Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ERUPCIÓN EN LA PALMA

Tajogaite, un nombre para el volcán de La Palma

Ese es el punto donde se localizó la primera grieta por la que emergió el magma, un lugar que, según la toponimia aborigen, significa montaña rajada

Un nombre para un volcán: Tajogaite

Hay padres que eligen el nombre del bebé que esperan antes de que nazca, otros prefieren retrasar esa decisión hasta ver la cara al recién nacido. Una semana después de la erupción de La Palma, el volcán aún no tiene nombre. Lo más recurrente hubiese sido tirar del santoral para llamarlo Volcán de San Genaro (19 de septiembre). Cabeza de Vaca, Tacande, Tajuya... La lista es larga. Incluso, se ha resucitado a un antiguo rey palmero para que este se denomine Volcán de Jedey. Sin embargo, teniendo en cuenta el legado guanche y el lugar en el que emergió la lava, la estructura volcánica que continúa escupiendo fuego podría ser reconocida como Volcán de Tajogaite, que traducido a un lenguaje mucho más coloquial significa Volcán de Montaña Rajada. En realidad, la comunidad científica no tiene un mecanismo consensuado para solventar estos bautismos volcánicos. Y hay quienes sostienen que sean los propios palmeros los que al final decidan el nombre aunque el cómo aún no está ni planteado. La prioridad ahora es salvar vidas y, con eso garantizado desde el arranque de esta grave crisis socioeconómica, minimizar los destrozos.

A esta catástrofe natural le quedan por contar unos cuantos capítulos más –la mayoría de ellos relacionados con los vecinos que sufren en el terreno las embestidas de las entrañas de la tierra–, pero geólogos y otros miembros de la comunidad científica llevan días intentando cuadrar la partida de nacimiento de este nuevo edificio volcánico. «Bienvenidos al Volcán de Tagojaite». No suena mal, ¿no?

Varias bocas siguen erupcionando en la cima del volcán Agencia ATLAS | EFE

Desapareció bajo la lava

A escasos metros del punto donde se desbordó este drama (Cabeza de Vaca, un camino que parte la carretera de San Nicolás en dirección a Los Llanos de Las Brujas) existía un frondoso paraje conocido como Tajogaite: el valle quedó parcialmente sepultado por el avance de la colada principal. De hecho, el obstáculo inicial que tuvieron que sortear los ríos de lava se conoce como Montaña Rajada. Se trata de un espacio natural ubicado en la parte alta del barrio de Alcalá, justo a la izquierda de lo que es Cabeza de Vaca y por detrás de la Montaña de Bruno: la grieta matriz se abrió entre El Frontón y La Hoya de Tajogaite, concretamente, en el barrio de Las Manchas, que es una línea divisoria entre los municipios de El Paso y Los Llanos de Aridane. Por cierto, en la zona se elaboran unos quesos con denominación de origen que se promocionan a través de las redes sociales como Quesos Tajogaite.

De vuelta al meollo de esta cuestión, algunas voces advirtieron inicialmente como referencia a tener en cuenta que se llamara Volcán de Tacande, pero ese núcleo poblacional está a más de un kilómetro del foco eruptivo que originó la mayor crisis volcánica que se ha registrado en España en las últimas cinco décadas, justo desde que erupcionó el Teneguía (1971). Algo similar ocurrió con la candidatura que defendía que se debía dar a conocer como Volcán de Jedey, un pueblo próximo a una de las bocas en la que se encadenaron los picos eruptivos más violentos anotados el pasado viernes: la idea fue promovida a través de Twitter por el geólogo y paleontólogo tinerfeño Francisco García-Talavera.

Bautizarlo con el nombre de Volcán de Cumbre Vieja tampoco se ajustaría a la realidad actual, puesto que Cumbre Vieja hace referencia al edificio que engloba a las erupciones que se han registrado en la Isla Bonita. Con todo esto, y teniendo muy en cuenta que los hogareños suelen optar por la opción en la que la tierra se rompe, ese punto se sitúa en Tajogaite. Otro dato a tener en cuenta a la hora de resolver esta cuestión está conectada con el histórico vulcanologío de La Palma. Y es que la norma apunta a que el nombre del volcán en cuestión se decide en base a la toponimia aborigen del lugar que entra en erupción o atendiendo a la festividad del día en el que el magma sale a la superficie. En La Palma existen varios ejemplos que van en esta línea con el Volcán de Tacande (1470 / 1492), Tajuya (1585), Tigalate (1646), San Antonio (1677 / 1678), El Charco (1712) San Juan (1949) –que es el fruto de las erupciones conjuntas de Hoyo Negro, Duraznero y Llano del Banco– y el Teneguía (1971). La ausencia de referencias castellanas es un mal presagio para Cabeza de Vaca.

Compartir el artículo

stats