Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Actividad sísmica en La Palma

Los municipios de La Palma se preparan para la aparición de un nuevo volcán

Los consistorios en alerta amarilla se reúnen para acordar los protocolos de evacuación de la población en caso de erupción

Momento de la reunión de técnicos de emergencias, Cabildo y ayuntamientos celebrada ayer.

Momento de la reunión de técnicos de emergencias, Cabildo y ayuntamientos celebrada ayer. E. D.

Los representantes de los municipios de El Paso, Los Llanos de Aridane, Villa de Mazo y Fuencaliente mantuvieron un primer encuentro, convocados por la Consejería insular de Emergencias, para poner sobre la mesa la información con la que cuentan para afrontar la subida de nivel de emergencia vulcanológica y ponerse al día los procedimientos de actuación de cara a la remota, pero posible, erupción de un volcán en la Isla.

Para reunirse, la elección fue más que premonitoria, decantándose por el Centro de Interpretación de las Cavidades Volcánicas «Caños de Fuego», en el que durante las casi dos horas de reunión se mezclaron representantes públicos, periodistas y los turistas que, quizás en más número que en cualquier otra jornada, se acercaron a la instalación para conocer las entrañas y la relación de La Palma con las erupciones volcánicas.

Así, la necesidad de esta reunión viene auspiciada por la subida de nivel de alerta por riesgo volcánico a amarilla, que obliga en estos casos a tener en cuenta por las administraciones una serie de recomendaciones establecidas en los protocolos, y entre los que se encuentra revisar y poner a punto el Plan de Emergencia Familiar en todas y cada una de sus partes, así como actualizar el Plan de Emergencia Local de cada municipio.

Zonas de La Palma afectada por los terremotos E. D.

Dirigida por el vicepresidente insular, José Adrián Hernández Montoya, y la responsable de Seguridad y Emergencias, Nieves Rosa Arroyo, se llamó la atención sobre la necesidad de «mantenerse alerta, pero no crear alarma», dijo la consejera, aunque reconoció que también se habló sobre los protocolos ante una posible evacuación de la población.

Tras el encuentro, Arroyo destacó que «lo único que ha cambiado», desde que en 2017 comenzara a producirse una serie de enjambres sísmicos en la Isla, «es que se ha incrementado la intensidad y la magnitud, y cuentan con una profundidad menor», justificando el encuentro para analizar los planes de emergencia insular y municipales, así como coordinar el protocolo de actuación de manera preventiva. Por ello insistió en la necesidad de «estar preparados con una coordinación constante» y con un mensaje único para la población.

Este encuentro se extendió también a los servicios esenciales de la Isla para avanzar en la preparación de la emergencia, confirmando la consejera que «estamos en un periodo de alertas e informar, pero nunca de alarmar». Nieves Rosa Arroyo quiso también enviar un mensaje de tranquilidad a la población ante esta situación, y recordó la importancia de informarse únicamente a través de fuentes oficiales de información, indicando que «todas las instituciones científicas nos advierten de que la alerta es de tipo preventivo».

En ese sentido, el técnico de Emergencias, Rafael García, insistió en que «es momento de plantear avisos a la población», aludiendo a que el nuevo episodio sísmico es «una reactivación del volcán, que nunca ha estado aletargado, y una continuación de los enjambres que venimos sufriendo desde 2017 con una activación paulatina de todo el sistema».

Uno de los participantes de la reunión, el alcalde de Fuencaliente, Gregorio Alonso, se ha sumado a las llamadas a la tranquilidad, apelando a los medios científicos y tecnológicos de los que se dispone hoy «frente a los que había hace 50 años cuando entró en erupción el Volcán Teneguía».

Gregorio Alonso confía en la experiencia de los habitantes de Fuencaliente, «que han sufrido riadas, incendios y volcanes», y a quienes lanzó un mensaje de calma. Por su parte, el alcalde de El Paso, otro de los municipios que está siendo epicentro de los movimientos sísmicos, Sergio Rodríguez, se mostró crítico con la falta de información que están recibiendo por parte de la administración regional, solicitando a la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias que convoque a los ayuntamientos afectados a las reuniones del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) y a cualquier otro encuentro, ya sea de carácter informativo o de toma de decisiones, que se celebre por el incremento de la actividad sísmica en la zona de Cumbre Vieja que ha motivado la declaración de situación de alerta.

Rodríguez consideró necesario, «como administraciones más directamente implicadas», que reciban de primera mano toda la información que vaya surgiendo «y que podamos estar allí donde se toman las decisiones», explicó.

Se refirió además a que la coordinación entre todas las administraciones es fundamental para afrontar una situación que puede prolongarse durante días, semanas o incluso meses, «y en la que debemos evitar el alarmismo ofreciendo a la ciudadanía información puntual de la evolución de la situación», advirtió.

Compartir el artículo

stats