Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ERUPCIÓN EN LA PALMA

La bajada del tremor del volcán de La Palma, los sismos y el azufre insuflan esperanza

El Pevolca subraya la mejora de todos los parámetros | «Los signos son positivos; si sigue este camino, iremos bien», dice López

Directo | Los científicos aprecian "signos positivos" que podrían anticipar el fin de la erupción

Directo | Los científicos aprecian "signos positivos" que podrían anticipar el fin de la erupción

Para ver este vídeo suscríbete a eldia.es o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Directo | Los científicos aprecian "signos positivos" que podrían anticipar el fin de la erupción Alberto Castellano

Había un detalle en las imágenes captadas por los drones que en la tarde de ayer sobrevolaban la urbanización del Corazoncillo que resaltaba del resto: en medio de un campo tiznado por la ceniza, de repente, volvía a aparecer el color. El color de los tejados y las paredes de los chalets de esta localidad, la más cercana al volcán de La Palma de las que aún quedan en pie, que puede ser un augurio de que, quizás, después de mes y medio el final quede cerca; de que en la Isla pronto volverán a brotar otros tonos que contrasten con el negro. Más allá de apreciaciones, otros indicios de esa mejoría son los parámetros de la erupción: el tremor -el ruido del magma cuando asciende por los conductos-, los terremotos y los gases que expulsan las diferentes bocas presentan una tendencia a la baja durante los últimos días. La directora del Observatorio Geofísico Nacional, Carmen López, reconoció que, «desde luego», son «signos positivos, no hay duda». Pero, siempre hay un pero, «se tienen que acentuar estas tendencias» porque aún hay valores muy altos.

El indicador que más se sale de los registros normales es el de dióxido de azufre. Los sensores ópticos recogieron el pasado martes que en el penacho se habían emitido 9.600 toneladas, un valor que, como señaló López, «todavía es muy alto» ya que debe situarse en torno a 100 para empezar a hablar de la fase última de la erupción. Pese a ello, aportaba otro dato que lleva a la esperanza de un posible final a medio-largo plazo: «Este descenso se ve apoyado por la evolución temporal de las estimaciones recogidas por satélites, que muestran también una tendencia descendente». No obstante, la cifra recogida antes de ayer supone hasta cinco veces menos que la del domingo, 31 de octubre, cuando se superaron las 50.000 toneladas.

El Pevolca volvió a informar ayer de los datos del Catastro sobre las edificaciones destruidas. Hasta el momento hay 1.443, que suponen 150 más que los aportados el pasado jueves.

decoration

Otro de los parámetros que se sigue con atención para intentar prever la etapa en la que se encuentra el volcán es el tremor, que en la tarde del martes de repente tuvo un descenso «abrupto», como lo calificó el sismólogo del Instituto Geográfico Nacional (IGN) Itahiza Domínguez en su cuenta de Twitter. La directora del Observatorio Geofísico Nacional indicó a este respecto que está en niveles del pasado 24 de octubre, pero, siempre hay un pero, «tiene que bajar más» hasta llegar al episodio ocurrido del 27 de septiembre. Entonces la erupción paró para sorpresa de todos durante unas horas para después retomar la actividad con virulencia. «Estamos muy lejos de esos niveles», reseñó en la habitual rueda de prensa en la que el comité científico del Pevolca informa de las últimas novedades.

Y quedaba la actividad sísmica, que durante la última semana continúa con una tendencia a la baja después de que en los días 24 y 25 de octubre se acumulara más de medio millar de temblores. Desde entonces, esta cifra ha ido en descenso hasta registrarse en los últimos siete días un millar de sismos, con cerca de 120 el pasado martes y ayer, entre las 00.00 y las 20.00 horas, se alcanzaran los 102. «Son buenos signos», volvió a apuntar Carmen López, quién añadió otra vez un pero a estos datos positivos: «Tienen que disminuir las magnitudes tan altas que estamos teniendo [ayer se detectó uno de 5 grados que se sintió en toda La Palma, La Gomera y Tenerife] y las frecuencias de estos terremotos». En cualquier caso, la científica recalcó que «si sigue este camino, iremos bien». Unas declaraciones que han supuesto una de las mejores noticias que han recibido los palmeros durante los últimos 46 días. Sin embargo, los científicos mantienen la prudencia porque, como reseña López en cada valor que hace público, aún el dióxido de azufre, el tremor y la sismicidad siguen estando en muy altos para atisbar un final cercano.

