El Ayuntamiento de La Laguna lleva a cabo las obras de renovación y mejora de la red de pluviales en la Avenida de San Matías y su intersección con la calle San Juan Bautista, en Taco, con el objetivo de corregir la situación que se venía produciendo hasta ahora en caso de lluvia, al entrar el agua de las escorrentías en las instalaciones del CEIP San Matías y en los bajos de los edificios colindantes.

El alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, ha visitado el lugar este viernes para comprobar el desarrollo de los trabajos realizados desde el área de Obras e Infraestructuras, junto a representantes de la Asociación de Vecinos de San Matías, y la nueva directora del centro, María Loño Rodríguez, quienes han agradecido esta intervención.

"Cumplimos con el compromiso que adquirimos en su día con la solicitud que nos planteó el anterior equipo directivo del colegio", explica Luis Yeray Gutiérrez en una nota.

Además, destaca que "debido a una mala canalización de la red de pluviales, cada vez que se producían lluvias el centro sufría la inundación de las canchas deportivas, lo que hacía impracticable estas instalaciones".

Asimismo, señala, "varios garajes de la zona soportaban una situación parecida porque la red actual no podía canalizar toda el agua de lluvia recogida, con esta intervención solucionamos una demanda tanto de la comunidad educativa como con los vecinos y vecinas del lugar".

El objeto de la obra consiste en la instalación de un nuevo colector de pluviales de 400 milímetros de diámetro y la colocación de nuevos imbornales, en una primera fase de dotación que cuenta con un presupuesto de 41.514 euros. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de dos semanas.

El alcalde recuerda que esta actuación viene a sumarse a otras similares llevadas a cabo en diferentes puntos de La Laguna "para resolver los problemas generados por la antigüedad de las redes de pluviales y de saneamiento, que necesitan una renovación para mejorar su capacidad, especialmente a la hora de recoger y canalizar correctamente el agua de las lluvias".

La más reciente se realizó hace unas semanas en la calle Elías Mújica, en La Cuesta, con la que se resolvió un problema similar en el alcantarillado de esta vía, que desde hace años se veía desbordada por las aguas pluviales cada vez que se producían lluvias, afectando a varias viviendas.

En este caso, la inversión del Ayuntamiento fue de 38.466 euros.