Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Laguna

La Catedral de La Laguna ya cuenta con una imagen del Santo Hermano Pedro

La talla estará en una capilla lateral del templo catedralicio | La Asociación de Amigos de la Catedral financia la escultura

La nueva imagen del Santo Hermano Pedro. | | E.D.

La Catedral de La Laguna sumó ayer a sus piezas de imaginería al Hermano Pedro, el primer santo de Canarias. Se trata de una obra del escultor Antonio José Martínez y de 1,7 metros de altura. Presentada por la mañana en rueda de prensa, estaba previsto que durante la tarde tuviese lugar una celebración eucarística oficiada por el obispo, Bernardo Álvarez, y fuese bendecida.

El deán de la Catedral, Juan Pedro Rivero, presentó la imagen junto al autor y a la presidenta de la Asociación de Amigos de la Catedral, Pilar Rupérez. Este colectivo, explicó Rivero, asumió el reto de «completar la iconografía de la Catedral». «No me parecía bien que el primer santo de Canarias no estuviera en la Catedral», expresó Rupérez. A aquel objetivo inicial le siguieron diferentes iniciativas, como la venta de loterías y donaciones, para poder conseguirlo. Y el deseo se convirtió este viernes en realidad.

La referida escultura, junto con los gastos de embalaje y transporte, ha tenido un coste de algo más de 18.000 euros, que fueron financiados en su totalidad por Amigos de la Catedral, publicó Nivariense Digital, el portal de comunicación del Obispado de Tenerife, tras el acto.

Además del primer santo de Canarias, al Hermano Pedro se lo considera también el primero de Guatemala y de América Central por haber realizado allí su obra misionera. Fue beatificado en 1980 en la Basílica de San Pedro del Vaticano y canonizado en la Ciudad de Guatemala por el papa Juan Pablo II en 2002.

Antonio José Martínez (Beas de Segura, Jaén; 1971) tiene su taller en Madrid y «está considerado uno de los mejores artistas en el ámbito religioso en la actualidad», según apuntaron desde el Obispado. «He disfrutado mucho haciéndolo», manifestó Martínez sobre este trabajo. Se trata, dijo, de la segunda talla del Hermano Pedro que realiza para la Diócesis –la primera se encuentra en la parroquia de Nuestra Señora de Las Nieves, en La Zamora, Los Realejos–, e indicó que buscó que fuese «totalmente distinta a la primera». Tal es así que incluso se utilizó un hábito real para estudiar sus movimientos y llevarlos a la pieza. «Lo ideal es que conecte con el devoto», afirmó.

La imagen, que ayer se encontraba sobre un trono, estará al culto en una de las capillas laterales del templo catedralicio y junto a la Virgen de Candelaria, San José de Anchieta y el cuadro de los Mártires de Tazacorte.

Compartir el artículo

stats