Una fuerte explosión pasadas las 15:20 horas, seguida de un hongo que se expandió en unos segundos y de una gran columna de ceniza, anunciaron ayer el violento nacimiento de dos nuevas bocas eruptivas a un lado de la principal. La erupción del volcán en Cabeza de Vaca, en el suroeste de La Palma, entraba de forma brusca en una nueva fase mucho más explosiva y violenta en su sexto día. El episodio, con nuevas coladas de lava más fluidas que las de las últimas jornadas, se producía apenas unos minutos después de que el Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) ordenara la evacuación de 200 personas en tres nuevos núcleos: Tajuya, Tacande de Abajo y Tacande de Arriba, entre Los Llanos de Aridane y El Paso, los municipios más afectados por una erupción que comenzó el pasado domingo a las 15:13 horas.

Las escenas de vecinos recogiendo lo imprescindible y abandonando sus casas a toda prisa con enorme preocupación se repitieron en esta parte de La Palma situada justo debajo de las bocas del volcán que emiten lava y grandes columnas de ceniza, cada vez más altas. Unas horas antes de ordenarse la evacuación obligatoria de estas localidades, las autoridades ya habían pedido a los habitantes de Tajuya, Tacande de Abajo y Tacande de Arriba que se confinaran en sus casas y cerraran puertas y ventanas. Estas medidas se adoptaron ante el peligro de que los piroclastos cayeran sobre las viviendas por la mayor explosividad del volcán, que expulsaba estos fragmentos de lava a mucha más distancia que en los primeros días y de mayor tamaño. También se temía a la mayor fluidez de la lava y a la posibilidad de que el cono principal se desestabilizara.

La apertura de dos nuevas bocas del volcán ha obligado a desalojar a 160 personas. Agencia ATLAS / Reuters

191 es el número de hectáreas que ocupan las coladas de lava.

Con estas nuevas evacuaciones, las personas que han tenido que abandonar sus residencias por la erupción del volcán en Cabeza de Vaca se acercan a las 7.000. En el caso de ayer, los 200 vecinos afectados se refugiaron en casas de familiares y amigos o en el campo de fútbol municipal de El Paso. Fueron los tremores –movimientos producidos por la presión del magma en su salida al exterior– registrados ayer los que pusieron en alerta a los científicos y confirmaban la nueva fase más explosiva en la que ha entrado la crisis volcánica de La Palma. De ahí que en las horas previas a la irrupción de las nuevas bocas se adoptaran nuevas medidas de protección para las poblaciones más próximas a los focos eruptivos. Itahiza Domínguez, sismólogo del Instituto Geográfico Nacional (IGN), explicó que este proceso se produce por la mayor acción de los gases que empujan al magma a la superficie.

Domínguez, que aseguró que las dos nuevas bocas ha surgido en la misma fisura que emite lava y ceniza desde el domingo, manejaba dos teorías sobre el gran estallido de las 15:20 horas, que vino precedido de otros menos intensos. «O bien se produjo por el desplazamiento de la presión a otro punto cercano al obstruirse algunas de las bocas ya existentes o bien el magma pudo toparse con un reservorio de agua, lo que aumentó la presión de los gases». Sobre la gran onda expansiva generada por la explosión, filmada desde varias perspectivas, el Instituto Vulcanológico de Canarias (Involcan) detalló que está generada por vapor de agua. «En las erupciones volcánicas explosivas se producen ondas de choque debido a la descompresión súbita del sistema. Estas ondas de aire comprimido se propagan a través de la atmósfera y pueden viajar a velocidades superiores a la del sonido». De ahí ese hongo que se expande y desaparece en segundos.

El nuevo periodo de una erupción que se aviva, y que puede deparar nuevas bocas y fisuras e incluso el desplome del edificio principal del volcán que se está generando en Cabeza de Vaca –con miles de toneladas de material volcánico–, dejó un escenario diferente al de los primeros cuatro días: columnas de ceniza mucho más altas y densas, un penacho –columna de lava de color naranja que se eleva sobre el cráter– más ancho y alto, miles de bolas de piroclastos que caen a más distancia –y que dejaban anoche una pléyade de pequeñas nubes de humo blanco al caer sobre la ceniza volcánica acumulada alrededor del cono– y nuevos ríos de lava que anoche fluían por la pendiente. El rugido de los continuos estallidos también subió de intensidad, sembrando todavía más preocupación e incertidumbre entre los palmeros.

