12 de enero de 2020
12.01.2020
santa cruz

Cierran el Castillo de Santa Catalina en La Palma a las visitas turísticas por su titularidad

Un reparo técnico asociado a la legitimidad del propietario impide renovar el contrato para su gestión. El alcalde, Juanjo Cabrera, afirma que se está buscando una solución

11.01.2020 | 23:28
Cierran el Castillo de Santa Catalina en La Palma a las visitas turísticas por su titularidad

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha tenido que cerrar al público una de las instalaciones más peculiares de la ciudad, el Castillo de Santa Catalina, declarado Monumento Histórico Artístico desde 1951, una decisión motivada por un reparo técnico al contrato de gestión.

El Castillete, como también se conoce a esta infraestructura perteneciente al antiguo sistema de protección de la capital, es de propiedad privada. La administración municipal llegó a un acuerdo con sus dueños para abrirlo al público a finales de mayo de 2015, después de llevar a cabo importantes obras de mejora, incluyendo la reparación de las cubiertas, instalaciones eléctricas, medidas de seguridad y la adaptación de la accesibilidad.

El Ayuntamiento contrató para la gestión del inmueble los servicios de Francisco Acosta, un investigador y experto en el devenir de esta edificación de planta cuadrangular y puntas de diamante en sus cuatro ángulos, un diseño que copia al Castillo de San Cristóbal de Santa Cruz de Tenerife. Gracias a su minuciosa labor, con un empeño mayúsculo, un inmueble que estaba cerrado, prácticamente abandonado y en el ostracismo, se había convertido en los últimos años en un lugar de obligada visita, especialmente para las decenas de miles de cruceristas que cada año visitan la ciudad.

Sin embargo, para la tercera renovación del contrato que permite mantener abierto el castillo se precisa de legitimidad del titular, según advierte el técnico responsable, lo que en este caso se carece, según las fuentes consultadas por esta redacción. Lo que se podría entender como un mero trámite se ha convertido en realidad en una dificultad burocrática que no tiene fácil salida o al menos por ahora no la está teniendo. Y es que la edificación pertenece a un grupo de familias desde que en 1949 lo compraron en subasta en representación del Grupo de Comerciantes Mayoristas de Santa Cruz de La Palma por 300.010,99 de las antiguas pesetas, lo que a la postre evitó que desapareciera.

La interpretación técnica es que si no hay legitimidad de la propiedad, nadie puede autorizar al Ayuntamiento a la utilización del Castillete y, por ello, no puede existir una persona contratada para cubrir este servicio.

Esta redacción se puso en contacto con el alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juanjo Cabrera, para conocer si existe la posibilidad de reabrir el Castillo de Santa Catalina y las razones por las que está cerrado. A propósito, el regidor reconoció que "hemos tenido un problema digamos que burocrático que impide mantener abierta una infraestructura que para el grupo de gobierno, para toda la ciudad, es fundamental por su historia y también por su importancia desde el punto de vista turístico". "Estamos analizando todas las posibilidades para encontrar una salida", subrayó.

Cabrera, cuya gestión fue clave en 2015 también desde la Alcaldía para que el Castillete abriera tras lustros cerrado, resumió la situación: "Aquí hay una serie de cuestiones claras. La primera, que tenemos una infraestructura atractiva y singular. Segundo, que disponemos de una persona como Francisco Acosta que ha desarrollado una impresionante labor, con unos conocimientos extraordinarios. Y luego está también que es una edificación privada, con diferentes propietarios y que necesitamos la legitimidad del titular para reabrirla". Y el gobierno municipal "está haciendo todo lo posible para lograrlo, lo que espero que podamos hacer más pronto que tarde".

El portavoz del Partido Socialista, Elías Castro, ha manifestado que "el cierre al público de Real Castillo de Santa Catalina de Alejandria (el popular Castillete) no deja de ser más que un botón de muestra de la falta de gestión administrativa, cultural y patrimonial en la que está sumida nuestra capital y el grupo municipal que nos mal gobierna solo a golpe de ocurrencias e improvisaciones". Castro entiende que "el popular Castillete es una instalación fundamental y ampliamente visitada por el turismo y con este cierre (aunque solo sea temporal) por la falta de diligencia del grupo de gobierno, se le causa un grave daño a nuestra oferta turística y cultural y a la imagen de nuestro municipio". El PSOE considera que Santa Cruz de La Palma "merece un mejor gobierno".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook