10 de noviembre de 2019
10.11.2019

Cerrojo a Marcos y Cordero por las tardes por los peligros del sendero

Las instituciones implicadas en uno de los caminos naturales más bellos y demandados de la Isla analizan impedir el acceso a partir de las 16 horas para garantizar la seguridad de los visitantes

10.11.2019 | 01:47
El sendero de los nacientes de Marcos y Cordero hasta Los Tilos es una de las rutas más impresionantes de Canarias, aunque tiene riesgos que deben ser controlados.

El sendero de Marcos y Cordero podría cerrar en horario de tarde para mejorar en seguridad y evitar los rescates de personas accidentadas que se han producido incluso por la noche, una situación que será analizada este lunes en una reunión en la que participarán el Cabildo de La Palma, el Ayuntamiento de San Andrés y Sauces y la Comunidad de Regantes del municipio, con el asesoramiento de Minas, según quedó al descubierto en la sesión plenaria de la institución insular.

La consejera Carmen Brito, de Coalición Canaria y que dirigió el área de Emergencias durante la pasada legislatura, aprovechó el pleno para cuestionar al gobierno insular por el prolongado cierre por desprendimientos de este sendero, uno de los que más visitantes recibe cada año de toda la Isla. La representante nacionalista recordó que está cerrado desde el pasado 21 de octubre.

El responsable de Medio Ambiente, Borja Perdomo, informó entonces de que la previsión es que esté abierto "a partir de la próxima semana", aunque a su juicio "hay que mejorar la seguridad y controlar los accesos" a este camino. Rechaza que se pueda subir desde el pueblo o desde Los Tilos hasta la Casa del Monte para entrar en el sendero "a cualquier hora, sin ningún tipo de control", y que se acabe el recorrido de noche, sobre todo por personas que no conocen la ruta.

No es un sendero seguro. Esa es la base que implica la necesidad de tomar medidas en Marcos y Cordero. Además, se debería cumplir la Ley de Minas, lo que implica, entre otros aspectos, separar las zonas de paso con el tránsito del agua, lo que parece difícil de cumplir sobre todo en el túnel número 12, de los 13 que tiene el recorrido. El informe realizado al respecto también apunta a la necesidad de asegurar las paredes de los senderos e instalar vallas en las oquedales para que sea posible salir del camino y poder asomarse a los barrancos, que es uno de los atractivos.

Pero no es solo el recorrido hasta finalizar el manantial de Marcos y Cordero. Los 14 kilómetros incluyen el descenso por el barranco hasta Los Tilos. Para un número elevado de turistas, también para los caminantes locales, es una de las rutas con mayor belleza de La Palma, pero con el riesgo evidente de desprendimientos de rocas algunas de ellas de considerables dimensiones. Es bonito, pero tiene sus peligros. Naturaleza, al fin y al cabo, en estado puro.

Tras la sesión plenaria, Borja Perdomo reconoció a esta redacción que será muy difícil satisfacer "al 100% las recomendaciones de Minas", pero "si al menos un 80%", para lo que entiende que "será necesaria la implicación de todos". El consejero hizo especial hincapié en que "el sistema de visitas a Marcos y Cordero es mejorable si cambiamos el control", que actualmente ni tan siquiera existe. "No digo que haya que cobrar por entrar el sendero, pero sí que exista unas limitaciones. Quizás a partir de las tres o las cuatro de la tarde no se debería poder acceder", sentenció.

Al ser cuestionado por este periódico por los riesgos excesivos que en ocasiones corren los visitantes, lo que ha tenido consecuencias fatales, Perdomo subrayó que "sí, estamos totalmente de acuerdo. Si todos damos una mejor información, recortando el horario, poniendo quizás a las cuatro como límite para entrar en el sendero, colocando paneles informativos abajo en la carretera con la apertura y cierre del sendero, podemos reducir considerablemente los riesgos", pero "es una labor de todos".

El consejero de Medio Ambiente sabe que "un desprendimiento se puede producir en cualquier momento, incluso entrando a la una del mediodía puede pasar, pero hay que tomar medidas de seguridad. Es un sendero con mucha afluencia y nos incluye a todos dar mejor información. Hay que controlar el acceso para por lo menos no tener que entrar a rescatar a nadie a las diez de la noche".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook