El Partido Popular y el PSOE en el Cabildo de La Palma han anunciado las nuevas áreas de gobierno y el reparto de las vicepresidencias, que asumirán los consejeros y consejeras de ambos partidos políticos con el objetivo de desarrollar proyectos y estrategias en las distintas materias en las que la institución insular tiene competencias. La distribución debe ser ratificada en sesión plenaria.

El presidente, Mariano Hernández Zapata, ha hecho hincapié en la necesidad que había "de definir lo antes posible" las áreas que configurarán el nuevo gobierno insular, con el reto de "empezar a trabajar desde el primer día por sacar adelante proyectos que son de vital importancia para impulsar el desarrollo de la Isla desde las distintas consejerías del Cabildo".

En el acuerdo hay cambios significativos en las áreas que tienen los socialistas, con respecto a las que durante la pasada legislatura gestionaron en el gobierno con Coalición Canaria. El caso más llamativo es Servicios Sociales, que junto a Juventud pasa a manos de la numero 2 del PP y mano derecha del presidente, Nieves Hernández. Su antecesora en el cargo, Jovita Monterrey (PSOE), intentará llevar su impronta a Cultura y Patrimonio Histórico.

Los populares también gestionarán Turismo, que vuelve a ser una responsabilidad de Raúl Camacho, quien ya se encargó de este sector entre mediados de 2013 y 2015. Ayuda en la decisión la marcha de Alicia Vanoostende al Gobierno de Canarias, como consejera de Agricultura. El sexto en la lista del PP dirigirá además Deportes.

El cambio más significativo se personifica en José Basilio Pérez (PSOE). El ex consejero de Agricultura lo será ahora de Innovación, Nuevas Tecnologías y Ordenación del Territorio, áreas en las que previsiblemente se verá también la mano de su jefe de filas, Anselmo Pestana.

El sector primario tendrá como responsable político a José Adrián Hernández, que compaginará el cargo con la Alcaldía de Puntallana. Vuelve al Cabildo en sustitución de Vanoostende. A la vez, Medio Ambiente, uno de los departamentos de referencia por las características de la propia isla, recae en una de las novedades socialistas, Borja Perdomo.

La popular Raquel Díaz afronta el reto de mantener o dar incluso un vuelco a los proyectos de la empresa pública Sodepal, allí donde Jordi Pérez Camacho dejó su sello (Love, Moda, Hípica...). Tendrá Promoción Económica, Empleo y Comercio, áreas que, por otro lado, se ajustan a su perfil profesional, como técnico de la Delegación en La Palma de la Cámara de Comercio de la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Se cumple lo previsible con Anselmo Pestana (PSOE), vicepresidente del Cabildo y que llevará Infraestructuras, área que estaba en manos del que fue (y se entiende que es) uno de sus hombres de mayor confianza, el ahora diputado Jorge González. Tampoco hay sorpresas con Carlos Cabrera, el político con mayor experiencia del Partido Popular, que gestionará Aguas, Transporte, Industria y Energía, aunque es cierto que por perfil se podía esperar que Aguas fuera para Nayra Castro, que, sin embargo, se tendrá que defender en una consejería con un alto calado técnico, Hacienda y Recursos Humanos.

Susana Machín ya ha mostrado sus capacidades durante los últimos cuatro años en departamentos como Sanidad, Educación y Artesanía, donde tiene un calado notable la gestión del Hospital de Dolores, con el aliciente de que debe ser trasladado, se espera que a lo largo de esta legislatura, a la antigua clínica de Las Nieves.

Nieves Rosa Arroyo, que regresó a la política ahora como consejera del PSOE, se lleva en el reparto Seguridad, Emergencias y Participación Ciudadana, a lo que une Servicios, con el Consorcio Insular como elemento de mayor relevancia.