Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ERUPCIÓN EN LA PALMA
Alfonso Cavallé Cruz Decano del Colegio Notarial de Canarias

«Ayudamos a los afectados del volcán de La Palma a formalizar la documentación»

«Vamos a hacer una radiografía jurídica y económica de las zonas cubiertas por la lava del volcán», asegura el decano del Colegio Notarial de Canarias

El notario Alfonso Cavallé, en La Palma. LUIS G. MORERA/EFE

Con el apoyo del Consejo General del Notariado y de las administraciones, los notarios han querido colaborar y han abierto tres oficinas en Los Llanos, El Paso y Tazacorte para ofrecer apoyo legal a los damnificados. El decano del Colegio Notarial de Canarias, Alfonso Cavallé, es uno de los primeros voluntarios.

Ustedes están haciendo un voluntariado notarial en La Palma. De hecho, han empezado con esta iniciativa solidaria José Alberto Marín, presidente de los Notarios de Cataluña, Francisco Cantos, presidente de los de Valencia y usted, de Canarias, y palmero de nacimiento. ¿Cuáles son los principales problemas que se han encontrado?

Los problemas son muy variados, por ejemplo, aquellas personas que carecen de documentación que justifique cuáles eran sus derechos. También son abundantes los supuestos de fincas compartidas de familiares en las que se han realizado construcciones sobre el terreno de los padres y que tampoco han sido objeto de una formalización. En todos vamos a intentar solucionarles el problema, especialmente a todas aquellas personas que no tengan documentación, a fin de que puedan justificar cuáles eran sus derechos. Respecto a los que tienen documentación también vamos a permitir, a través de actas de notoriedad, que justifiquen cuál era el estado real de las fincas en ese momento, así, por ejemplo, algunos han hecho edificaciones que todavía no las habían declarado, y lo que vamos a dejar constancia es de la existencia de las mismas y de las características que tenían. Y luego también hay aspectos muy importantes: no es lo mismo tener un local de negocio vacío o un negocio en producción, el valor no es el mismo.

¿Hasta que ustedes no valoren o certifiquen esas propiedades no cobran las ayudas?

Hay muchos tipos de ayudas, como son las ayudas directas, que más bien atienden a la emergencia, a la persona, pero luego también hay otras ayudas e indemnizaciones que atienden más a la propiedad. Pensemos, por ejemplo, qué pasaría cuando se expropiase. Tendrían que dar un dinero por la expropiación de los bienes que han quedado debajo de la lava, pero no se lo pueden dar a cualquiera, sino a aquellas personas que tengan derechos sobre la propiedad,

Es decir, ¿van a expropiar todos los terrenos ocupados por la lava?

En mi opinión es la solución más realista, pero ha de ser por el valor real. Y si queremos una solución que sea justa, rápida y que sea social no va a quedar más remedio que actuar en una expropiación del terreno por su valor real. Y la administración debería ser el Estado porque es el que más medios tiene. Y con la Comunidad Autónoma, los cabildos y los ayuntamientos deberán fijar los distintos usos que se dará a estos terrenos: agrícola, habitacional o protegido. Lo que además se tendrá que hacer es recalificar algunos terrenos para que se pueda construir, y, el que quiera, pueda invertir el dinero que venga de la expropiación en otro inmueble cerca de dónde vivían anteriormente. Todo esto exigirá justificar quién es titular de

cualquier derecho, a fin de que cualquier indemnización o cualquier justiprecio no tarde en recibirse.

La idea es facilitarle a todos los ciudadanos una documentación adecuada para que puedan acceder rápidamente a cualquier ayuda que esté vinculada con el terreno, con la propiedad. Hay valores patrimoniales que afectan no solamente a la vivienda sino que también afectan al trabajo, al medio de vida de muchas de estas personas, y ahora ha desaparecido. Lo vemos en todos los que se dedicaban a la agricultura con las fincas que desaparecen, y que no solamente afecta al propietario de la finca sino también al asalariado. ¿Qué pasa con la gente que trabajaba en la finca y que no eran los dueños? Hay que generar en el futuro algún tipo de actividad que vuelva a regenerar la economía. Por eso, con este tipo de medidas como pueden ser, por ejemplo, el dinero recibido en las ayudas y las expropiaciones, en mi opinión se deben orientar a que se reinviertan en La Palma, y para eso también van a hacer falta que se adopten medidas fiscales que faciliten que esa reinversión sea en la Isla. Medidas como pueden ser no grabar las adquisiciones o construcciones, y establecer otras medidas fiscales en el Impuesto sobre la Renta, en el Impuesto sobre Sociedades durante algún periodo de tiempo que motive al ciudadano a quedarse.

¿Cómo se demuestra la titularidad cuando se han perdido los papeles o no los tenían?

La documentación notarial tiene sus herramientas, como el acta de notoriedad en la que se pueda justificar hechos con testigos, documentos, informes, fotografías, recibos, entre otras pruebas de todo tipo. En el acta de notoriedad, el notario declara notorio ciertos hechos de los que se derivan derechos sobre la finca o que la finca tenía esas características. Lo que está pasando en La Palma es una situación de emergencia y singular, ya que en realidad es como si las propiedades hubieran desaparecido. Ahora mismo la finca es de imposible acceso, y en este momento ejercer los derechos sobre la misma, como por ejemplo construir, es en realidad una fantasía. Ahora lo relevante es dejar constancia de lo que se tenía y cómo era el inmueble. No es lo mismo una finca que documentalmente se adquirió como un erial, a tenerlos sobre una finca que posteriormente haya sido cultivada, plantada, que tenga plátanos, que tenga tanques o cuartos aperos, es decir, todo eso hay que tenerlo en cuenta y cambia mucho lo que es el valor de la finca.

