Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ERUPCIÓN EN LA PALMA | La historia detrás de la foto que ha dado la vuelta al mundo

La ‘casa milagro’ de la familia Cocq

La vivienda de una de las fotos más simbólicas del desastre de La Palma pertenece a un matrimonio de octogenarios de Dinamarca que adquirió la finca hace 30 años

La foto en la que aparece la casa de los Cocq rodeada por las coladas de lava del volcán de Cabeza de Vaca. ALFONSO ESCALERO (I LOVE THE WORLD)

«Cuando iba con mis padres y mis hijos lo pasábamos de maravilla en aquellos jardines. Conservo muy gratos recuerdos de la vivienda». Yenny es una de las hijas de los octogenarios daneses Inge y Rainer Cocq, el matrimonio que levantó hace 30 años «la casita», como ellos la llaman, en La Palma. Es la misma vivienda que se ha convertido en un símbolo de esperanza, en medio del desastre de la erupción del volcán de La Palma, gracias a la fotografía que le hizo el lunes desde un helicóptero Alfonso Escalero, coordinador de la empresa audiovisual I Love The World. Yenny, que habla con este periódico desde su residencia de Santa Fe, en Nuevo México (Estados Unidos), no vio la foto hasta que al día siguiente, el martes, se la mandó su amiga Ada Monnikendam desde La Palma. «La mandamos a mis padres y sintieron lo mismo que Ada y yo: una mezcla de alegría, pues la casa se ha salvado –por ahora–, y por encima de todo tristeza por la devastación que deja el volcán y el hecho de que muchos vecinos no han tenido la misma suerte».

La ya conocida como casa milagro seguía resistiendo ayer a las coladas de 10 metros de alto y 800 grados de temperatura que han engullido todo lo que se han topado a su paso. Todo menos esa isla indemne, de 30 por 40 metros, en medio de la cual sobrevive la casa de los Cocq. Inge, Rainer y Yenny la daban por destruida hasta que apareció la ya icónica foto de Alfonso Escalero. «Está siendo muy difícil para mis padres. Cuando la construyeron cumplieron un sueño. No quiero que los llamen porque están muy mayores y lo están pasando muy mal. Son muy sensibles. Tienen amigos en La Palma que lo han perdido todo. Es muy duro», asegura Yenny, una artista que realiza esculturas de bronce y que admite que hace tiempo que no va a La Palma. «Mi padre quería cultivar uvas y cumplió su sueño de tener un viñedo en la Isla. Mi madre también consiguió el suyo: tener un gran jardín que mimar. Todo fue hecho con mucho amor», rememora.

«Sentimos por encima de todo mucha tristeza por los palmeros que lo han perdido todo»

Ada Monnikendam, una holandesa que se instaló en La Palma en 1976, conoce muy bien el amor que pusieron Inge y Rainer en la casita de El Paraíso. Porque el lugar convertido desde el domingo en un infierno se llama El Paraíso. Amiga de los Cocq, fue Ada quien con la empresa de construcción familiar de La Palma levantó el sueño del matrimonio danés. «Querían una casa sencilla, pequeña y confortable, con un gran jardín y terrenos para los viñedos en los más de 3.000 metros cuadrados de finca. Hicimos una casa de arquitectura rural típica canaria, de no más de 45 metros cuadrados, con un salón-dormitorio, una cocina y un pequeño cuarto», detalla Monnikendam.

El martes, Ada estaba repasando en su casa palmera los innumerables vídeos y fotos sobre la erupción en las redes sociales cuando se topó con una imagen que le llamó poderosamente la atención. Al principio tuvo dudas. «¿Será la casa de los Cocq? Pero cuando vi la foto con detalle, y y observé el tejado, la pérgola y las palmeras que flanquean la vivienda, supe que efectivamente era la casa de Inge y Rainer, la misma que habíamos construido hacía tres décadas. Era increíble: cómo se había podido salvar frente a la enorme capacidad destructiva de la lava...». «Ojalá aguante porque tiene un gran valor sentimental», matiza.

12

Imágenes aéreas del volcán de La Palma Delegación del Gobierno

Una gran repercusión

Los protagonistas de esta historia se sienten sobrepasados por la repercusión mundial de la foto. «Llevo un día de agobio absoluto. Estoy agotada. Nunca imaginé que iba a recibir tantas llamadas de los medios de comunicación», asegura Ada. El autor de la fotografía estaba ayer todavía más estresado. Después de acudir el lunes a toda prisa a La Palma desde Andalucía, donde realizaba un trabajo audiovisual sobre los parques naturales andaluces con su equipo de I Love The World, Alfonso Escalero volvió ayer a su domicilio en Santa Cruz de Tenerife. Pero el móvil no paraba de sonar. «Me han llamado medios de Argentina, Rusia, Japón, Honduras y no sé cuántos países más. Es que no he tenido ni tiempo de mandarle la foto a la familia Cocq». Además de las llamadas, se acumulan en sus redes miles de mensajes. «Está siendo abrumador pero me alegro de que al menos esta foto se haya convertido en un símbolo de esperanza dentro de la tragedia con la que nos encontramos en La Palma y que nos ha producido a todos los de I Love The World que fuimos a la Isla Bonita un enorme impacto emocional».