El plátano es uno de los sectores más afectados por el volcán. En los primeros 44 días de erupción se han visto sepultadas 158 hectáreas de plataneras, 59 de viñas y 24 de aguacateros.

decoration

Las noticias positivas no llegaron únicamente desde el comportamiento que está mostrando el volcán de Cumbre Vieja en los últimos días. También se dieron al informar de los avances de las diferentes coladas, que, según reseñó el director técnico del Pevolca, Rubén Fernández, apenas habían avanzado durante las últimas 24 horas. La única novedad llegaba desde la colada número 11, que había avanzado 50 metros para después pararse. Esto supuso un día más de ventaja para los recursos de emergencias, que temen que tarde o temprano esta lengua avance otros 100 metros más para así sepultar un tramo de la carretera LP-211 (Todoque - Las Manchas) que invalide el Camino Marta, que se utiliza actualmente en sentido subida desde Puerto Naos. Esta posibilidad complicaría de forma notable los accesos a esta localidad turística de Los Llanos de Aridane. Fernández declaró que el tráfico por este punto está «restringido» por «motivos de seguridad» ante la cercanía de la colada. Y adelantó que esperan que en un plazo de una o dos semanas terminen los trabajos de mejora del estrecho camino que sale del Club de Tenis Valle Aridane, de un solo carril, que hasta ahora era usado en sentido bajada y que quedaría como única vía de acceso a Puerto Naos. «Va a poder dar salida y entrada a vehículos de gran tonelaje, sobre todo para dar asistencia a los agricultores de Puertos Naos, La Bombilla y El Remo, y permita los trabajos en las desaladoras», explicó el director técnico del Pevolca.

Las personas desalojadas que siguen en hoteles y centros sociosanitarios son 498, siete menos que el martes. 388 están en Fuencaliente, 67 en Los Llanos y 43 son dependientes.

decoration

Las comunicaciones aéreas, por otro lado, mejoraron durante la tarde de ayer con la llegada de los vientos alisios, que ayudaron a disipar la columna de cenizas que afectaba a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Esto no impidió que por la mañana no se operara ningún vuelo en el aeropuerto de La Palma, que comenzó a retomar la normalidad a partir de las 15.00 horas. Por su parte, en Tenerife Norte se volvió a operar este miércoles sin incidencias después de que en la segunda mitad del martes se registraran varias cancelaciones y desvíos por la presencia de arena volcánica. La previsión de cara a la jornada de hoy, según adelantó Rubén Fernández, es la presencia de lluvias, que podrán ser localmente moderadas, en la cara norte y este de La Palma, con un incremento en altura de la inversión térmica que también va a permitir un respiro para los habitantes del Valle de Aridane.

Y es que el penacho tendrá la oportunidad de volver a crecer en altura, a diferencia de los últimos días cuando la inversión estaba en los 800 metros que hacían de parapeto. Esto, unido a la gran cantidad de ceniza que expulsaba el volcán, hizo que durante el lunes y el martes se recogieran altas concentraciones de partículas menores de 10 micras (PM10) en Los Llanos. La calidad del aire pasó entonces a «extremadamente desfavorables», con registros de hasta 250 micrómetros, cinco veces más de los 50 en los que se marca el límite de la calidad del aire como buena. Con el paso de las horas, la situación no ha cambiado de forma considerable puesto que durante toda la jornada de ayer el dióxido de azufre mostró un patrón de estabilidad en unos 200 micrómetros, que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) calificó de «muy desfavorable».

El Catastro señala que en Todoque fueron sepultadas otras 127 viviendas el pasado jueves

decoration

El Pevolca volvió a informar de los datos del Catastro sobre la destrucción de inmuebles, que recogían las viviendas que fueron sepultadas el pasado jueves en la zona de Todoque. Desde entonces, el número de edificios de uso residencial se incrementaron en 127 hasta 1.176, los agrícolas aumentaron en 11 hasta 147, de uso industrial 6 más y un total de 69, otros 4 de ocio y hostelería hasta 33, 13 de uso público (dos más) y 15 calificados como otros (uno más).

Compartir el artículo

stats