Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma

Emblema del plátano ante el volcán de La Palma

Con una sola imagen, el fotoperiodista de Europa Press captó la atención de los medios sobre la situación de los agricultores

22

Agricultores recogen los plátanos de sus fincas llenas de ceniza del volcán en erupción en La Palma Andrés Gutiérrez

Un agricultor palmero carga sobre uno de sus hombros con un impresionante racimo de plátanos. Descrita de esa manera, la imagen que el fotógrafo madrileño Kike Rincón ha escogido para resumir su trabajo durante la erupción del volcán de La Palma podría haber sido tomada en cualquier momento: hace uno, cinco o 20 años. Pero ese trabajador es Yulian Lorenzo, la captó el 23 de septiembre pasado y el retrato ha dado, literalmente, la vuelta al mundo. La instantánea firmada por este fotoperiodista de Europa Press muestra la realidad de la erupción mejor que casi cualquier otra y en ella ni siquiera aparece el volcán. No hay lava ni piroclastos. «Ese día escogí esa foto para subirla al cable de la agencia porque me llamó mucho la atención. Yulian es una persona rubia, con ojos azules. Lo ves ahí, cubierto totalmente de ceniza y parece moreno, casi un minero».

Rincón había organizado con tiempo su viaje hasta La Palma pero la erupción del 19 de septiembre le obligó a adelantar precipitadamente sus planes. «Estuve toda la tarde y la noche de aquel domingo buscando vuelos y finalmente llegué a La Palma el lunes por la mañana», recuerda. Tras unas impactantes primeras dos jornadas acompañando a los vecinos en la retirada de sus enseres de los hogares que pronto serían arrasados por la lava, «crearon una zona de exclusión en la que prácticamente podía entrar todo el mundo menos los medios», lamenta. Esas limitaciones le llevaron a buscar otras formas de documentar la tragedia.

«Me planteé contar otra parte importante de la realidad y de las consecuencias de la erupción, la económica. Más del 50% del PIB de la Isla procede del cultivo del plátano», explica. Una finca de Tazarcorte se convirtió en el escenario de unas de las imágenes que más ha marcado la crónica aún sin final del volcán de Cumbre Vieja. «Fue portada en algunos medios pero fue a los dos o tres días cuando empecé a recibir llamadas».

La impactante fotografía, que representa la tragedia de todo un sector económico y el valiente esfuerzo de los trabajadores palmeros, se convirtió rápidamente en tendencia en todas las redes sociales. El periódico El País colocó a Yulian –a su historia personal y su fotografía– como protagonista de uno de sus reportajes. Desde ese momento, ni fotógrafo ni fotografiado han dejado aún de conceder entrevistas. La imagen llegó también a la televisión de la mano de Gran Wyoming, que la mostró en El Intermedio. El autor consiguió así llamar la atención sobre la situación del plátano palmero, cuyo consumo sigue siendo objeto de campañas de apoyo y ayuda.

Kike Rincón

Kike Rincón

Kike Rincón (Madrid, 1981) es licenciado en Historia y técnico superior de Imagen. Fue jefe de Fotografía en madridiario.es durante doce años y ha publicado en numerosas cabeceras nacionales e internacionales. Desde hace meses es colaborador de la agencia Europa Press en su sección de actualidad. Trabaja habitualmente con una Canon 5D Mark IV y no duda en asegurar que la erupción de La Palma es una de las «experiencias profesionales más impactantes de mi vida». Ayer abandonó la Isla después de dos estancias consecutivas para cubrir el fenómeno volcánico y no tardará en volver para continuar con su trabajo. Además, adelanta que tiene previsto grabar un documental donde los protagonistas serán los afectados. «Estoy iniciando la preproducción», aclara.

Compartir el artículo

stats