Un grupo de trabajadores de Tragsa que realizaban labores para erradicar el rabo de gato en el interior del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente descubrieron de forma casual, el pasado 31 de octubre, la muela superior de un molino de mano benahoarita de basalto poroso. El hallazgo se produjo en la margen derecho del barranco de Bombas de Agua, cerca de Aguas Cernidas.

Según informó el Cabildo de La Palma en una nota, la pieza arqueológica fue trasladada al Centro de Visitantes del Parque Nacional junto a Montaña Colorada (El Paso). Presenta un "excelente estado de conservación". Tiene apenas catorce centímetros de anchura y por la cara plana presenta "evidentes huellas de su uso cotidiano, puesto que está completamente pulido por la frotación con la muela inferior, que no se ha encontrado".

El inspector de Patrimonio Histórico del Cabildo Insular de La Palma, Jorge Pais, junto con varios agentes forestales del Parque Nacional de La Caldera de Taburiente (Ana Isabel Ferraz y Jonás Rodríguez y los autores del hallazgo (los hermanos Santiago Jesús y Valentín Abel Rodríguez) visitaron y recorrieron la zona el 13 de noviembre, para verificar si existían otro tipo de vestigios. "Desgraciadamente, los rastreos son muy dificultosos y hasta peligrosos, dados los desprendimientos que se producen en las laderas del barranco", recoge la nota de prensa de la institución insular.

Pais señaló que apareció un pequeño dique de basalto gris con huellas de uso en las inmediaciones del molino. De cualquier forma, sí era evidente que la pieza estaba descontextualizada y había caído de la orilla superior del talud, donde sí existen yacimientos arqueológicos de cabañas y amontonamientos de piedras.

En este caso, como en muchos otras ocasiones, hay que destacar la estrecha colaboración entre el Parque Nacional de La Caldera de Taburiente y el Cabildo de La Palma. Su director, Ángel Palomares, "rápidamente se puso en contacto con la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico". La titular de esta área insular, Jovita Monterrey, recalcó "la riqueza arqueológica de La Palma, cuyo patrimonio sigue incrementándose constantemente gracias a descubrimientos como este".