Aumentan las lenguas de lava y la expulsión de cenizas, que llegan hasta la isla de La Gomera

La lava que sale del volcán de Cabeza de Vaca, en El Paso, ha cubierto ya desde que comenzó la erupción y hasta la tarde de ayer 191 hectáreas y ha destruido 420 edificaciones, además de 15,2 kilómetros de carreteras, según los últimos datos facilitados por el satélite del programa Copernicus de la Unión Europea. De este modo, las coladas ya cubren 10,6 hectáreas más que en el última actualización de la misma mañana de ayer, mientras que las edificaciones arrasadas a su paso también han aumentado en 30. El semáforo volcánico de La Palma se mantiene en rojo, con un nivel 2 de emergencia.

Mientras las dos nuevas bocas en el flanco del foco principal creaba nuevas lenguas, la colada principal del volcán de La Palma que alcanzó el barrio de Todoque se mantenía prácticamente detenida, a una velocidad de 0,5 metros por hora. La otra lengua, más al sur y que se había parado, se reactivó y transportaba restos del cráter tras las últimas explosiones. Esa segunda colada, detalló el director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas, Miguel Ángel Morcuende, avanzaba ayer tarde a unos 12 metros por hora, aunque ha llegado a picos de 33 metros por hora, y arrastra «pequeños» bloques desgajados del principal centro emisor de los cinco que siguen activos. Morcuende abundó en que una parte de esa colada «parece que coge una dirección distinta que ahora está bajo estudio, aunque se mueve muy lentamente» y, en principio, «no tiene mayor recorrido por la velocidad que tiene hasta ahora», mientras que la otra discurre por la «autovía» preexistente.

Sobre las grandes columnas de cenizas finas, el Pevolca informó de que han empezado a llegar a la isla de La Gomera, concretamente a Valle Gran Rey y la capital, San Sebastián. Ante la aparición de cenizas en otras Islas, el comité científico recomienda el uso de mascarillas quirúrgicas, así como la limpieza de azoteas en las que se acumulen capas de cenizas de varios centímetros. Las columnas de humo negro se han convertido, junto con la propia lava y la caída de piroclastos, en una de las principales amenazas de la erupción. Ayer sobrepasaban los 5 kilómetros de altura, lo que provocó las primeras incidencias importantes en el tráfico aéreo de La Palma.

28

Sexto día de erupción en La Palma Andrés Gutiérrez

Los evacuados se acercan a 7.000 tras los 200 de ayer.

Todas las conexiones con La Palma, las de Binter, Canaryfly e Iberia, se suspendieron al mediodía de ayer y hasta el final de la jornada. Afectaron en total a una treintena de enlaces y dejaron en tierra a cientos de pasajeros. Binter informó en un comunicado de que la última evolución de la nube de ceniza obligó a cancelar de forma temporal los vuelos con La Palma. La aerolínea canaria aseguró que «se vio obligada» a tomar esta decisión «por causas de fuerza mayor», ya que «en las últimas horas la situación de la ceniza en suspensión ha empeorado considerablemente». «La paralización de las operaciones se mantendrá hasta que las condiciones mejoren y permitan volar garantizando la seguridad. En este momento no es posible hacer una previsión de cuándo se podrán retomar los vuelos a La Palma», matizó Binter en un comunicado oficial.

De momento, el resto de la programación de vuelos en el Archipiélago continúa desarrollándose «con normalidad», aunque «La Gomera también está en peligro de sufrir retrasos o cancelaciones». La compañía está atendiendo por los canales habituales las solicitudes de cambios o reembolsos que pudieran recibirse por parte de los pasajeros afectados. Asegura además que está siguiendo «en todo momento» la evolución de la situación en contacto con las autoridades aeronáuticas, «a la espera de tener confirmación de que se cumplen todas las condiciones de seguridad para retomar la operativa».

420 es la cifra total de viviendas que han sido destruidas o han sufrido graves daños por la erupción.

La ceniza también afecta a los telescopios del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) en La Palma, que han sido cerrados para evitar daños a los espejos, señaló ayer a Efe Juan Carlos Pérez, administrador del Observatorio del Roque de los Muchachos. La erupción volcánica comenzó en torno a las 15.13 horas del domingo pasado y hasta el jueves la ceniza no había afectado a los telescopios. Juan Carlos Pérez explicó que «no es muy grande» la densidad de la ceniza que ha llegado a la zona del Observatorio del Roque de los Muchachos, que está a una altitud de 2.396 metros, pero añadió que «a pesar de ello puede ser un problema para los espejos de los telescopios, sobre todo de los ópticos, que son más sensibles».

El administrador del Observatorio del Roque de los Muchachos indicó asimismo que estos días sucede algo similar a cuando hay calima y que en algunas instalaciones se aprovechará para llevar a cabo tareas técnicas. La ceniza que ha llegado al Observatorio del Roque de los Muchachos es «muy fina pero podría estropear los espejos», precisó Pérez. Los responsables del Observatorio del Roque de los Muchachos están pendientes de los cambios de viento. Juan Carlos Pérez comenta que, de momento, «el problema no reviste mayor gravedad». El Observatorio, en el municipio de Garafía, está próximo al Parque Nacional de la Caldera de Taburiente y alberga telescopios como los Cherenkov, que estudian los rayos gamma de muy alta energía, y el Gran Telescopio Canarias (Grantecan), el mayor telescopio óptico del mundo.

