A 69 días desde que diera comienzo la erupción del volcán de La Palma, se inició el 19 de septiembre, los expertos consideran que la actividad volcánica ha entrado durante las últimas horas en un proceso de "cierta estabilidad". No obstante, los científicos aseguran que carecen de datos que indiquen que a corto plazo la erupción del volcán de La Palma va a concluir.

La lava del volcán de La Palma sigue avanzando por las coladas creadas hasta el momento por el volcán, sin afectar a nuevas zonas. Hasta ahora, las hectáreas afectadas ascienden a 1.100 hectáreas, con una anchura máxima de colada de 3.350 metros y un perímetro de más de 58,89 kilómetros. Los daños en infraestructuras ascienden a 1.506 construcciones han quedado por ahora sepultadas por el material volcánico, de las que 1.212 son de uso residencial, 161 agrícolas, 67 industriales, 36 de ocio y hostelería, 13 públicos y 16 entre los denominados otros.