Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ERUPCIÓN EN LA PALMA | La situación de las propiedades inmobiliarias y el turismo
Francisco de Asís Palacios Criado Registrador de la propiedad y mercantil de La Palma

Francisco de Asís Palacios Criado: «Los certificados registrales son gratuitos y se entregan sobre la marcha a los afectados por el volcán de La Palma”

«Los afectados pueden ser compensados con dinero o con una nueva vivienda», indica el registrador de la propiedad y mercantil de La Palma

El registrador de la Propiedad Francisco Palacios Criado. E. D.

El registrador de la Propiedad y Mercantil de La Palma, Francisco de Asís Palacios, explica que la prueba más fehaciente para demostrar la titularidad de una vivienda, un terreno o una finca agropecuaria arrasados por la lava es el certificado registral. Hasta mediodía de ayer había entregado 17 de estos documentos, sin contar los solicitados por el Consorcio de Seguros. Una persona de su oficina está dedicada en exclusiva a dicha labor.

Una vez que centenares de propietarios de viviendas, terrenos o fincas agrarias situadas en los municipios del Valle de Aridane han perdido sus propiedades por el paso catastrófico de las coladas de lava, ¿qué pueden hacer?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el titular de la finca afectada, el terreno o la vivienda debe estar tranquilo, puesto que la sigue teniendo. Y lo que debe aclarar es si esa titularidad la puede obtener o demostrar con una escritura pública o privada, con una certificación del Registro de la Propiedad o, en su caso, con los llamados indicios racionales o pruebas menores, es decir, mediante la presentación de los recibos del suministro eléctrico, el abastecimiento de agua, el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) rústico o urbano, así como el recibo de la basura. A través de estas vías se puede conocer el titular de cualquiera de las propiedades afectadas por el volcán y demostrarlo ante las administraciones públicas implicadas en los diferentes trámites y procesos que vendrán a partir de ahora.

Desde su punto de vista, ¿cuál es la prueba más efectiva para afrontar situaciones de estas características?

De todas las mencionadas, la prueba más efectiva es la certificación registral. Hay que tener en cuenta que, debido a la premura con la que muchas familias tuvieron que abandonar sus domicilios ante la emergencia, algunas no tuvieron tiempo de coger la documentación necesaria. Puede que la llevaran consigo o puede que no.

¿Y en qué les beneficia que tengan un certificado registral de su propiedad inmobiliaria?

En el Registro de la Propiedad existe una memoria registral de cada finca, siempre y cuando haya efectuado dicho trámite con anterioridad. Con este documento, los afectados por la erupción pueden acreditar de modo fehaciente la propiedad o titularidad sobre el terreno, vivienda o explotación agraria, tanto si es el propietario único, copropietario, nudopropietario –en aquellas propiedades que surgen de una desmembración de una mayor– o bien usufructuario. El Registro de la Propiedad mantiene intacta toda la información registral sobre los inmuebles afectados por la erupción del volcán de Cumbre Vieja. Con el fin de atender a los damnificados que no hayan podido recuperar los documentos que acrediten su titularidad u otros derechos sobre las fincas destruidas o dañadas, el Registro ofrece un servicio de certificación gratuito y rápido, de forma que los datos depositados en la mencionada entidad puedan ser aportados en futuras reclamaciones de indemnizaciones o ayudas, o bien para cualquier otra finalidad.

¿Y cuándo se puede acudir al Registro de la Propiedad para pedir un certificado sobre estos bienes inmuebles?

Desde que tenga algún derecho sobre una finca, la persona puede pedir la certificación registral, que se le facilitará de forma gratuita con el objetivo de que el ciudadano pueda demostrar que realmente su propiedad ha sido afectada por el paso de la colada de lava, tanto de forma directa como en los espacios limítrofes.

«Desde nuestra sede también ofrecemos acceso al geoportal a quienes no tienen ordenador»

decoration

Sin embargo, parece evidente que en el tipo de espacios por donde ha discurrido la lava hasta el mar y con un número tan elevado de propiedades arrasadas, los organismos competentes se van a encontrar con muchas situaciones diferentes respecto a cómo los dueños van a demostrar que esa casa, huerta, nave o invernadero era suyo, ¿no?

