El grupo de Coalición Canaria (CC) en la oposición del Cabildo de La Palma vuelve a exigir al gobierno insular que se haga la investigación interna anunciada en octubre sobre el incidente que provocó la destrucción de parte del yacimiento arqueológico de Pinos Gachos, en Tijarafe, y por el que se mantiene un expediente sancionador abierto hacia la institución.

A través de su consejera insular Susa Armas, la formación nacionalista se pregunta sobre los motivos que causaron los daños en dicho vestigio prehispánico. Así, cuestiona la manera de proceder de la representante de la Consejería de Medio Ambiente, María Rodríguez (PSOE), aludiendo a que le “entristece” que esta “salga en los medios a quitarle importancia a lo que ha pasado, echándonos la culpa a nosotros por pedir información, cuando las falsedades que han dicho tanto ella como el presidente se pueden comprobar fácilmente en la grabación de los plenos”, lamenta.

Armas no entiende por qué la consejera “nos ataca permanentemente, incluso con su forma de contestarnos en los plenos”, cuando, según ella, “Coalición Canaria ha sido el único grupo que se ha preocupado desde el principio por este asunto”. Todo ello viene motivado porque, según CC, “María Rodríguez aseguró en octubre que iba a abrir una investigación interna sobre lo ocurrido y dio una rueda de prensa en la que llegó a afirmar que los daños en Pinos Gachos eran reversibles, que no había desaparecido ningún grabado y que, incluso, habían aparecido grabados nuevos”, dice Armas.

La consejera de Medio Ambiente “ha mentido a nuestro grupo en todos y cada uno de los plenos en los que le hemos reclamado los informes internos y también nos mintió el presidente Mariano Hernández Zapata la semana pasada ocultando deliberadamente que el Gobierno ha propuesto una sanción al Cabildo de 262.000 euros”, recuerda Susa Armas. Muestra su preocupación porque “a nadie de este grupo de Gobierno le importe lo que ha pasado en Pinos Gachos y que solo hayan empezado a mostrar preocupación cuando llegó la sanción del Gobierno”, lamenta Armas, quien añade que a los integrantes del pacto (PP y PSOE) “lo único que les importa es quitarse responsabilidades de encima y, al final, como sigan así, terminará siendo solo culpa del pobre trabajador que hizo lo que le mandaron”. Para Armas, “ni la consejera ni el presidente se han preocupado” del destrozo al yacimiento, recalcando que “se supone que esta es la gente que tiene que velar por la protección de nuestro patrimonio histórico”.