeres y los hombres pueden hacer las mismas cosas, pero es importante que vengan a explicarlo”, señaló Ylenia Gutiérrez, quien aseguró que tras el estallido del volcán está “más tranquila” ya que “por lo menos no tenemos esa incertidumbre de si va a salir y por dónde”.

Alexia Pérez es una niña desalojada de Las Manchas. “Estamos viviendo seis personas en casa de mi abuela y la convivencia se hace difícil”, indicó, antes de añadir que le parece bien “que nos informen acerca del volcán y que al mismo tiempo nos muestren el trabajo que están realizando también las mujeres ante la emergencia”.

Compartir el artículo

stats