Esa labor requerirá una fase previa de investigación sobre la propiedad. Salvo las fincas inscritas en el Registro de la Propiedad, sobre las cuales no existirá duda alguna, se va a producir una gran casuística jurídica.

¿Puede concretar un poco más sobre esas diversas realidades jurídicas?

Sí. Por ejemplo, nos podemos encontrar ante personas que tengan escritura pública sobre la propiedad, pero que no figure inscrita en el Registro de la Propiedad. Otros ejemplos son los que poseen un mero documento privado que no se puede inscribir, así como aquellos ciudadanos que no tienen absolutamente nada que acredite que eran dueños del lugar en el que residían o donde cultivaban.

Y, en estos últimos casos, ¿a qué pueden recurrir? ¿A los recibos ya citados que cobran las administraciones municipales o empresas?

Sí. Se trata de documentos probatorios menores, a través de los que las instituciones pueden conocer algún rasgo o característica de la finca. En cualquier caso, los medios tecnológicos de los que se dispone actualmente, como fotos u ortofotos, pueden dar un estado aproximado de las construcciones que habían en un determinado territorio antes de la erupción del pasado 19 de septiembre. Pero no hay que olvidar que el medio que tiene más fuerza ante estos episodios inesperados es la certificación registral de la propiedad.

¿Y de qué manera se podrá compensar a aquellas familias que han perdido su domicilio y, a veces, hasta su medio de vida? Los expertos señalan que en ese lugar existirá un espacio natural protegido.

Ante estas circunstancias se establece un procedimiento administrativo similar a los sistemas de actuación urbanística, donde la posesión de una finca en el suelo previo a la erupción, gracias a las ayudas que establezca el Gobierno del Estado y el Consorcio de Seguros, en el supuesto caso de que la propiedad estuviera asegurada, dará lugar a lo que, de forma técnica, se denomina finca de resultado.

¿Y en qué consiste una finca de resultado?

Pues consiste en que el dueño de la propiedad puede recibir o bien una indemnización económica, o bien una compensación en especie; es decir, un realojamiento.

«El departamento del Catastro de Hacienda de Tenerife me ha ofrecido su colaboración»

decoration

¿Y de qué depende que se aplique uno u otro sistema de compensación?

Va a depender de lo que consideren los responsables de las administraciones públicas, que van a considerar el suelo que se ha perdido, sus condiciones de habitabilidad y si se disponía de cultivo, por ejemplo. Además, corresponderá a las citadas instituciones determinar qué se hace con el nuevo espacio generado por las coladas de lava.

Y, además, de ofrecer copias de los certificados catastrales de forma gratuita, ¿qué otros servicios puede prestar un registrador de la propiedad ante estas circunstancias?

Los Registradores de España han habilitado en su página de internet [www.registradores.org] un espacio en el que los afectados por el volcán de La Palma podrán conocer el alcance de la erupción sobre sus inmuebles. Y, en el caso de estar afectados, tienen opción a recibir información sobre sus derechos. La gente ha perdido sus viviendas o sus papeles, por ejemplo. Pero también pueden darse casos en que se hayan quedado sin ordenadores ni tabletas con los que poder acceder a internet para realizar las consultas apropiadas. Estos ciudadanos pueden pasarse por la Oficina del Registro de la Propiedad y el Registro Mercantil de Santa Cruz de La Palma para que consulten la documentación oportuna en nuestras instalaciones. A través del geoportal, los empleados o yo mismo, si dispongo de tiempo, los podremos ayudar, con independencia de que tengan registradas sus fincas o no. La sede se encuentra en la avenida de Los Indianos, en el número 20.

¿Hay personas que ya han acudido a sus dependencias para solicitar la certificación catastral?

Se está empezando a notar cierto movimiento en la solicitud de certificaciones registrales y, cada día, va a más. Algunas personas realizan primero la consulta por teléfono, otras lo hacen a través del correo electrónico y el resto viene por la oficina. Hasta el mediodía de hoy [por ayer para el lector] han sido solicitadas diez certificaciones correspondientes a un total de 17 fincas registrales afectadas. Y es que hay ciudadanos que piden una única certificación y otros que reclaman de varias propiedades. Entre esos vecinos figuran personas nacidas en la Isla, pero también extranjeros, entre ellos varios alemanes. En esas cifras de peticiones no están incluidas aquellas que han sido solicitadas por el Consorcio de Seguros de forma directa para compensar a parte de los damnificados.

