El ascensor urbano de Santa Cruz de La Palma, que por motivos que se desconocen sigue sin estar operativo a pesar de que su instalación ya está finalizada y con la obra parada desde hace varias semanas, no se pondrá en marcha de forma gratuita para todos los usuarios, en contra del anuncio realizado por el grupo de gobierno ahora en funciones, especialmente por el exalcalde de la capital y ahora senador, el socialista Sergio Matos.

El nuevo líder municipal del PSOE, Elías Castro, que ganó las elecciones el pasado domingo, dejó ayer claro a esta redacción que no comparte la visión de que este recurso tenga que ser "gratuito para todos los usuarios". Al contrario, sostiene que "se trata del primer transporte vertical de la ciudad y como todo transporte tiene unos costes que al menos en parte deben ser sufragados por las personas que lo utilicen".

El planteamiento de Castro coincide con el expresado durante los últimos años por Juanjo Cabrera, portavoz del Grupo Popular y que el 26M fue capaz de subir votos y mantener concejales con el viento en contra que azotaba a su partido. Cabrera se mantiene firme en su día de que al menos los cruceristas que entran por el puerto de Santa Cruz de La Palma "tienen que pagar una cuota" para el mantenimiento del ascensor, "que no puede ser cubierto al 100% por las arcas municipales".

El elevador une la zona de Correos, a la entrada al casco histórico, con la ermita de La Luz, en un entorno desconocido para los turistas pero con un atractivo arquitectónico indudable, que además permite conectar con la plaza de España pasando por lugares como la plaza de Santo Domingo, el Teatro Circo de Marte o la Cosmológica.

Elías Castro entiende que además del gasto en luz, "debemos tener en cuenta el coste del mantenimiento y de la vigilancia". Hace hincapié en que no sería lógico que el ascensor urbano "esté abierto a todas horas, de forma gratuita y sin control", ya que de esa manera "se acabaría deteriorando" con el grave riesgo de "poder perderlo". El líder socialista avisa de que "no será el primer transporte vertical con el que cuenta Santa Cruz de La Palma, una ciudad que por su orografía necesita de más instalaciones de este tipo".