Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Erupción en La Palma | Una oportunidad para el conocimiento

La ciencia universitaria se une a la vigilia del volcán de La Palma

La dos instituciones académicas canarias contribuyen con sus conocimientos a la comprensión del volcán en erupción

Nuevo derrumbe en el flanco norte del volcán de La Palma El Día

Las dos universidades canarias se han unido a la particular vigilia que el volcán lleva imponiendo a todos los organismos científicos desde hace más de 20 días. Los investigadores de la Universidad de La Laguna y la de Las Palmas de Gran Canaria intentan compatibilizar la docencia e investigación rutinaria con horas detrás de la pantalla de un ordenador para estudiar o un microscopio para hallar esa pieza clave que dé con las respuestas más adecuadas a los procesos volcánicos, geológicos, ecológicos o los riesgos asociados al volcán de Cumbre Vieja, o con fugaces escapadas a la isla de La Palma para coger muestras o instalar aparataje. El objetivo es poner a disposición de las autoridades sus conocimientos para entender la evolución presente y futura de la erupción e, incluso, con la vista puesta en poder descifrar mejor el pasado. 

De forma individual o en grupo. Los investigadores de las universidades están tratando de poner su granito de arena, a veces, incluso, a la sombra del resto de centros y a veces con tecnologías mucho más modestas. Además, las universidades también forman parte del Comité Científico del Pevolca, a través de la representación de los geólogos Ramón Casillas (ULL) y Francisco Pérez (ULPGC), quienes no solo asisten a las reuniones periódicas sino que también tratan de compartir los datos que van recabando con el resto de científicos. En la ULGPC, además, cuentan con una comisión creada especialmente para gestionar esta crisis volcánica. En ella se han integrado todos los científicos que están recogiendo muestras y obteniendo resultados sobre características del volcán para ponerlas en común y, posteriormente, comentarlas en el seno del Comité Científico para seguir enriqueciendo el conocimiento del volcán. 

Cátedra de Riesgos. Greografía de la ULL

Cátedra de Riesgos. Geografía de la ULL

Las aportaciones de los geógrafos de la Cátedra de Reducción de Riesgos de Desastres y Ciudades Resilientes de la Universidad de La Laguna (ULL) a esta crisis volcánica han sido varias. Estos profesionales han logrado prever por qué camino se decantaría la colada de lava, han ayudado al Cabildo de La Palma a redactar su Plan de Actuación Insular frente al Riesgo Volcánico (PAIV) y están realizando una labor complementaria de divulgación en redes sociales de algunos aspectos vinculados a la erupción. Para realizar las predicciones, el grupo ha hecho uso de un programa concreto con el que han podido adelantarse al recorrido que iba a tomar la colada de lava horas antes de que lo hiciera. Esta información ha sido determinante para ayudar a los servicios de Emergencias y de Protección Civil a situar los lugares más vulnerables dentro del barrio de Todoque. Además, el grupo de investigación cuenta con estudios previos sobre el riesgo volcánico de La Palma, realizados por la investigadora predoctoral, Nerea Martín, en el que analizaba los distintos riesgos asociados a una erupción en el entorno de Cumbre Vieja. En esa misma investigación, la científica advertía que la zona por la que está discurriendo en estos momentos la lava del volcán de Cumbre Vieja tendría un nivel de afectación medio, dado que no «solo se vería afectada una parte de la población, sino que también lo estarían las zonas consideradas como motor económico de la isla», tal y como ha ocurrido. 

Carmen Romero. Geógrafa de la ULL

Carmen Romero. Geógrafa de la ULL

Carmen Romero. Geógrafa de la ULL

Carmen Romero es geógrafa, pero también ha estudiado de cerca la historia del vulcanismo de canarias. Sus investigaciones versan sobre el pasado de Canarias y el análisis de las crónicas históricas volcánicas. Pero su contribución al conocimiento sobre cómo se puede comportar el volcán de La Palma, no es la única aportación de esta científica. Romero ha pasado varias semanas en La Palma junto a sus compañeros del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) con los que está estudiando la geomorfología volcánica. Su trabajo comenzó mucho antes de la erupción, cuando todavía se calificaba esta crisis de sísmica. «Nos encontrábamos en la zona midiendo los desprendimientos asociados a la actividad sísmica», señala Romero. Con la información que obtenga del seguimiento del volcán, la investigadora considera que se podrán «reinterpretar» y «confirmar» algunas cuestiones de vulcanismo histórico que hasta el momento era difícil de ratificar. 

