15 de mayo de 2019
15.05.2019

El Cabildo afronta otro conflicto laboral en ciernes: Sodepal

Después del problema en la recogida de la basura, con un preaviso de huelga antes de que se llegara a un acuerdo, ahora la plantilla de la empresa pública pedirá mejoras económicas y sociales

15.05.2019 | 05:53

Los trabajadores de la empresa pública Sociedad de Promoción y Desarrollo Económico de La Palma (Sodepal), dependiente del Cabildo, seguirán el camino trazado por los operarios del Consorcio Insular de Servicios y reclamarán a la institución insular la creación de una mesa de negociación en la que se analicen mejoras sociolaborales para la plantilla, según han asegurado a esta redacción fuentes de la propia compañía.

El único paso que han dado hasta ahora los trabajadores es informar a la patronal de quiénes son sus representantes (sindicales), aunque todo sugiere que posteriormente se producirá la denuncia del convenio que actualmente está en vigor. A partir de ese momento, se deberá iniciar la negociación colectiva, con las reuniones que se entiendan pertinentes.

Sobre lo que solicitará el personal de la empresa pública, todavía está por desvelar. Sin embargo, todo apunta a que la reclamación será similar a la que en su momento defendieron los operarios que se encargan de la recogida de los residuos a nivel insular; es decir, que se les aplique el estatuto de funcionarios y personal laboral del propio Cabildo, cuyas condiciones son sustancialmente mejores de las que se disfruta en Sodepal no solo en cuestiones económicas, sino también en aspectos sociales.

La idea del personal pasa por aprovechar el clima de acuerdo que hubo en el Consorcio para exponer sus reivindicaciones, aunque hay un factor que no es baladí: el conflicto se planteará en este caso después de las elecciones, con cuatro años por delante de legislatura, por lo que las urgencias de los grupos políticos para evitar protestas no será probablemente la misma.

En la Sociedad de Promoción y Desarrollo Económico de La Palma, que en período de crisis económica sufrió un recorte no solo en las nóminas, sino también una reducción de personal, al disponer de una plantilla que estaba en aquel momento claramente sobredimensionada, no ocurre lo mismo en estos momentos, pues tiene además la singularidad de los trabajadores adscritos directamente a proyectos, tal y como ocurre con comercialización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook