Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ERUPCIÓN EN LA PALMA

«El miedo es que nuestros muertos se nos mueran por segunda vez»

«El miedo es que nuestros muertos se nos mueran por segunda vez» ARTURO RODRÍGUEZ

Uno de los mayores temores de los vecinos y vecinas de los barrios desalojados de La Laguna o de Todoque, en Los Llanos de Aridane, es que una de las coladas activas alcance finalmente al cementerio de Las Manchas, que permanece aislado e inaccesible como consecuencia del volcán desde finales de septiembre.

Así lo manifestó una vecina de Todoque desalojada y realojada en La Laguna en la segunda semana de erupción, y desalojada y realojada en Tazacorte esta semana. «A mí la lava ya me entuyó la casa, aunque me dio tiempo de sacar los recuerdos familiares y algunos muebles», cuenta esta vecina que, además, se encontraba en proceso de mudanza y todavía almacenaba una parte de su viejo mobiliario en casa de su hermana. «Pero a mí me angustia pensar que pueda llegar al cementerio de Las Manchas, donde está enterrada toda mi familia e íbamos todas las semanas a ponerles flores», explica.

«Ya es duro llevar semanas sin ir y saber que está abandonado a la suerte del volcán», añade. «Pero si al final la lava se entuyese el cementerio, para nosotros sería como si nuestros muertos se nos muriesen por segunda vez, y eso es muy duro».

Compartir el artículo

stats