El comité científico del Pevolca mantiene una vigilancia «constante» de la erupción. María José Blanco, directora del IGN en Canarias, advirtió anoche en rueda de prensa de que «estamos ante un proceso volcánico dinámico», por lo que no se pueden hacer conjeturas sobre su evolución. Admitió, eso sí, el «aumento brusco de la intensidad volcánica» que ayer hizo temer que pudiera derrumbarse el volcán que está construyendo la lava en el suroeste de La Palma.

Las columnas de ceniza de más de 5 kilómetros obligan a suspender todos los vuelos a La Palma

  • Consejos sanitarios para la población

    La Dirección General de Salud Pública de Canarias recuerda a la población, en especial a la de La Palma, la necesidad de tomar medidas de protección de la salud frente a la exposición a las emanaciones volcánicas provocadas por el nuevo volcán que entró el domingo en erupción.
    1.Daños de gases y cenizas

    La exposición a elevadas concentraciones de gases y partículas procedentes de la erupción puede producir efectos respiratorios y oculares, y sobre la piel si no está cubierta. Las personas más vulnerables son aquellas con problemas previos respiratorios, que padecen enfermedades crónicas -bronquitis, enfisema- o sufren asma, así como los ancianos y los niños en general. - Efectos respiratorios: Irritación de las vías respiratorias dando lugar a una mayor secreción que provoca accesos de tos y dificultad respiratoria. Irritación y dolor de garganta acompañado de tos seca. Las personas con problemas pulmonares previos pueden desarrollar síntomas severos de bronquitis. - Síntomas oculares: El contacto de la arenilla de las cenizas en los ojos puede producir abrasiones en la córnea y sensación de un cuerpo extraño en los ojos. Conjuntivitis aguda debido a la presencia de cenizas que produce ardor en los ojos y fotosensibilidad. Dolor ocular, escozor, secreción pegajosa o lagrimeo. - Irritaciones cutáneas: Irritación y enrojecimiento de la piel en contacto con las cenizas, especialmente si es ácida. Infecciones secundarias al rascado.

    2. Medidas de protección

    Inmediatamente después de una lluvia de cenizas se recomienda permanecer a cubierto en el interior de la vivienda, manteniendo cerradas las puertas y ventanas. Se debe evitar la permanencia en el exterior cuando no sea estrictamente necesario. Los niños, mujeres gestantes, ancianos y personas con enfermedad pulmonar o cardiaca son las de mayor riesgo, por lo que se recomienda que permanezcan en espacios interiores el mayor tiempo posible. Usar mascarilla FPP2, gafas de protección y la piel cubierta con camisa de manga larga, pantalón y gorra. No se debe utilizar lentes de contacto.

    3. Limpieza

    La ropa contaminada con cenizas no debe mezclarse con el resto de la ropa y no debe sacudirse para evitar la dispersión del material en la vivienda. Es importante la limpieza y retirada de las cenizas de casas y calles. Apagar los aires acondicionados.

En directo

Última actualización 07:04

La deformación de la superficie cercana al cono volcánico de La Palma, con una elevación de unos 10 centímetros, atisba que aún queda bastante magma en las entrañas de la Isla. Así lo indicó ayer la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, quien adelantó que los dos anteriores episodios de estos abombamiento fueron la antesala de una mayor actividad en el flujo de lava y la apertura y cierre de nuevos centros eruptivos. Este parámetro, junto con los seísmos y la emisión de dióxido de azufre, siguen estando «lejos» de pronosticar el final del proceso eruptivo, como indicó el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende.

La deformación de casi diez centímetros del terreno detectada en el área de la erupción volcánica de Cumbre Vieja podría anticipar un aumento del canal de lava o a la apertura o cierre de algún punto de emisión.

La directora en Canarias del Instituto Geográfico Nacional, María José Blanco, ha explicado, junto al director del Plan de Prevención Volcánica de Canarias, Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, que esta deformación del terreno ya se ha producido en dos ocasiones y ha estado acompañada de un aumento de la lava y del cierre o apertura del algún punto de emisión, siempre en la zona de exclusión.

La consejera de Economía, Elena Máñez, ha informado de que hasta ayer lunes se habían autorizado 224 peticiones de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) específicos por la erupción volcánica de La Palmay que aglutinan a 1.071 trabajadores.