¿Ustedes fijan el valor?

No. Nosotros no fijamos el valor ni podemos hacerlo. Eso será competencia de otros profesionales y administraciones. Nosotros lo que documentamos es lo que había e intentamos dejar constancia de lo que existía en ese momento, quiénes eran los propietarios, quién tenía el usufructo, si había un medianero, es decir, una serie de cuestiones que son todas relevantes como, por ejemplo, si era una comunidad de bienes porque habían varios herederos que tenían derecho sobre esa finca. Pensemos en un caso muy típico que se está dando muchísimo que es un trozo de terreno en el que los padres y sus hijos han hecho sus casas.

También tienen muchos casos de hijuelas.

Las hijuelas es un término popular, en relación con las herencias que no se formalizan en documentos oficiales y se quedan en documentos privados. La documentación pública, escritura e inscripción es como el seguro de una casa, que si no lo tienes solo se echa de menos cuando tienes el siniestro. Con la documentación pasa lo mismo, el día que la necesitas de verdad es cuando la gente se echa las manos a la cabeza. Aquí lo que estamos intentando y lo vamos a lograr es que todos tengan su documento y esto beneficiará a toda la ciudadanía.

¿Exactamente qué es lo que están haciendo?

Lo más que se está haciendo es el acta de notoriedad, que es un documento notarial donde el notario deja constancia de la existencia de un hecho y unos derechos. Ahora mismo lo que se está dejando es constancia de estos casos, de una persona, por ejemplo, que tenía una finca y que sobre esa propiedad existía una vivienda que había hecho él, otra vivienda que su hijo hizo, y otra vivienda que hizo una hija y que, a su vez, las viviendas que hicieron el hijo y la hija las realizaron cada uno de ellos con sus respectivos matrimonios con cargo a sus gananciales. Con eso ya hemos definido cuál es la situación de hecho. Si esto no se hace se formaría un lío de tal calibre que podrían tardar años en determinar las ayudas e indemnizaciones a los interesados, y si tienen todo esto bien acotado, bien reglado, se agilizan muchísimos todos estos procedimientos, porque la idea es que sea algo ágil, eficaz y y transparente.

¿Esto es independientemente de que sean fincas legales o ilegales?

Es que ahora mismo lo de legal o ilegal es un tema del pasado. El inmueble ahora mismo ya no existe. Piense que también muchas de estas casas que se construyeron sin licencia han prescrito de cualquier infracción urbanística. Los casos de edificar en suelo ajeno no son habituales, lo que sí es habitual es edificar en el suelo de los padres, con permiso de los padres, eso sí. Y para hacer el acta de notoriedad hace falta primero la declaración del titular, luego los testigos y las pruebas que tengan que pueden ser documentos, pueden ser recibos de la luz, pago de contribuciones, pueden ser veinte mil cosas, pero, sobre todo, tenemos el tema de los testigos y luego también se publican unos edictos en los ayuntamientos con un plazo de 20 días, para cualquier persona que tenga que hacer una alegación o no esté de acuerdo con lo que se está diciendo pueda comparecer en la Notaría y declarar lo que considere que afecta sus derechos evidentemente.

¿Cuántas personas han atendido?

Pues mire, nosotros empezamos el 2 de noviembre y abrimos las notarías en los tres ayuntamientos afectados: Los llanos, Tazacorte y El Paso. Hemos contado con la colaboración de las administraciones para ello y hemos atendido a cientos de personas.

¿Cuánto tardan en resolver los expedientes?

Depende de lo que tarden los interesados en aportar las pruebas solicitadas. Y sobre eso declaran el interesado y los testigos, Nosotros valoramos las pruebas aportadas y una vez que se aprecian publicamos el edicto para las alegaciones. Y entre todo calculo que puede tardar un mes.

O sea, su intención es legalizar lo más rápido posible todo lo que ha quedado sepultado.

Sí, nosotros vamos a hacer una radiografía de la situación jurídica y económica de las zonas cubiertas por la lava, para que los damnificados puedan acceder a las ayudas tengan o no papeles. Si no tenían documentos para eso estamos, e incluso los que antes contaban con escrituras que no tenían actualizadas, las actualizamos , porque de lo que se trata es de hacer las cosas más fáciles a los ciudadanos y a la administración. He leído que también intermedian en cuestiones de seguros.Sí. Tenemos incluso la posibilidad de la mediación y varios colegios notariales que tienen fundaciones que están colaborando con nosotros cuando surge un conflicto, como por ejemplo entre una entidad financiera con una compañía aseguradora y un afectado.¿Cuánto tiempo van a estar en La Palma?Hasta que terminemos de resolver el problema al último ciudadano. Los notarios se lo están tomando con mucha ilusión. Tenemos bastantes notarios voluntarios. Los tres primeros hemos estado 15 días con la idea de dejarlo todo preparado para que vengan los demás y mantener un poco de criterio y unos protocolos de actuación y, a partir de ahora, la idea es que cada semana se establezca un relevo. En cola, que han confirmado que van a venir, tenemos más de 60 notarios esperando a que les toque el turno.

Compartir el artículo

stats