Las diferentes coladas del volcán de La Palma han entrado en un fase de "estabilidad y lentitud", incluso la que hasta ahora se estaba mostrando más activa y que se encuentra a unos 160 metros del mar, sin que esté previsto que llegue al agua a lo largo de este lunes.

La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, ha indicado que por el caudal y por la velocidad, apenas 2 metros por hora, de esta colada, que fue la que arrasó un supermercado en el barrio de La Laguna y ahora atraviesa una zona de plataneras, no es previsible una llegada inminente al mar.

En el caso de que esta colada llegue al mar, es posible que se tenga que confinar a los barrios situados más cerca de la misma, dejando de ser como lo es hasta ahora una recomendación, para adquirir un carácter obligatorio siempre que los niveles de gases en el aire hagan empeorar la calidad de éste.

El ancho de la colada ha alcanzado ya los 2,9 kilómetros y la columna de gases y cenizas ha alcanzado una altura de 4.000 metros.

La superficie de cultivos afectados es ya de 28,09 hectáreas, 25,55 hectáreas más que el último dato recabado. De ellas, 128,07 hectáreas son de platanera; 52,02 de viñedo y 16,09 hectáreas son de aguacateros. El resto están dedicadas a otros cultivos.

Un hecho que provocaría el confinamiento de más núcleos del municipio de Tazacorte que los que ya obligó la colada primigenia, la que atravesó Todoque y generó la fajana, ha apuntado el director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende.

Morcuende ha indicado que la otra colada que amenaza al centro de La Laguna, cuya población fue evacuada la semana pasada, está a unos 200-250 metros, pero la dirección que pudiera coger, porque ahora está prácticamente "parada", sería hacia el suroeste y se acabaría uniendo con la que más ha avanzado hacia el mar.

Ha subrayado también que se ha apreciado en las últimas horas "una clara pérdida de aportación" de lava a las coladas, que en vez de avanzar están aumentando en espesor. 

Además, la previsión de que la colada que rodea la montaña de La Laguna por el suroeste pudiera llegar al municipio de Tazacorte ha obligado a la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias a suspender, a partir de mañana, la actividad presencial en el CEO Juan XXIII y en el CEIP El Puerto, por lo que las clases continuarán de forma online.

Así lo ha anunciado Morcuende, quien ha destacado que la actividad escolar, que se ha retomado en el día de hoy en los municipios afectados por la erupción, se ha desarrollado "con absoluta normalidad" pero, en previsión de que pudiera llegar la colada, se ha tomado esta decisión en los centros de Tazacorte.

Los responsables del Pevolca han comparecido a primeras horas de la tarde de este lunes para explicar las últimas novedades sobre la erupción del volcán.

Si quiere volver a ver la rueda de prensa, pinche en el siguiente vídeo: