Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sísmica | La Palma se prepara para un nuevo volcán

La posible erupción en La Palma mantiene en vilo a 35.000 vecinos en zona de riesgo

La intrusión magmática a 6 kilómetros provoca una elevación de 10 centímetros en el terreno

La posible erupción mantiene en vilo a 35.000 palmeros en zona de riesgo E. D.

La posible erupción mantiene en vilo a las casi 35.000 personas que habitan en los municipios en los que se ha decretado la alerta amarilla por riesgo volcánico. Según los últimos datos proporcionados por el Instituto Canario de Estadística (Istac, los municipios menos habitados son Fuencaliente (1.751 habitantes) y Mazo (4.859). Sin embargo, El Paso –donde están ocurriendo la mayoría de seísmos– es el tercer municipio con más población de La Palma, concretamente en él habitan 7.623 personas. En los Los Llanos de Aridane, por su parte, vive el 24,9% de la población de la Isla, concretamente 20.760 personas, por lo que se convierte en el municipio más poblado de la Isla Bonita. En caso de una evacuación que afectara a estos cuatro municipios al mismo tiempo, se tendría que buscar una alternativa para el 41% de la población de la Isla.

El semáforo amarillo supone una preparación de la población para la posible evacuación en caso de que entre en erupción un nuevo volcán. En el nivel actual de riesgo se intensifica la información a la población, las medidas de vigilancia y monitorización de la actividad volcánica y sísmica. Además, se refuerza el seguimiento de la actividad anómala y se insta a la población a prestar especial atención a los comunicados que hagan las autoridades competentes.

La noche de ayer La Palma pudo dormir tranquila. Tras cinco madrugadas de movimientos incesantes –algunos incluso fuertes y sentidos– en el interior de la isla, en la de ayer apenas se localizaron 5 terremotos. Sin embargo, la calma no ha supuesto, por el momento, el fin de este fenómeno que continúa buscando un hueco hacia el exterior y que ha obligado a imponer la alerta amarilla o prealerta para los ciudadanos del entorno de Cumbre Vieja (El Paso, Fuencaliente, Los Llanos de Aridane y Mazo). No obstante, mientras la calma reinaba en las entrañas de la isla, los vulcanólogos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) también pudieron determinar que el magma se ha abierto paso hasta los 6 kilómetros de profundidad. Ahí, según la institución, se encuentra «un reservorio magmático», que tiene un volumen de aproximadamente de 11 millones de metros cúbicos o, lo que es lo mismo, 0,011 kilómetros cúbicos.

Teniendo en cuenta los precedentes, se puede dictaminar que la acumulación es aún es algo «pequeña», como señaló el propio Involcán, dado que durante la crisis volcánica de El Hierro el magma construyó una bolsa que alcanzaba los 0,04 kilómetros cúbicos o 40 millones de metros cúbicos antes de la explosión. En las posteriores reactivaciones sísmicas de El Hierro –que no acabaron en erupción–, se llegó a calcular que bajo la isla había un reservorio de 120 millones de metros cúbicos, según los datos del Instituto Geográfico Nacional (IGN).

Tan solo en Los Llanos de Aridane reside un cuarto de la población total la Isla Bonita

Esta bolsa magmática que se mueve de un lado a otro en el oeste de la isla –siguiendo el mismo camino que los seísmos– es también la que ha provocado que el terreno se abombe hasta 10 centímetros en la última valoración. La deformación, que se encuentra «muy localizada» en la zona donde se están produciendo los terremotos, ha crecido en cuatro centímetros en apenas un día, dado que en la jornada anterior era de seis centímetros. Esta medida se toma a través de diferentes métodos, que van desde la localización vía satélite hasta el radar satélite, lo que puede generar diferencias en las medidas dependiendo del método de referencia que se utilice. En todo caso, los científicos coinciden en que en Cumbre Vieja hay una «deformación evidente» del terreno tras casi una semana de sismicidad continua.

Tras la tranquilidad nocturna, los terremotos volvieron a hacer acto de presencia e intensificarse especialmente a partir de mediodía. Desde que se reactivó, a las 9 de la mañana, la mayoría de los terremotos fueron algo más fuertes de lo habitual, siendo gran parte de magnitud 2. Pero también se registraron seísmos algo más fuertes, como el que se registró a las 15:33 horas en el Paso, que tuvo una magnitud 3,1 y se produjo a tan solo 6 kilómetros de distancia de la superficie. Según la última actualización de la Dirección general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias «continúa la sismicidad somera (de 1 a 3 kilómetros)» a la que se ha añadido en las últimas 12 horas, «una sismicidad a profundidades intermedias», es decir, a 4 o 5 kilómetros.

En este sentido, el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, se manifestó tras la reunión realizada entre distintas administraciones afirmando que «nadie puede asegurar» que se vaya a frenar la actividad sísmica, al igual que no se puede concluir con toda certeza cuándo va a haber una erupción. «La alerta amarilla supone estar preparados para cualquier medida que se adopte», defendió el presidente insular, que insistió que «no podemos bajar el nivel» porque cualquier situación en estos momentos es posible. «Podrá culminar o no en erupción, no tenemos certezas para asegurar ninguno de los dos escenarios, lo que estamos tratando es trabajar de la mano de los ayuntamientos más implicados», insistió. En este sentido detalló que los científicos ya están tomando medidas de gases y otra serie de indicadores que puedan advertir de manera previa la erupción de un volcán. El presidente también advirtió a los ciudadanos en zonas de riesgo que es necesario que obtengan la información tan solo por canales oficiales. Hizo en hincapié en ello después de que en la noche del miércoles un bulo alarmante que se transmitió por redes sociales hiciera que decenas de palmeros empaquetaran sus pertenencias por creer que la evacuación era inminente.

Tanto el Comité Científico como las instituciones insulares y autonómicas se volverán a reunir hoy –y en principio cada día– para realizar un seguimiento lo más frecuentemente al fenómeno.

Compartir el artículo

stats