Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vulcanología | El sur de La Palma ruge

Más de 1.500 sismos en Cumbre Vieja activan la prealerta por riesgo volcánico

Es la primera vez en ocho años que se declara esta situación en Canarias | Los últimos tres días de terremotos suponen su mayor actividad sísmica desde la erupción del Teneguía

Cumbre Vieja ha sido el lugar donde están sucediendo más de estos terremotos.

Cumbre Vieja ha sido el lugar donde están sucediendo más de estos terremotos. E. D.

Algo está empezando a rugir en el interior de La Palma. Tras varios años detectando una actividad sísmica más o menos recurrente en el entorno de Cumbre Vieja, los científicos se han topado con una actividad anormal que ha llevado a detectar 1.500 seísmos –de los que 400 se han podido localizar– en los últimos tres días con una periodicidad más alta que de costumbre y, sobre todo, a una profundidad mucho menor. Estas características del enjambre es lo que ha llevado al Gobierno de Canarias, a través del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), a declarar la alerta amarilla por riesgo volcánico –por primera vez en los últimos ocho años en las Islas– en la zona donde se está registrando esa actividad anómala: Cumbre Vieja.

En nivel amarillo se intensifica la información a la población, las medidas de vigilancia y monitorización de la actividad volcánica y sísmica. En el nivel actual, la actividad no implica un incremento del riesgo para la población. El Comité no descarta que se intensifique la actividad sentida en los próximos días.

El Comité Científico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) se reunió ayer de urgencia, tras un fin de semana en la que Fuencaliente y Villa de Mazo no han dejado de temblar. Los expertos han llegado a localizar 400 seísmos en los últimos tres días, de los más de 1.570 detectados por los aparatos que se encuentran instalados en el entorno. Entre ellos ha habido algunos que han superado la magnitud de 3,4 mbLg y la intensidad 3. Estos, concretamente, han sido sentidos por la población, especialmente la del norte de la Isla, donde, debido a las características del terreno, se suelen notar más los seísmos de la zona sur.

Una de las características que más ha alertado a los científicos es que los terremotos están teniendo lugar a menos profundidad. Concretamente a entre 13 y 8 kilómetros.

Otra de las características que ha diferenciado este evento de otros similares ha sido la profundidad en la que se ha detectado el epicentro de los terremotos, a entre 13 y 8 kilómetros de profundidad. En cuanto a la monitorización geoquímica de gases volcánicos, resaltó que los datos registrados de emisión de Helio-3 confirman el carácter magmático de este proceso, al registrarse el mayor valor observado de los últimos 30 años.

El Comité Científico del Pevolca se reunió durante varias horas a fin de evaluar qué riesgo real para la población existe en la actividad sísmica del sur de La Palma que, desde la tarde del domingo ha sufrido un incremento tanto de magnitud, como de frecuencia así como una reducción de la profundidad en Cumbre Vieja. De esta manera, finalmente se optó por establecer la situación de alerta amarilla (o prealerta) por riesgo volcánico en Los llanos de Aridane, Fuencaliente, El Paso y Mazo.

Zona de La Palma afectada por los terremotos. E. D.

Los enjambres sísmicos son bastante usuales en esa zona, de hecho, se vienen registrando desde 2017. Concretamente, el 7 de octubre de 2017 se registró una primera serie sísmica en el extremo Sur de la isla de La Palma, en el que se detectaron 68 eventos, con una magnitud máxima de 2,7 MbLg a la altura de Cumbre Vieja. Estos sismos se situaron a una profundidad estimada entre 15 y 22 kilómetros y la población no los llegó a sentir. El mismo escenario se repitió en febrero de 2018 y también en julio de 2020. En esta última se detectaron 682 sismos y 160 pudieron ser localizados.

Tampoco es la primera vez que se reúne el Comité Científico del Pevolca para evaluar la actividad sísmica recurrente en el sur de La Palma. Lo hacen desde que en 2017 registraron varios eventos de este tipo y en 2018 pudieron determinar que los continuos enjambres estaban provocados por material magmático de bajo volumen y a gran profundidad. Según el Instituto Geográfico Nacional (IGN) la serie está relacionada probablemente con una sobrepresión debida al movimiento de material magmático en la parte superior del manto, que se pone de manifiesto con roturas del material a esas profundidades. No obstante, los científicos creen que en esta ocasión está ocurriendo es uno de los eventos más importantes desde entonces. De hecho, es el más importante desde la erupción del Teneguía en 1971.

Pese a haber detectado más de 1.500 terremotos en la zona, los científicos del IGN han podido localizar 400. Normalmente es más difícil localizarlos que detectarlos.

Según informa el Instituto Geográfico Nacional (IGN) la serie sísmica dio comienzo a las 03:18 horas del pasado sábado y se ha estado prolongando desde entonces y durante todo el día de ayer. Se han detectado 1570 terremotos en la zona sur de la isla de La Palma, de los cuales se han localizado más de 400. Cabe recordar que se pueden detectar muchos terremotos pero llegar a localizarlos es algo más complicado.

Tras la finalización de la erupción del volcán Teneguía en 1971, tan sólo figuraban 13 sismos en La Palma y su entorno de acuerdo al catálogo sísmico IGN. Sin embargo, tras la ampliación de la red en mayo de 2017, se ha estado registrando esta actividad en el sur de la isla. En los próximos días se seguirá de cerca el fenómeno por si hiciera falta tomar más medidas de prevención.

  • LOS TEMBLORES HISTÓRICOS DE LA PALMA

    - SIN INSTRUMENTACIÓN. Antes de erupciones

    En la época no instrumental del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en La Palma se sucedieron numerosos terremotos, antes y durante las erupciones volcánicas de 1430, 1585, 1646, 1677, 1949 o 1971 (Romero 1991) y también en los años 1920, 1936 o 1939 que aunque no tenían relación directa con erupciones estaban posiblemente relacionados con actividad magmática.

    - 1971. El volcán Teneguía ruge

    La Palma llevaba casi 22 años sin experimentar ningún movimiento cuando el 15 de octubre empezaron a registrarse seismos en Fuencaliente. Algunos de ellos de magnitudes de 5,5 y intensidad 4 (l que suponen daños no estructurales muy graves). El Teneguía entró en erupción 26 de octubre y acabó el 18 8de noviembre. El último terremoto se registró el 15 de enero de 1974.

    - POCA ACTIVIDAD. 33 años sin terremotos

    Los 33 años posteriores a la actividad sísmica asociada a la erupción, La Palma mantuvo la calpa. Desde 2005 hasta 2017 se registraron algunos terremotos de baja magnitud, la mayoría en el mar.

    - 2017. Más medición, más sismos

    A partir de 2017 se mejora la red de detección en La Palma y ese mismo año en octubre registran varios enjambres en El Paso y Los Canarios. La estampa se repite en febrero de 2018 y en julio de 2020. En este septiembre, la sismicidad ha regresado a la zona sur de la isla pero con la mayor potencia desde el Teneguía.

Compartir el artículo

stats