15 de septiembre de 2019
15.09.2019
SANTA CRUZ

La Policía avisa de malas prácticas viales de los padres en tres colegios de Santa Cruz de La Palma

Un informe recomienda tomar medidas frente a las irregularidades que se han convertido en costumbre en los entornos de La Palmita, Sector Norte y Gabriel Duque Acosta

15.09.2019 | 01:45
La entrada y salida de alumnos de La Palmita es uno de los focos principales en los que se centran los agentes policiales.

La Policía Local de Santa Cruz de La Palma ha realizado un informe con las prácticas viales irregulares que los padres y madres de tres colegios del casco urbano han cometido casi por tradición durante el curso escolar, conclusiones que han sido trasladadas por el alcalde, Juanjo Cabrera, a los directores de los centros educativos.

En el colegio Santo Domingo de Guzmán, conocido por La Palmita, se advierte de que para una correcta regulación y control del tráfico, la Jefatura de la Policía recuerda que no está permitida la parada en la carretera El Pilar en sentido ascendente para dejar o subir pasajeros, "por el riesgo que para la seguridad vial entrañan estas maniobras", y que cada día de cada curso escolar algún padre o madre lleva a cabo con sus menores.

Para el mismo centro educativo, los agentes hacen especial hincapié en que no se permitirá, como así consta en la señalización vial existente, la salida de la calle Tamarahoya (barriada de Santiago) en sentido descendente, "debiendo salir de la misma hacia la calle El Pilar en sentido ascendente". También es una práctica habitual para ganar tiempo en el desplazamiento hacia la Avenida del Puente, pero que dificultad la fluidez del tráfico en una zona donde además se encuentra localizado el Instituto de Educación Secundaria Luis Cobiella Cuevas.

Otro de los colegios donde la policía ha observado prácticas viales irregulares de forma habitual es en el colegio Gabriel Duque Acosta, ubicado en El Puente. En este sentido, se comunica a la Dirección del centro para que sea puesto en conocimiento de padres y madres que "no se permitirá el estacionamiento en las aceras de los vehículos de los padres que hagan uso del centro escolar", como, por otro lado, es norma en cualquier vía, "debiendo ser informados los mismos que en las inmediaciones del colegio hay un parking en el que se dispone de 15 minutos de estacionamiento libre de forma gratuita". El tercer centro educativo que recibe un tirón de orejas por las prácticas viales es el colegio José Pérez Vidal, conocido por Sector Norte.

En este caso, los agentes proponen a la Dirección del centro que "estudie que la puerta de acceso al colegio se abra con al menos quince minutos de antelación, y así no se congreguen en la puerta padres y alumnado, para que este hecho no constituya una ocupación de la vía con el riesgo que esto genera".

Acceso a través de la acera

De la misma forma, en el informe policial se pide que se ponga en conocimiento de los usuarios de este colegio que el acceso al centro desde la calle Bandama se realice a través de la acera que se encuentra en el margen derecho de la calzada en su sentido norte-sur, ya que "para el lado izquierdo se generan peligros" para los viandantes. Juanjo Cabrera aclara en la carta remitida a los colegios que el objetivo de esta medida es seguir apostando "por la seguridad vial de los usuarios de los centros escolares de nuestra ciudad, especialmente de los alumnos y alumnas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook