La Asociación de Productores de Pitaya de La Palma, nuevo producto subtropical que se está cosechando en la Isla, reclaman a las instituciones canarias la colaboración necesaria para conseguir exportar su producción fuera del Archipiélago y poder hacer frente a los costes que esto supone.

Desde la asociación destacan que con el arranque de una nueva temporada siguen sufriendo las dificultades de llegar a los mercados demandantes de la producción. Con una producción de diez toneladas en el curso pasado, esperan superar ampliamente dicha marca en la que va a ser el tercer año de la asociación Pitapalma.

De un grupo inicial de ocho productores han pasado a 26 asociados, y de una producción casi simbólica, hoy en día se sitúan en casi una veintena de toneladas, por lo que se enfrentan a la que consideran “problemática de cualquier producto producido en La Palma para llegar a la Península”.

La entidad señala que el mercado canario no absorbe la producción de La Palma en productos tropicales, con lo que hay que dirigirse fuera. Para poder hacerlo, en la campaña anterior contaron con la colaboración de un comercializador de plátanos, que les permitió llevar su fruta hasta Cádiz. Pitapalma ha mantenido encuentros con el consejero insular del Sector Primario, José Adrián Hernández, a quien han requerido una solución para este problema de transporte, y proponiéndole que el Cabildo ponga al servicio de los productores contenedor mensual de 20 pies para llenarlo con productos palmeros hacia la Península.