El Cabildo de La Palma agradeció la labor desempeñada por todos los cuerpos y agentes de seguridad y emergencias que participaron en la extinción del incendio declarado en Garafía este verano, en un acto de homenaje y reconocimiento público, celebrado en la Casa Principal de Salazar.

Bajo el lema 'Unidos somos más fuertes que el fuego', el equipo de gobierno, encabezado por su presidente, Mariano Hernández Zapata, presentaron los resultados de la campaña 2020 en la lucha contra incendios, destacando especialmente la actuación llevada a cabo el 21 de agosto, que se caracterizó por la inmediata movilización de recursos para su control y extinción.

Destacaron la apuesta por la campaña contra incendios, que este año se amplió un mes más de lo habitual, desarrollándose entre el 1 de junio y el 31 de octubre, algo que supuso una importante dotación económica por parte de la corporación, de casi dos millones de euros.

La campaña de este año se saldó con 20 intervenciones, destacando Hernández Zapata "la importancia de las labores de prevención, claves para afrontar sucesos como el de Garafía, así como la valía del trabajo en equipo, especialmente en situaciones de emergencia como esta".

Por su parte, la responsable de Seguridad y Emergencias, Nieves Rosa Arroyo, no dudó en aplaudir la intervención de "todas las administraciones públicas, profesionales, cuerpos de voluntarios y la vecindad de la comarca que desde el minuto uno se pusieron a disposición para combatir el incendio de Garafía".

La consejera manifestó su especial agradecimiento al personal del Cecopin, por su trabajo "silencioso y fundamental" y defendió la respuesta desinteresada de tantas personas que se desviven por cooperar, de la solidaridad del resto de islas que contribuyeron con sus medios a plantar cara al incendio y del conjunto del Estado que aportó numerosos recursos para solventar la crisis con la mayor eficacia.

Por su parte, la consejera de Medio Ambiente, María Rodríguez, resaltó que "la actuación durante el fuego que vivimos en el norte de La Palma representa todo un modelo sobre cómo hacer frente a las crisis bajo la máxima coordinación y unidad entre los distintos operativos, y el respaldo del Gobierno de Canarias y de España para disponer del mayor número de recursos humanos y materiales, junto con el aliento de los catorce ayuntamientos de La Palma".

La campaña contra incendios puesta en marcha para este año por el Cabildo de La Palma contó con la participación de casi 500 efectivos que velaron por la protección del entorno natural y montes de la Isla durante el verano.