23 de agosto de 2020
23.08.2020
Fuego en Garafía | Un nuevo desastre forestal

Desalojados 300 vecinos por un incendio que afecta a 1.400 hectáreas de monte

400 profesionales de los equipos de extinción y 11 aviones y helicópteros luchan en los dos frentes activos | Las llamas arrasan algunas viviendas dispersas en el norte de la Isla

22.08.2020 | 23:57
Desalojados 300 vecinos por un incendio que afecta a 1.400 hectáreas de monte

El fuego se expandía anoche sin control por los pinares de Garafía, en el norte de la isla de La Palma, pero los equipos de extinción esperan al menos que hoy pueda ser acotado. Los trabajos de extinción en los dos focos que se mantienen activos en el incendio permiten ser optimista a la dirección de la emergencia para conseguir estabilizar el perímetro afectado, que abarca, en la última estimación, un espacio de 18 kilómetros. Son más de 1.400 hectáreas afectadas, de las que 400 han quedado totalmente calcinadas, en especial matorral y pinar.

Como consecuencia de la cercanía de las llamas, alrededor de 300 vecinos tuvieron que ser desalojados de manera preventiva, según informó el Cabildo de La Palma. Casi todos ellos se han trasladado a viviendas de familiares o amigos, mientras que 37 están en el Albergue Cuatro Caminos, 10 en el de Pino de la Virgen y dos en la Residencia de Mayores de Santo Domingo. Los barrios evacuados son Colmenero, Catedral, Los Lomitos, Cueva de Agua, Briestas, Zona Alta, El Castillo, Las Tricias, Hoya Grande, Llano Negro y La Mata. Además, hay que lamentar daños materiales en algunas viviendas, pero anoche, al cierre de esta edición, no había cuentificación.

El incendio pasó a nivel 2 durante la noche del viernes al sábado, por lo que la competencia de la coordinación del operativo corresponde al Gobierno de Canarias. Las condiciones especialmente adversas del clima, con una alerta declarada por altas temperaturas, no favorecen las labores que realizan los medios terrestres y aéreos. En los dos focos trabajaron ayer 400 efectivos contraindendios de la Isla Bonita, con el refuerzo de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y bomberos de otras islas como Tenerife y Gran Canaria. Anoche se mantenía un dispositivo formado por un centenar de profesionales. Por la tarde se incorporaron los tres hidroaviones del Ministerio, uniendo sus esfuerzos al resto de medios aéreos, llegando a operar un total de 11 aeronaves, incluidos helicópteros, que descargaron más de medio millón de litros de agua.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, se desplazó a La Palma. Destacó que los trabajos durante la tarde se intensificaron para acometer labores en los dos frentes activos, consiguiendo la propuesta técnica una situación "mucho más favorable", dijo. Se trabajó "de manera intensa" desde el aire, aportando las once aeronaves que trabajaron "más de medio millón de litros de agua", apuntó el presidente. Entre los objetivos conseguidos por esa labor desde tierra y aire el principal está el de lograr contener el avance de las llamas en el flanco norte, evitando así que alcanzaran la cumbre y saltaran a otros municipios. Por el contrario, un fuego que, según el director de Emergencias, Jorge Parra, "está vivo y puede dar un susto", sigue preocupando en su flanco sur, donde sigue afectando al pago de Llano Negro, donde anunció que "se sumarán los esfuerzos durante la noche".

Los efectivos trabajan en unas condiciones sofocantes, con temperaturas que rozan los 40 grados. El viento, eso sí, fue prácticamente inexistente durante toda la jornada, levantándose durante la tarde una "pequeña brisa", detalló el presidente canario, quien aclaró que esto facilitó la labor desde el aire permitiendo despejar las zonas afectadas de humo y alcanzar más claramente sus objetivos de extinción desde el cielo con los efectivos aéreos.

Los avisos de desalojos emitidos para los municipios vecinos de Tijarafe y Puntagorda fueron desactivados ante el avance favorable de los trabajos de control del fuego, aunque sí se envió de forma preventiva un aviso a los científicos y personal técnico y de servicio del Observatorio Astrofísico del Roque de Los Muchachos, que despejaron la parte más alta de la Isla. Se mantiene la posibilidad de desalojar Santo Domingo ante su posible afección por el frente activo de Llano Negro.

Además, durante la noche no se permitió a ningún vecino desalojado regresar a sus casas. Las fuerzas de seguridad llegaron a intervenir para volver a desplazar a algunos residentes que decidieron irresponsablemente, por su cuenta y riesgo, retornar a sus hogares. Ante eso, Ángel Víctor Torres fue tajante: "Si les pedimos que abandonen sus casas no es un consejo, es una orden". Destacó que esas personas "ponen en riesgo" a los efectivos de intervención y pueden generar problemas de seguridad ciudadana además de ser un peligro para su integridad.

El presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, sigue "con preocupación" el incendio forestal que afecta al norte de La Palma. Esto aseguró ayer en su cuenta de Twitter, en la que mostró su agradecimiento a todos los profesionales que están luchando contra las llamas y su solidaridad con los vecinos, unos 300, que han tenido que ser desalojados por precaución. "Siguiendo con preocupación el incendio declarado en La Palma. Todo el apoyo y agradecimiento a los efectivos que trabajan sin descanso para sofocar el fuego y mi solidaridad con los vecinos que están siendo desalojados de sus casas", señaló el presidente en las redes sociales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España