Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ERUPCIÓN EN LA PALMA

Tazacorte celebra San Miguel mientras la lava del volcán corre hacia el mar en La Palma

El volcán altera los actos por la onomástica de San Miguel en el municipio de Tazacorte

Un momento de la misa de ayer por el día del patrón de La Palma, San Miguel, en la iglesia de Tazacorte. | | R.P.

El volcán también alteró una de las celebraciones religiosas más importantes de La Palma. La Isla conmemoró la onomástica de San Miguel, su patrón, en Tazacorte, a solo mil metros de la lava.

Tazacorte celebró un 29 de septiembre muy diferente. La onomástica de San Miguel llegó por segundo año seguido en medio de la pandemia pero el pueblo estaba confinado por una razón distinta a la covid-19: la erupción del volcán de Tajogaite y la posible afección de los gases emitidos por la llegada de la lava al mar. Por eso, la celebración litúrgica apenas congregó a fieles, más cuando la lava está a solo un kilómetro del templo.

Como casi cualquier mañana en la Villa y Puerto de Tazacorte, el sol está presente en todo lo alto. Luce a pesar de la nube de gases que se sitúa en su cenit, aunque a poca distancia circule la lengua de lava que en este mismo municipio ha alcanzado el océano. Pero no es una jornada habitual. Sus vecinos han dejado las mejores galas en el armario. No han podido salir de sus casas para acercarse a este templo en el que se guarda el recuerdo y las reliquias de los Santos Mártires de Tazacorte. Apenas una treintena de fieles, sin ninguna autoridad insular ni militar y con tan solo tres concejales de la corporación local. Fue la asistencia a una celebración que en cualquier otra circunstancia hubiera supuesto un auténtico fluir de personas desde todos los puntos de la Isla.

Apenas acuden autoridades y fieles a la misa por la emergencia volcánica

El viento que se encarga de disipar la nube tóxica no ayudó, en este caso a que las habituales pamelas, que se hacen notar en esta festividad, lucieran con mayor esplendor. Solo las reinas de la fiesta de San Miguel, de la que sólo se pudo realizar esta gala, acuden dando un toque distinto de color y glamour. Laura, Mari Cruz y Jenifer se sitúan en la segunda fila, marcando la línea que separa a los políticos de los fieles.

Entre los parroquianos cunde la sensación de que «hoy no es igual a ningún otro día de San Miguel» y de que lo importante es «que toda la gente evacuada esté bien». En esa tertulia previa a entrar a la celebración litúrgica del mediodía también se lamentan de los daños ocasionados y del sufrimiento de quienes han perdido todo. «Por ellos venimos a pedirle a San Miguel». La iglesia sí ofrece sus mejores galas pese a todo. Los adornos florales con anturios blancos y rojos, característicos de este templo, anuncian que es una fecha de celebración.

Así ha sido la llegada de la lava al mar

Así ha sido la llegada de la lava al mar Agencia ATLAS / EP

Los párrocos de la comarca

Quienes sí estuvieron fueron los párrocos de toda la comarca del Valle de Aridane, entre ellos también Alberto Hernández, el sacerdote de Todoque, el pueblo arrasado por la lava. La celebración comenzó con la lectura, por parte del vicario general de la Isla, Ángel Luis Pérez, de un mensaje del obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, quien envió un saludo a todos los bagañetes y palmeros «que lleva en su corazón». Además, Pérez indicó que, en este día de San Miguel, «en el que el obispo no puede estar presente como era su deseo», pide al patrón de La Palma que «interceda ante Dios para que nos proteja y nos dé fuerzas para superar con fe y esperanza esta tribulación por la que estamos padeciendo».

Tras un recuerdo especial a las familias que han perdido todos sus bienes, manifestó que hace suyo el dolor y pide que no se pierda la cercanía con la sociedad. Además, también tuvo un recuerdo especial para quienes están trabajando en la emergencia desde distintos ámbitos como la protección civil y la investigación, así como para quienes han prestado su tiempo y dinero para a través de la solidaridad confortar a quienes más están sufriendo.

El encargado de la celebración fue Óscar Guerra, nuevo párroco de San Francisco de Asís en Santa Cruz de La Palma, quien recalcó la importancia de orar en «estos momentos dolorosos, pero también esperanzadores». En su homilía recalcó que la celebración de San Miguel «nos hace mirar a la realidad que todos, como peregrinos nos encaminamos por los senderos de la vida, que a veces son fáciles, y otras son tortuosos y difíciles, como son los de este momento histórico de la Isla».

El presidente del Cabildo de La Palma, que no pudo asistir, agradece las muestras de solidaridad

El sacerdote también incidió en que «en medio del desconcierto de esta situación, nos hemos querido reunir reconociendo que nuestro corazón está encogido», y alabando el trabajo de los «ángeles con presencia humana que estos días están ayudando a los más desfavorecidos», con el deseo que «estos tiempos sean luz y esperanza para nuestros hermanos».

Es esta misa cuando año tras año quien ocupa la Presidencia del Cabildo aprovecha para rogar y pedir al patrón por asuntos de la Isla. En este caso no se contó con la asistencia de Mariano Hernández Zapata, quien sí quiso lanzar un mensaje, a través de un vídeo, para conmemorar una onomástica que «este año toma un cariz especial», dijo. Ante la imposibilidad de acudir a esta tradicional cita por la gestión de la crisis volcánica, no quiso dejar de agradecer «a quien desde hace más de cinco siglos, los palmeros imploramos como protector de la Isla». El presidente palmero recalcó que la gente de la Isla «lucha» desde el domingo 19 «contra un volcán que destruye todo lo que alcanza», pero negándose a que pueda vencer a «la fuerza y las ganas de salir adelante que siempre han caracterizado a los hijos de La Palma».

Lamentó Mariano Hernández Zapata que, de nuevo, este año ha tocado celebrar San Miguel «bregando con una pandemia que no nos ha dejado del todo y absorbidos por un volcán que no nos da tregua». Ante las circunstancias que le impiden estar presentes en Tazacote, se decidió por este mensaje multimedia en el que también dio las gracias, «principalmente porque pese a la catástrofe que estamos viviendo no tenemos que lamentar víctimas mortales». Ahora, dijo, «nuestro pensamiento y petición está, más que nunca, cerca de aquellos que han perdido todo, los que han visto que bajo la lava están sepultadas sus casas, sus recuerdos y su barrio, es decir, todas sus vidas».

IGN Canarias: “Aunque esta colada activa ha llegado al mar, el proceso eruptivo continúa”

IGN Canarias: “Aunque esta colada activa ha llegado al mar, el proceso eruptivo continúa” Agencia ATLAS | EFE

Que el patrón los proteja

Hernández Zapata reclamó poner bajo la protección del patrón «los anhelos, sus esperanzas y también el sufrimiento de estos días» de quienes peor lo están pasando. «Estamos con ellos y vamos a seguir estándolo cuando todo esto pase», añadió. Por último, pidió a San Miguel «que nos dé a todos los que tenemos responsabilidades públicas el acierto y la inteligencia para dar respuesta a los que más nos necesitan en estos momentos», ya que «los servidores públicos tenemos, ahora más que nunca, la obligación de estar a la altura de las circunstancias».

Sus palabras de agradecimiento fueron para «esos más de mil efectivos que están luchando junto a nosotros para que el volcán no haga más daño». «También doy las gracias a los voluntarios, que están haciendo una labor fundamental para que toda esa solidaridad con La Palma llegue a las familias afectadas».

Compartir el artículo

stats