La colada de lava del volcán de La Palma que amenaza con sepultar bajo sus piroclastos, picón canario y cenizas, viviendas, colegios, iglesias y cultivos estará durante mucho tiempo avanzando –tanto como siga activo el volcán–, pero lo hará a muy poca velocidad. La colada ha recorrido en los cuatro días de erupción 3,6 kilómetros de los 6,5 que mide la ladera desde el punto en el que hizo erupción el volcán hasta el mar. Ayer alcanzó la rotonda de la carretera general que hasta ahora era el punto que conectaba los pequeños barrios pesqueros de Puerto Naos, el Remo y La Bombilla con el resto de la Isla. El volcán de La Palma seguirá expulsando los millones de metros cúbicos de lava que alberga en su interior al menos hasta mediados noviembre, según prevén los investigadores del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), aunque podría llegar a estar en activo más de 84 días.

Los científicos han realizado esta estimación utilizando los datos conocidos sobre la duración de las erupciones históricas ocurridas en la isla de La Palma, aunque señalan que la pregunta «es muy difícil de responder». Y es que, en las ocho erupciones históricas conocidas en la isla, ha habido de todo. «El Teneguía fue el volcán que menos tiempo estuvo en erupción, un total de 24 días», recuerda Vicente Soler, vulcanólogo del Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (IPNA-CSIC), que advierte que la que estuvo más tiempo lo hizo tres meses y fue la de Tahuya, que ocurrió en 1581.

20 metros de alto mide el cono volcánico pero debe llegaral menos a los 150

La gran colada de lava del volcán que arrasa a su paso lo que encuentra, se ha expandido tanto por la extensa llanura de esta zona del oeste de La Palma –supera los 500 metros de ancho–, que apenas logra avanzar unos metros cada jornada. Estas circunstancia han llevado a los científicos a replantearse si finalmente la lava alcanzará el mar. La llegada al océano podría ser otro de los momentos claves de la erupción, dado que, la diferencia de temperatura entre el agua del mar (23 grados) y la de la lava que ha pasado varios días a la intemperie (800 grados) generará la evaporación de todo el agua provocando grandes nubes blancas con alto contenido en sales y tóxicas. El catedrático en Geología de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), José Mangas, destaca que, si continúa su paso por los lugares previstos, es posible que incluso forme una «cascada de lava», porque caerá en algún lugar de los 4.000 metros de acantilados que se encuentran entre la Playa del Guirre y el Puerto de Tazacorte.

Infografía sobre el avance de la lava del volcán de La Palma. E. D.

Como explicó el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende la colada no se va a parar, pero avanzará «lentamente» debido a que su viscosidad ha ido en aumento y a que hay «determinados hoyos naturales» que está rellenando a su paso. Pese hacerlo sin prisa, a su paso, la lava ha demostrado que es «imparable» y no se puede cambiar su dirección, pese al esfuerzo realizado por algunos de los bomberos desplazados a la isla por tratar de encauzar su paso. «Es un volcán estromboliano de libro», recalca el catedrático en Geología de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, José Mangas, que recuerda que este fenómeno natural no ha hecho más que empezar. El experto recuerda que un volcán es como «un ser vivo» que tiene una fase de nacimiento, otra de crecimiento y finalmente una muerte. El de Cumbre Vieja apenas acaba de ver la luz y, en su desarrollo, sufrirá nuevos cambios y fases que, como destaca Mangas, están ampliamente descritas en la literatura científica. Para entender el tiempo que aún le queda de vida, Mangas hace referencia al tamaño del cono volcánico que se ha formado alrededor de la boca principal que a día de hoy se calcula que mide entre 10 y 20 metros de alto. «En Canarias lo normal es que los conos midan entre 150 y 300 metros», recalca Mangas. De hecho, en estos valores también se encuentra el tamaño del volcán submarino de El Hierro, Tagoro, que mide, según explica Itahiza Domínguez, sismólogo del Instituto Geográfico Nacional (IGN), unos 200 metros. A partir de ahora el volcán llega a nueva fase, algo más estable, aunque esto no signifique que sea menos peligrosa. «Se abrirán nuevos puntos de emisión a los lados del cono y otras bocas se irán cerrando y reabriéndose», señala Domínguez. En definitiva, su evolución será lenta ya que, el cono que está formando a su alrededor tendrá fases de crecimiento y otras de destrucción, cada vez que pierda estabilidad, para luego volverse a reconstruir con el magma que siga emanando hacia la superficie. También podrá sufrir fases más explosivas, como la de la noche del pasado martes, o incluso, reducir el volumen de lava que emana de él. En este sentido, y dependiendo de cómo sople el viento, también es posible que las cenizas que genere lleguen mucho más lejos. En el día de ayer, fue el núcleo urbano de Los Llanos de Aridane el que amaneció cubierto de ceniza. Estas «lluvias de ceniza» podrían viajar hasta cinco kilómetros a la redonda.

500 metros de ancho tiene el último tramo de la colada de lava que está ‘engullendo’ el barrio de Todoque

Aún bajo el volcán se estima que hay 20 millones de metros cúbicos de magma a 1.300 grados de temperatura. «Cabe recordar que un metro cúbico equivale a 1.000 litros de agua», recuerda Mangas, por lo que en las entrañas del volcán hay 20 mil millones de litros cúbicos de roca basáltica fundida esperando su turno para salir despedidas por las fisuras creadas en la corteza. Este reservorio de magma que se encuentra a unos 6 kilómetros de la superficie está empujando el terreno y elevándolo, deformando la isla. Se calcula que esta deformación del terremo es ya de 29 centímetros, aunque como confirma Domínguez, «está estabilizándose».