¿Qué tipo de preguntas suelen hacer los afectados por teléfono?

Las consultas por teléfono que nos han hecho hasta ahora superan a las certificaciones entregadas y las preguntas tienen que ver con asegurarse de que el Registro es el sitio correcto para obtener tal documentación y para comprobar que se la vamos a dar o si está disponible.

¿Cuánto tiempo tienen que esperar?

La certificación se está dando sobre la marcha. El tiempo de respuesta es inmediato; los ciudadanos afectados por el volcán no tienen que esperar varios días. He puesto a una persona para esa labor de forma específica. Y, si fuera necesario, se pondrá a otra, porque no quiero que los damnificados tengan demora alguna. Mi intención es efectuar una estadística detallada de este proceso, con el objetivo de distinguir las solicitudes pedidas de las entregadas, las fincas afectadas directamente de las limítrofes, así como las hipotecadas de las no hipotecadas, por ejemplo. Y esos datos serán remitidos al Colegio de Registradores de la Propiedad.

¿Recuerda alguna anécdota de quienes han venido por sus instalaciones?

Acabo de entregar una certificación a una chica joven, que estaba llorando. Sus padres no estaban en condiciones de venir y ha sido ella la que ha recogido el papel.

«Es una situación de extraordinaria necesidad, donde hay que recurrir a lo más práctico»

decoration

A algunas personas les resultará complicado pasar de vivir en el campo, en una casa terrera, a residir en un piso de una comunidad más o menos grande...

Mi asesoramiento solo puede aplicarse a cuestiones registrales, aunque se puede teorizar. A estas personas, en primer lugar, se les tiene que ofrecer tranquilidad. Después, deben intentar acreditar la propiedad de la finca perdida. Las inquietudes sobre el tipo de lugar en el que van a vivir deben plantearlas a la autoridad competente. Pero hay que recordar que estamos en una situación de extraordinaria necesidad, donde hay que recurrir a lo más práctico e inmediato. Es decir, que los afectados deben conformarse con lo que se les dé por parte de la administración, con independencia de lo que quieran plantear en el futuro. Y también están aquellos agricultores que han perdido su medio de vida. En este caso, también es la autoridad la que debe abordar dicha casuística desde el punto de vista legal, a través de un Real Decreto Ley o una Disposición, para que los afectados no se vean completamente desprotegidos, en función del tipo de actividad económica que tenían.

¿Se han puesto en contacto con usted autoridades para realizar algún tipo de convenio o acción conjunta?

A día de hoy se ha puesto en contacto conmigo la responsable del departamento de Catastro del Ministerio de Hacienda desde Santa Cruz de Tenerife. Lo hizo desde el segundo día de la erupción, con el objetivo de que, si había algún problema con la información o la localización de alguna referencia catastral en el parcelario, me pusiera en contacto directo con ella para poder obtenerla. Por mi parte, para que sepan que pueden contar conmigo desde el primer momento, me he dirigido al presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata; el consejero de Justicia del Gobierno de Canarias, Julio Pérez; el delegado del Gobierno en el Archipiélago, Anselmo Pestana; la directora insular del Gobierno, Ana María de León, así como a Miguel Ángel Morcuende.

Ponencias en otros países

Francisco de Asís Palacios Criado, a través del Colegio de Registradores de la Propiedad, ha colaborado con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y ha hablado de la situación de las propiedades inmobiliarias tras catástrofes en diferentes países de Iberoamérica. Por ejemplo, estuvo en la República Dominicana dos meses después del terremoto de Haití para disertar sobre cómo se puede llevar a cabo la recuperación documental de los títulos de propiedad tras un movimiento sísmico muy fuerte y si era oportuno celebrar tal acto en Santo Domingo. También ha acudido a lugares como Antigua (Guatemala), Cartagena de Indias (Colombia), Montevideo (Uruguay) o Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) para tratar de varios asuntos, como el protocolo de actuación registral después de una catástrofe. Ha escrito un libro, junto a otros autores, publicado por la editorial brasileña Saraiba, sobre el registro de la propiedad y el medio ambiente.

Compartir el artículo

stats