El Consejo de Gobierno insular da luz verde a la suscripción del Pacto por la Conservación de la Biodiversidad Canaria, que promueven los cabildos de La Palma y de Gran Canaria en el seno de la Federación Canaria de Islas (Fecai). La consejera de Medio Ambiente, María Rodríguez Acosta, destacó que la Institución insular da un paso decidido en favor de la conservación del rico patrimonio natural y la protección de la biodiversidad de las Islas, en una estrategia conjunta con la Corporación grancanaria, que aspiran a liderar esta iniciativa en Canarias.

El proyecto nace en el seno de un Archipiélago que es un punto caliente de biodiversidad en el ámbito mundial, ya que están presentes en la actualidad más de 13.000 especies, de las cuales el 27,5% son endémicas, es decir, exclusivas de Canarias.

El Pacto por la Conservación de la Biodiversidad Canaria asume la necesidad de intervenir de forma decidida contra la expansión de las especies exóticas invasoras, para lo que consideran obligatorio el control eficiente en puertos y aeropuertos, de manera que se impida que puedan ser introducidas en el Archipiélago y evitar, asimismo, su movimiento entre las islas por la intervención humana.

El acuerdo promoverá el desarrollo de campañas de información pública sobre el valor de la biodiversidad canaria y su conservación, el daño ambiental y social que producen las especies invasoras y poner en su conocimiento los principales aspectos sobre la legislación vigente.

El Pacto por la Conservación de la Biodiversidad Canaria defiende la conservación firme y decidida de la Red de Espacios Naturales de Canarias y áreas de interés comunitario y dotarlos de los instrumentos y medios para hacerlo.