Escalero pudo conocer en La Palma a Monnikendam y descubrir con detalle todos los sentimientos que había tras su foto. El programa Por tres razones, de Radio Nacional de España, los había unido el miércoles por primera vez en antena. Tras este contacto, Ada puso a Escalero en contacto con los Cocq. Fue Yenny la que escribió por Instagram al fotógrafo. «Me llamó la atención que Yenny me contara que la foto había dado tanta vida a sus padres. Tanto que han encontrado una poderosa razón para superar los achaques de la edad: quieren volver a La Palma para ver otra vez la casa y visitar a sus amigos palmeros. Ojalá la lava la respete y ellos mantengan la salud para cumplir su deseo», asegura el coordinador de I Love The World, que espera poder enviar lo antes posible a los Cocq una copia con alta resolución.

«Mis padres lograron un sueño con esa vivienda; la hicieron con mucho amor»

Yenny no se ha escapado del agobio por el gran impacto que ha tenido la imagen de la casa milagro, que ayer seguía reproduciéndose por todo el mundo en medios de comunicación y redes sociales. «Hay medios llamando a mis padres a su casa en Dinamarca. Pero ellos no quieren hablar. Renuncian a todo protagonismo. Están demasiado preocupados por lo que está pasando en La Palma y no quieren que su casa ni ellos sean protagonistas. Hay cientos de familias que lo han perdido todo. Eso sí es importante». Ada corrobora que Inge y Rainer quieren mantenerse al margen. «Tienen muchos amigos en La Palma y creen que los palmeros son lo importante. Están sufriendo con ellos en la distancia».

En busca de la calma

Yenny y Ada cuentan que Inge, aficionada a la jardinería, y Rainer, empresario, iban todos los años a la casita. Algunas veces permanecían varios meses; otras, unas semanas. Ella se esmeraba en cuidar las numerosas plantas que tenía en el jardín, con vistas privilegiadas a la costa suroeste de la Isla Bonita; él disfrutaba con las viñas y haciendo muros de piedra. Habían elegido este rincón de los altos del municipio de El Paso porque allí encontraron, como tantos otros extranjeros –principalmente alemanes– todo lo que buscaban: calma, paz, naturaleza, seguridad, aire puro... Su paraíso. El Paraíso. A Rainer Cocq le llamaban la atención, además, los paisajes volcánicos. Pero dejaron de ir a La Palma con la llegada de la pandemia del coronavirus, por las restricciones sanitarias y porque ya están muy mayores.

El matrimonio y su hija Yenny contactan todos los días con Ada para conocer de primera mano la evolución de la actividad del volcán de Cabeza de Vaca. «Preguntan sobre todo por la gente de La Palma, por cómo se encuentran», cuenta Ada, que desconocía si la casita resistía anoche la amenaza de la lava. «Tengo noticias de que seguía resistiendo. Ojalá sobreviva para convertirse en un símbolo eterno», concluye Escalero.

El volcán de La Palma, desde el aire, en el quinto día de erupción AP

En directo

Última actualización 07:20

Las coladas 8 y 10, que la noche del pasado miércoles se unieron para pasar a ser solo una, arrasaron en cuestión de 24 horas con un total de 61 viviendas de uso residencial en el barrio llanense de La Laguna. Este frente norte ralentizó ayer su velocidad frente a la iglesia de San Isidro después de destruir el colegio, la farmacia, tiendas, una empaquetadora de plátanos, unas canchas de pádel, la gasolinera y parte de la sociedad, así como decenas de casas de este núcleo de 1.735 habitantes, el más importante de los afectados hasta ahora por el volcán de La Palma que ya ha enterrado parte de Las Manchas (1.558 habitantes) y la totalidad de Todoque (1.516).

La temperatura de las coladas que atraviesan lenta pero inexorablemente el barrio de La Laguna, en Los Llanos de Aridane, alcanza picos de 1.150 grados, según las mediciones efectuadas por el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) en colaboración con la Unidad Militar de Emergencias (UME).

El Cabildo de La Palma ha autorizado este jueves a los vecinos evacuados en los barrios de Las Martelas, La Condesa, San Borondón, Marina Alta y Marina Baja, en Los Llanos de Aridane y Tazacorte, respectivamente, que pueden volver a sus viviendas a recoger enseres y objetos personales.

Mapa del recorrido de la lava del volcán de La Palma

El Buque Hidrográfico Malaspina de la Armada ha llegado a Santa Cruz de la Palma para ayudar en el despliegue en la costa de poniente de la isla de dos Sismómetros de Fondo Marino (OBS) de banda ancha, y obtener con ellos registros desde zonas marinas alejadas del foco de las erupciones, ha informado hoy la Armada

El cambio en las condiciones atmosféricas ha propiciado una calidad del aire "moderadamente buena" en áreas próximas al volcán, mientras continúa la evacuación de más viviendas ante el avance de las coladas de lava más al noroeste.