 El sistema europeo de satélites Copernicus calcula en 906,8 hectáreas la superficie arrasada por la lava del volcán de La Palma, apenas media hectárea más en un intervalo de 20 horas.

Esta última medición se ha efectuado este martes a las 12.30 hora canaria y mantiene invariable la cifra de edificaciones destruidas, 2.162, y la de 124 posiblemente afectadas.

Científicos del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona han coordinado los trabajos para convertir un tramo de ocho kilómetros de cable de fibra óptica de La Palma en una red de sensores para monitorizar la actividad sísmica asociada a la erupción del volcán de Cumbre Vieja.

La red geodésica de estaciones instalada en La Palma ha detectado una elevación de más de 10 centímetros en las últimas 24 horas, y una deformación hacia el sur en la estación más próxima a los centros eruptivos del volcán de La Palma, informó el Instituto Geográfico Nacional (IGN).

En lo que se respecta a la sismicidad, los últimos datos del Instituto Geográfico Nacional subrayan que durante la madrugada de este martes se han registrado 36 movimientos sísmicos en La Palma, uno de los cuales, que ha afectado al municipio de Mazo, ha sido de magnitud 4.2 e intensidad 4 y se ha localizado a 36 kilómetros de profundidad.

La nueva ruptura del cono del volcán de La Palma ha propiciado que en las últimas horas una gran cantidad de lava se mueva principalmente hacia el oeste, sobre la colada primigenia y la que discurre por encima de la montaña del municipio de Todoque.

Durante las últimas 24 horas, la evolución de la erupción ha estado marcada por la modificación y reconfiguración del cono principal del volcán, según el último informe del Departamento de Seguridad Nacional (DSN) emitido a las 8:00 de esta mañana, hora peninsular.

Mapa en el que se muestra el avance de la colada del volcán de La Palma

La lava del volcán de La Palma ha sepultado 906,3 hectáreas, 5,1 en las últimas 24 horas, en las que se ha intensificado la emisión de material a través de diferentes orificios en el flanco del cono principal.

Así consta en la última medición efectuada por el sistema europeo de satélites Copernicus a las 16.30 horas de este lunes, que eleva a 2.162 las edificaciones destruidas, 16 más que el anterior recuento, aparte de otras 124 posiblemente afectadas.

Los perros atrapados por la lava en Todoque, La Palma, que fueron rescatados por un grupo de personas anónimas antes de que lo hiciera una empresa de drones, están en "perfecto estado" y "ya estaban previamente bien de salud".

Así lo ha asegurado este lunes el director general de los Derechos de los Animales, Sergio García, quien apunta que "ahora lo que queda es determinar qué se hace con ellos", una decisión que "corresponderá a la administración competente, el Cabildo en este caso, en base al informe haga el Seprona".

Una nueva boca se ha abierto en el flanco del volcán de Cumbre Vieja en torno a las 14.45 horas, según ha informado el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), que también ha captado imágenes de un impresionante desbordamiento de lava desde la zona de Tacande.

El Gobierno de Canarias está gestionando la compra e instalación de unas 200 viviendas modulares prefabricadas para afectados por el volcán de La Palma, según anunció este lunes el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis.

La actividad en el nuevo volcán de La Palma se ha vuelto este lunes más violenta. Los científicos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) muestran a través de su cuenta de Twitter un vídeo en el que se pueden ver las violentas explosiones que se están produciendo en la boca central del volcán. Además, informan de que se ha abierto una nueva boca en el flanco del volcán de La Palma y de que se ha producido un gran desbordamiento de lava.

"Grandes avenidas" de lava procedentes de las fracturas abiertas bajo el cono principal del volcán de La Palma discurren fundamentalmente por la colada primigenia, la que llegó hasta el mar formando una fajana, que ha crecido en las últimas horas.

Ese mayor flujo de lava por la colada que arrasó el barrio de Todoque ha rellenado las islas de vegetación conocidas como 'kipuka', y arrasado las viviendas que habían quedado indemnes, sobre todo en la zona de Alcalá.

"Grandes avenidas" de lava procedentes de las fracturas abiertas bajo el cono principal del volcán de La Palma discurren fundamentalmente por la colada primigenia, la que llegó hasta el mar formando una fajana, que ha crecido en las últimas horas.

Ese mayor flujo de lava por la colada que arrasó el barrio de Todoque ha rellenado las islas de vegetación conocidas como 'kipuka', y arrasado las viviendas que habían quedado indemnes, sobre todo en la zona de Alcalá.

El personal del barco oceanográfico Ángeles Alvariño asistió al buque cisterna que está trabajando para abastecer de agua a las plataneras de la zona de Puerto Naos, mediante la localización y recuperación de un anclaje, que se había extraviado durante una maniobra.

Ver más