Cronología de las zonas arrasadas por la erupción del Cumbre Vieja Video: Agencia Atlas | Foto: Agencias

En directo

Última actualización 18:25

El volcán de La Palma parece que ha desplazado su actividad del cono principal al secundario, ya que el primero de ellos ha dejado de emitir este lunes, ha informado este lunes Itahiza Domínguez, del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en sus redes sociales.

Los últimos datos disponibles de la superficie afectada se calcula en 1.115,82 hectáreas. El delta lávico del sur se mantiene en unas 43,46 hectáreas y el del norte en 5,05 hectáreas. La distancia máxima entre las coladas exteriores sigue siendo de 3.350 metros.

Último estado de las coladas.

El número de personas albergadas en hoteles se mantiene en 528, de las cuales 422 se encuentran en Fuencaliente, 70 en Los Llanos de Aridane y 36 en Breña Baja. Se mantiene en 43 el número de personas dependientes alojadas en centros sociosanitarios de la Isla.

La nueva fisura del volcán de La Palma abierta el domingo situada en la parte más suroriental del cono volcánico y que lleva una orientación aproximada Este-Oeste ha emitido una colada lávica que se bifurca en la zona alta, y uno de esos ramales circula lentamente sobre una colada antigua, mientras que otro se ha desbordado en la zona norte y podría afectar a La Laguna en las próximas horas, según ha señalado en rueda de prensa María José Blanco, directora en Canarias del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y asesora científica del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca).

Mapa del recorrido de la lava en el volcán de La Palma por satélite:

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha localizado este lunes un terremoto de magnitud 5 en el municipio de Mazo, a 35 kilómetros de profundidad, a las 08.35 horas e intensidad IV-V, sentido en toda La Palma y puntos de Tenerife y La Gomera.

Desde la pasada medianoche se han localizado en la isla un total de 46 terremotos con profundidades comprendidas entre los 10 y los 35 kilómetros, aproximadamente.

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha localizado desde la pasada medianoche y hasta las 08.13 horas una cuarentena de sismos en La Palma, siendo el de mayor intensidad el registrado en Fuencaliente a las 03.57 horas que alcanzó los 3,5 de magnitud y se produjo a 11 kilómetros de profundidad.

La erupción de Cumbre Vieja va camino de convertirse en la más longeva de La Palma en casi cinco siglos. Se cumplen ya 71 días desde que comenzó a brotar magma del interior de la tierra en la zona de Cabeza de Vaca y "la previsión no es que termine a corto plazo", según afirma el director técnico suplente del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Francisco Prieto.

La emisión de dióxido de azufre (SO2) del volcán de La Palma se ha vuelto a disparar con una tasa de entre 30.000 y 49.999 toneladas diarias, lo que unido a la aparición de nuevas bocas y de otra colada, el repunte del tremor y de la sismicidad hace pensar a los científicos que queda erupción para rato.

Tanto que "quizá lleguemos a superar" los 84 días de erupción del Tehuya (1646), el de mayor duración en los últimos 500 años en La Palma, ha admitido en rueda de prensa Francisco Prieto, portavoz del comité de dirección del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca).

La elevación en unos seis centímetros de la superficie cerca del cono del volcán de la Palma ha revertido en las últimas horas, ha precisado el Instituto Geográfico Nacional (IGN) en su último informe diario.

Esto coincide temporalmente con la apertura, esta madrugada, de una nueva boca de emisión de lava y piroclastos que ha generado una colada que discurre ladera abajo por la zona noroeste.

Las navieras contarán con plazas reservadas para todos aquellos palmeros que deban desplazarse de manera urgente para realizar diligencias, según ha anunciado el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano H. Zapata.

Un nuevo centro emisor se ha abierto esta madrugada en el volcán de La Palma, según confirman varios de los científicos responsables de la vigilancia del proceso de erupción iniciado el pasado 19 de diciembre en Cumbre Vieja.

La red de vigilancia volcánica de seguimiento 24 horas del Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha localizado durante la noche 53 terremotos en la zona afectada por el volcán de La Palma, tres de ellos sentidos por la población.

La erupción de La Palma ha borrado las fronteras que separaban a Canarias del resto de países. Cuando el volcán de La Palma entró en erupción, el pasado 19 de septiembre, causando un intenso revuelo entre las instituciones científicas de todo el mundo, tanto por sus implicaciones en la población como por la agresividad del volcán, pero sobretodo por la ocasión única que se abría para monitorizar este fenómeno como nunca antes se ha hecho en España.

A partir de las 15.00 horas, Binter ha reanudado su programación de vuelos con La Palma conforme a la programación prevista para la tarde de hoy, dada la mejoría de las condiciones de vuelo por el comportamiento reciente de la nube de cenizas.

El aeropuerto de La Palma vuelve a estar operativo tras los trabajos de limpieza que se han llevado a cabo a lo largo de la mañana para retirar la acumulación de ceniza del volcán de Tajogaite que se había depositado en la pista y en la plataforma.

El ensanchamiento de la colada número 7 hacia la montaña de La Laguna amenaza con cerrar el acceso al punto de observación habilitado en esa zona, que es también donde despegan la mayoría de drones utilizados para monitorizar el avance de la lava del volcán en La Palma.

Ver más