Tenerife restaura la pila bautismal de los guanches

Se cree que la pieza pudo utilizarse con los primeros guanches convertidos al cristianismo

La presentación de la pieza restaurada.

La presentación de la pieza restaurada. / El Día

D. R.

Una de las piezas históricas destacadas de la parroquia de La Concepción de La Laguna es una pila bautismal de color verde y con numerosos relieves. Tras concluir las labores de restauración que se realizaron sobre ella, el miércoles fue presentada la actuación. «Es plausible que en la pila verde lagunera fueran bautizados los primeros guanches convertidos a la religión cristiana», escribió Jesús Hernández Perera.

La pila en la que podrían haber sido bautizados los primeros guanches convertidos a la religión cristiana se encuentra en la parroquia de La Concepción y ha sido restaurada. Se trata de una pieza de color verde, «data entre 1555-1556 y se atribuye a una obra de taller anónimo sevillano”, recoge la nota de prensa del Cabildo de Tenerife. «Consta de dos piezas, una ancha taza carenada y un fuste cilíndrico. Sobre la superficie exterior de la taza y los extremos del pedestal se disponen profusos relieves decorativos. La pieza está realizada en barro moldeado, estampillado, cocido y vidriado», añade la institución insular.

«Las labores de restauración se han realizado en virtud de un convenio de colaboración con el Obispado, han ascendido a más de 6.000 euros y han corrido a cargo del restaurador Rubén Sánchez López», precisa el Cabildo. En el acto de presentación, celebrado el miércoles, estuvieron la directora insular de Patrimonio Histórico, Isabel de Esteban; el obispo, Bernardo Álvarez, y otros representantes institucionales.

En el artículo Las primeras pilas bautismales en Canarias, de Jesús Hernández Perera, se recoge que «pudo ser encargada en Sevilla» por el adelantado Alonso Fernández de Lugo «inmediatamente después de conquistar Tenerife y fundar San Cristóbal de La Laguna, y ello la prestigia como una de las piezas de arte gótico más antiguas de la isla». Y puntualiza que «no fueron bautizados en ella los nueve menceyes tinerfeños, puesto que el adelantado presentó a siete de ellos a los Reyes-Católicos en Almazán (Soria), donde recibieron el bautismo, tal vez, como ha supuesto Rumeu de Armas, en la iglesia románica de San Miguel (...)». Y expone a continuación: «Pero es plausible que en la pila verde lagunera fueran bautizados los primeros guanches convertidos a la religión cristiana, así como otros destacados miembros de la sociedad tinerfeña, figuras eminentes de la milicia, la ciencia, el arte, la literatura y la política, entre ellos el marqués de Bajamar D. Antonio Porlier y Sopranis, ministro de Carlos III y Carlos IV, que fue bautizado en la Concepción en 1722».

La directora insular de Patrimonio Histórico, Isabel de Esteban, destacó la labor realizada por el equipo de restauradores, y recordó que la citada intervención se engloba dentro del Programa Insular de Patrimonio Histórico 2023-2027 y en la línea de subvenciones a favor del Obispado «por importe, para el ejercicio 2023, de 222.586 euros para la restauración de diversos bienes muebles de su titularidad».

«Nuestro objetivo principal es conservar el extraordinario patrimonio que la Iglesia católica conserva porque, qué duda cabe, el conjunto de esculturas, pinturas y otros ejemplos de arte mobiliar de titularidad eclesiástica constituye un ejemplo de la producción artística histórica», indicó Esteban en una nota de prensa.