En concreto, y según los últimos datos facilitados este jueves por el Departamento de Seguridad Nacional (DSN), esta madrugada se ha ordenado la evacuación de medio centenar de viviendas ubicadas en los municipios de los Llanos de Aridane (Las Martelas) y Tazacorte (Marina Alta, Marina Baja, La condesa y Cuesta Zapata).

Los drones vuelan de día y de noche para hallar a los podencos atrapados por la lava del volcán de La Palma

El volcán continúa con su camino de destrucción. El barrio de La Laguna, lugar escogido hasta hace diez días por los vecinos afectados por la erupción para seguir la evolución de la lava, quedó ayer prácticamente sepultado por las dos coladas que desde principios de semana avanzan por el norte con la única oposición de las edificaciones, que permiten reducir por momentos su velocidad. La gasolinera desapareció a primera hora de la tarde y el material magmático solidificado siguió su curso hasta derrumbar, anoche, la asociación de vecinos y quedarse a las puertas de la iglesia. La trayectoria ideal para los científicos es que continúe hacia el mar para alimentar a la colada que está a punto de tocar el océano. El peor de los escenarios, que rodee la montaña de La Laguna por el norte con dirección al mar, fue calificado como «poco deseable» por el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, quien reconoció preferir no entrar a evaluar qué medidas se tomarían si se confirma esta hipótesis hasta que se produzca, si es que ocurre. Pese a ese deseo, ya por la noche el Gobierno de Canarias decretó la evacuación de unos 500 habitantes de los pagos de Las Martelas en el municipio de Los Llanos de Aridane, y Marina Alta, Marina Baja, La Condesa y Cuesta Zapata en Tazacorte ante esta posibilidad.

La Guardia Civil ha identificado y localizado a los imprudentes que se saltaron la semana pasada los límites de seguridad de la zona de exclusión en la isla de La Palma para hacerse unos selfies a tan solo unos metros de las coladas de lava producidas por la erupción del volcán.

El total de personas albergadas asciende a 369, de las que 337 se encuentran en el Hotel Princess de Fuencaliente y 32 en otro centro hotelero de Los Llanos de Aridane, todas ellas atendidas por Cruz Roja en coordinación con los servicios sociales municipales.

El director técnico del Pevolca ha indicado en rueda de prensa que una de las coladas, denominada 'colada 8' por la UME, es la que destruyó el supermercado SPAR de La Laguna y ha alcanzado la gasolinera del barrio, mientras que la otra, llamada 'colada 10', se dirige hacia el colegio de La Laguna.

Las coladas que desde el día de ayer circulaban hacia el centro de La Laguna finalmente no se han desviado de su trayectoria y ya han alcanzado el barrio, según ha informado el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, que ha explicado que estas dos coladas tienen "bastante aporte de calor" y en medio de ellas habría un apéndice "mucho más potente" en calorías.

La boca eruptiva más reciente, la que se abrió el pasado viernes a unos 300 metros al sur del cono principal del volcán de La Palma, ha comenzado a emitir piroclastos, informó este miércoles el Instituto Geográfico Nacional (IGN).

Los ocho aeropuertos de Canarias están operativos en este momento, según han informado fuentes de Aena, que no obstante aconsejan a los pasajeros consultar con su aerolínea el estado de su vuelo, en especial en el caso de La Palma.

Precisamente, el Aeropuerto de Mazo ha sufrido esta mañana de miércoles la cancelación de dos vuelos con Madrid, si bien en estos momentos está operando con normalidad gracias a la evolución favorable de las condiciones meteorológicas.

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha localizado durante las primeras horas del miércoles 18 seísmos en la isla canaria de La Palma, y el de mayor magnitud, 3.4, se produjo en el municipio de Fuencaliente, a las 2.54 horas y a 12 kilómetros de profundidad.

Las denominadas coladas 8 y 10, las situadas al norte del volcán de La Palma, han llegado durante esta madrugada al casco urbano del barrio de La Laguna. La colada 8 ha alcanzado la gasolinera y la 10 está próxima a las puertas del colegio. Esta última ramificación de lava es el que más preocupa a los responsables del mando de la emergencia volcánica porque es más destructiva que la 8. Esta colada, en principio, se espera que continúe por un barranquillo hasta unirse a la colada 7, que está a punto de llegar al mar.

Las dos coladas del norte del volcán de La Palma amenazan el caso urbano de La Laguna

La tregua que durante el pasado lunes dio el volcán de La Palma fue un visto y no visto. La ralentización de las coladas apenas duró un día hasta que en la madrugada de ayer se volvieron a reactivar los dos ramales situados al norte, denominados por la Unidad Militar de Emergencias (UME) con los números 7 al que se encuentra a escasos metros del mar y 8 al que está próximo al casco urbano de La Laguna, que desde hace poco más de una semana se encuentra desalojado. Esta última preocupa de manera especial dada su cercanía al citado barrio llanense y, sobre todo, por un reboso calificado ya como colada 10 que anoche avanzaba entre Camino Cumplido y Camino Cruz Chica con dirección al Colegio de Educación Infantil y Primaria La Laguna. Las previsiones apuntan a que, de seguir su cauce natural, se encargarían de alimentar a la primera durante su camino hacia el océano.

Ver más

Compartir el artículo

stats