Grupo OfyGa. Geofísica de la ULPGC

Grupo OfyGa. Geofísica de la ULPGC

Grupo OfyGa. Geofísica de la ULPGC

El grupo de Oceanografía Física y Geofísica Aplicada de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria está haciendo varios estudios del terreno tanto en tierra como en el mar con el objetivo de proporcionar información al Comité Científico del Pevolca. El coordinador del grupo Ángel Rodríguez, explica que en tierra se está midiendo la deformación del terreno así como la aceleración del suelo en distintos lugares de la isla. Esto último permitirá saber qué lugares son más propensos a sentir los seísmos. En relación a la deformación del terreno, el equipo trata de expandir al máximo la red de vigilancia, ubicando nuevos GPS donde no tienen ni el Instituto Geográfico Nacional (IGN) ni el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan). En el mar, su trabajo consistirá en conocer los cambios físicos que la llegada de la lava ha provocado en el mar, para ello, además, estos investigadores colaboran con la Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan).

Francisco Torrado. Vulcanólogo de la ULPGC

Francisco Torrado. Vulcanólogo de la ULPGC

Francisco Pérez Torrado. Vulcanólogo de la ULPGC

El vulcanólogo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Francisco Torrado, está colaborando con centros de investigación nacionales e internacionales en análisis de los piroclastos que están surgiendo del volcán. El investigador está recogiendo cenizas para después realizarles un lixiviado -pasarlo por agua destilada- y así conocer los elementos químicos disueltos en ella. «De esta manera conoceremos qué efectos pueden tener en la salud de las personas y los animales al inhalarlos», recalca Torrado. A su vez está pensando en hacer estudios a futuro del origen del magma para lo que está también recogiendo muestras cercanas al volcán. Con esta información, largo plazo, se podrá tener información más pormenorizada de cómo es el vulcanismo en Canarias, lo que ayudará a futuras crisis, aunque no a la actual porque «esto último conlleva un tiempo largo de procesado en el laboratorio», como admite Torrado. El investigador es el representante de la ULPGC en el Comité Científico del Pevolca.

Grupo EcoMar. Biología Marina de la ULL

Grupo EcoMar. Biología Marina de la ULL

Grupo EcoMar. Biología Marina de la ULL

El grupo de Ecología Marina de la Universidad de La Laguna está poniendo su granito de arena en el estudio y evaluación de las especies que vivían en la zona de la colada de lava y aquellas que colonizarán la nueva zona rocosa una vez la erupción cese. Según el investigador principal, José Carlos Hernández, esta nueva plataforma marina va a crear un sistema rocoso, susceptible de ser muy rico en biodiversidad en el futuro, en un lugar donde hasta ahora «no había nada». Como ilustra Hernández, en esa zona tan solo había «arenas basálticas» que albergaban muy poca vida, debido a que la única fauna era aquella con la capacidad de sobrevivir escondida entre la arena. «La fajana o delta de lava va a generar un nuevo hábitat y nos dará información sobre cómo se colonizan los sustratos», sentencia Hernández. Asimismo, se podrá ver de primera mano la resiliencia de algunas especies a los cambios bruscos en su hábitat. 

Ramón Casillas. Geólogo de la ULL

Ramón Casillas. Geólogo de la ULL

Ramón Casillas. Geólogo de la ULL 

Ramón Casillas está trabajando en primera línea en La Palma, donde se ha desplazado de manera extraordinaria hasta que acabe la crisis, dado que forma parte del comité científico del Pevolca. El geólogo de la Universidad de La Laguna realiza diariamente una inspección visual del volcán, poniendo especial atención en la evolución de las coladas y la posible apertura de fisuras, entre otras observaciones. Además, y en colaboración con especialistas del Instituto de Ciencias de la Tierra de Orleans, analiza la composición química de las coladas de lava, utilizando para ello un equipo de fluorescencia de rayos X portátil que facilita resultados inmediatos. Con esta información puede conocer cómo evoluciona el magma que emana del volcán aunque, siempre lo hace contrastando la información con otros datos (sismológicos, geódesicos y geoquímicos) para así poder dictaminar cuál es la situación actual del proceso eruptivo. 

Grupo Quima. Química marina de la ULPGC

Grupo Quima. Química marina de la ULPGC

Grupo Quima. Química marina de la ULPGC

El grupo de química marina de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, en el que se encuentran los investigadores Magdalena Santana y Melchor González, están realizando estudios in situ para diagnosticar cuánto dióxido de carbono está emitiendo el sistema volcánico al agua de mar y de ahí comprobar si se están produciendo variaciones en este medio debido a la interacción lava y agua de mar. También han medido la presión que ejerce el dióxido disuelto, alcalinidad, concentración de carbono inorgánico y pH de la zona cercana a la colada de lava antes y después, para conocer cómo ha cambiado en este tiempo el entorno. Las medidas que están tomando se están utilizando únicamente para informar al Comité Científico del Pevolca, pues como destaca Santana, «en estos momentos, lo importante es aportar conocimiento e información para que los gestores de este proceso puedan tomar decisiones». 

Compartir el artículo

stats