15 de enero de 2020
15.01.2020

Hasta 5 telescopios se desmontarán en Hawái para facilitar el TMT

Autorizan la eliminación del primero y ya hay plazos para al menos otros tres en Mauna Kea

14.01.2020 | 21:59
Telescopio Camill Submillimeter, ubicado en Mauna Kea.

Hasta cinco telescopios serán desmantelados de Mauna Kea en los próximos diez años para facilitar la construcción del TMT en la montaña que una parte de los nativos califica de sagrada, según ha informado el periódico local Hawaii Tribune-Herald, lo que sugiere que se trata de una estrategia que se plantea para llegar a un acuerdo con los opositores al proyecto.

Y es que mientras en La Palma se ha presentado a la opinión pública el informe sobre el impacto económico que la instalación científica tendría para el territorio insular, en el otro hemisferio se negocia a contrarreloj para que el Consorcio del TMT puede iniciar los trabajos en su lugar predilecto, obras que se prolongarán durante una década.

En el mismo período de ejecución de las obras del megatelescopio deben irse despejando la montaña de "chatarra científica", como ha sido denominada por colectivos de lugareños.

El único acuerdo oficial que existe es que el consorcio del TMT no iniciará las obras hasta al menos finales de febrero, a pesar de que la vía de acceso a la montaña está abierta, pero todo indica que se están dando los pasos para suavizar la presión de los opositores. Los promotores quieren tener el visto bueno el próximo mes y van en camino de lograrlo.

El citado diario ha publicado que la Junta Administrativa de Mauna Kea aprobó en diciembre los tres informes (una evaluación arqueológica, un inventario y un estudio hidrogeológica y geológica) vinculantes para el proceso de desmantelamiento del Observatorio Calmill Submillimeter, lo que debe ser una realidad a finales de 2021.

Doug Simons, miembro de la junta y director ejecutivo del telescopio Canadá-Francia-Hawái, ha reconocido que lo lógico sería pensar en que el proceso fuera más rápido, pero "es el primero" de estos procedimientos "que hemos hecho y debes asegurarte de hacerlo bien". Aclaró que "la retirada física (del instrumento de observación) será, en última instancia, relativamente rápida". "La idea sería que, para fines del próximo año, ni siquiera queda rastro de que había un telescopio aquí", sentenció.

También está programado que se retire el edificio que albergaba el telescopio educativo de 36 pulgadas de Hilo, Hoku Ke'a, lo que también está programado para la próxima anualidad.

Mientras tanto, según detalla esta misma publicación, el Telescopio Infrarrojo del Reino Unido está previsto eliminar a finales de 2024, a la vez que está sobre la mesa un cuarto telescopio que estaría incluido en esta operación, en concreto el Very Long Baseline Array que se desmontará más a largo plazo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook