PATRIMONIO HISTÓRICO | Una joya del patrimonio y la cultura de Tenerife

Siglos de historia a un solo ‘click’

El Archivo Municipal de La Laguna se convierte en el primero de Canarias que ofrece a cualquier usuario parte de sus fondos documentales a través de internet

Luis González Duque, en el Archivo.

Luis González Duque, en el Archivo. / Andrés Gutiérrez

Luis González Duque, el director del Archivo Municipal de La Laguna, abre cajas, saca documentos, comparte fechas, vincula datos… Se le nota que paladea la historia que encierra una instalación discretamente situada en las casas consistoriales. Según explica, es el primer archivo en Canarias que da acceso a toda la ciudadanía a sus fondos documentales digitalizados. Y es que en la web municipal (www.lalaguna.es) se ha incorporado un espacio con los libros de actas del Antiguo Cabildo de Tenerife, las actas del Ayuntamiento de La Laguna hasta la actualidad, los libros de repartimientos de tierras que otorgó Alonso Fernández de Lugo terminada la conquista de Tenerife y parte del catálogo del Archivo.

Siglos de historia a un solo ‘click’

Siglos de historia a un solo ‘click’ / Domingo Ramos

«Está todo digitalizado en color y al servicio de la ciudadanía; es lo que yo llamo un archivo democrático», celebra González Duque sobre los documentos accesibles a través de internet. La entrada es tan sencilla como abrir www.lalaguna.es y pinchar en el apartado Archivo de la barra superior. A partir de ahí, cualquiera que lo desee puede perderse por los callejones de la historia tinerfeña. Esta época de internet es la última de un recorrido de varios siglos. «Quiero insistir bastante en que, aunque el título sea de Archivo Municipal de La Laguna, fue de todo Tenerife durante 400 años, desde 1497 hasta 1837», apunta, antes de precisar que en esa última fecha se estableció un nuevo modelo territorial. Es por esas circunstancias que el director del espacio lo cataloga de «archivo insular».

Siglos de historia a un solo ‘click’

Siglos de historia a un solo ‘click’ / Domingo Ramos

La llegada del Archivo a la red no es el único paso reciente de relevancia. El Pleno del Ayuntamiento de La Laguna aprobó por unanimidad en su sesión ordinaria de junio una moción presentada por el líder de Unidas se Puede, Rubens Ascanio. Finalmente, y tras una enmienda en la que también participaron el PSOE y CC, salieron adelante una batería de acuerdos para tratar de mejorar el espacio, como son «continuar con el trabajo para culminar lo antes posible los procedimientos para dotar las plazas necesarias, consolidar y dar estabilidad al personal del Archivo Histórico»; «seguir reforzando las acciones para abordar las mejoras necesarias del actual archivo, caso de la seguridad, el acceso de la población al mismo y la conservación de sus fondos, además de los avances que se puedan lograr en un mejor emplazamiento», y «abordar la actualización de la guía del Archivo Histórico Municipal lagunero».

Se suman a las medidas señaladas anteriormente «estudiar nuevos procesos de convenios de empleo o con los ámbitos académicos para avanzar en la mejor conservación y catalogación de los fondos documentales» y «culminar los procesos ya iniciados de digitalización y conservación de los fondos documentales y fotográficos conservados».

Mimando cada documento

El archivero muestra unas cajas especiales que se han incorporado y que tienen el pH neutro. «Hemos individualizado a cada libro una caja con el tamaño del libro», expone sobre el mimo que se le da a cada volumen. Enseña el Mandamiento de la Reina Católica al Adelantado para que dé verdad y tierras a Gonzalo del Castillo, de 1501. Otra joya es un pergamino fechado en 1510 por el que se otorga el escudo de armas a la ciudad de La Laguna, que lleva la firma de Juana I de Castilla, la apodada Juana la Loca. En cambio, el material más antiguo es el primer libro de actas, de 1497.

Se detiene González Duque en que se trata del archivo «más importante de Canarias desde el punto de vista de la archivística civil» y, particularmente, por la «exclusividad de los fondos», a lo que agrega que la primera mitad del siglo XVI solo se puede encontrar en este recinto. «Para ese medio siglo, los investigadores tienen que venir inexcusablemente a aquí», manifiesta.

Uno de los fondos destacados del Archivo Municipal de La Laguna es el de la Casa Ossuna, al que califica de «maravilloso». Se unen a él otros de carácter particular. Durante el recorrido por las instalaciones aparece otro documento destacado: el libro de confirmación de privilegios a la isla de Tenerife otorgado por Carlos III. Es caviar bibliográfico, con sus letras capitales o capitulares. En otro punto del recinto se encuentra la zona de restauración de documentos. «Hemos externalizado parte del archivo administrativo», expone Luis González Duque en otro sentido. En concreto, han sido 30.000 cajas derivadas a una empresa externa.

El director del Archivo Municipal de La Laguna abre unas gavetas y aparece un espacio con carteles de Semana Santa, Carnavales... Puntualiza que también conservan programas de fiestas populares del municipio. Probablemente, y en relación a otro tipo de documentos, el valor es ínfimo, pero no dejan de sorprender en una mirada más reciente.

«Tenemos archivados también los panfletos que se tiraban en La Laguna, porque la policía los requisaba y constituían un expediente administrativo», explica sobre los tiempos de la Transición. Llega el turno entonces de una foto que sorprende: la plaza de toros de La Laguna, en la que se ve de fondo la ermita de San Roque. Asimismo, se encuentra en el Archivo el primer plan de electrificación pública local. Mención aparte merece un documento del Gobierno Civil de 1939, que recoge: «Hemos recibido del Ayuntamiento de La Laguna la cantidad de 1.293 kilos de recortes de papel». Traducido: estaba detrás la destrucción de documento en una época convulsa de España.

Una «joya patrimonial»

No es necesario ser un experto en la materia para detectar el valor del Archivo. Así lo recogía también la exposición de motivos de la moción de Rubens Ascanio: «La Laguna tiene una auténtica joya patrimonial y cultural de extraordinario valor, un archivo único en el ámbito de Canarias que atesora más de 500 años de historia, con fondos que vienen desde los primeros años de la construcción de la sociedad posterior a la llamada conquista de Tenerife». El texto plenario continúa: «El valor de este espacio es difícil de evaluar, siendo sin duda más que necesario que se aborden las mejoras que se deben afrontar antes de que sea demasiado tarde».

Ascanio también abre el melón sobre las características del recinto, que, pese a su olor a historia y romanticismo, no parecen las más adecuadas. «Las instalaciones actuales del archivo lagunero no reúnen las condiciones ideales para preservar unos fondos que son únicos en el Archipiélago, a pesar de los esfuerzos realizados», lamenta. «El personal, escaso e insuficiente para la envergadura de este espacio, vive un momento de clara incertidumbre, faltando plazas que deben ser dotadas y sometidas a cobertura, ya sea temporal o permanente, más aún cuando los procesos de jubilación culminen, dejando el archivo con solo dos personas al frente, una en el propio archivo y otra en tareas de restauración», precisa el portavoz de Unidas se Puede.

«Nos parece más que necesario que se den pasos como los que ya se han dado en otros lugares, caso del Archivo Histórico Provincial, el Cedocam o el Diocesano, dotándose de un lugar propio pensado para las necesidades actuales de la archivística, con el tamaño necesario para poder realizar las funciones de un archivo vivo, con el personal, los recursos técnicos para la conservación y digitalización, además de programas de apoyo para mantener sus funciones con plenas garantías», añade el texto.

En las tres imágenes, el director del Archivo Municipal de La laguna, Luis González Duque, trabaja con diferentes volúmenes en este reducto que concentra parte de la historia de Tenerife.

Suscríbete para seguir leyendo