El Ayuntamiento de La Laguna negó ayer un trato diferenciado a las obras en la casa del alcalde, Luis Yeray Gutiérrez. El Consistorio indica en un comunicado que «la Gerencia de Urbanismo no ha otorgado ningún trato diferenciado a las obras realizadas en el inmueble propiedad del señor alcalde, ya que se trataba de obras de escasa entidad, todas fueron regularizadas excepto dos actuaciones, de las cuales una (la pérgola) fue desmontada, es decir, restablecida la legalidad urbanística, y la otra (el cerramiento del balcón) está en curso de ejecución su restablecimiento».

En la misma línea, el Ayuntamiento expone en el comunicado: «Es decir, ante unas obras de este tipo realizadas por cualquier otro ciudadano, la Gerencia en ningún caso hubiera considerado tramitar con carácter prioritario un expediente sancionador».

Según el concejal delegado de la Gerencia de Urbanismo, Santiago Pérez, «estos expedientes se tramitan exclusivamente en sede administrativa, es decir, que desde el principio hasta el final, incluida la resolución, están bajo la responsabilidad de los servicios de la Gerencia. La dirección política de la Gerencia no se inmiscuye en estos expedientes», recoge el comunicado.

Estas manifestaciones se producen en el marco del expediente que abrió la Gerencia en febrero. Los técnicos de Urbanismo concluyeron entonces que el alcalde y su pareja, Yaiza López, concejala de Cultura de La Laguna, construyeron un «cerramiento de balcón» en su casa «sin licencia o título habilitante». La Gerencia dio por acreditado que «la actuación es ilegal e ilegalizable».

Urbanismo confirmó que no ha iniciado en estos ocho meses el procedimiento sancionador por las obras ilegales en la vivienda del alcalde en una respuesta al concejal no adscrito Alfredo Gómez, firmada el miércoles por la jefa de Servicio. La funcionaria de la Gerencia aclara en el escrito que después de detectarse las irregularidades se inició un procedimiento de restablecimiento de la legalidad urbanística.

El 5 de julio, dicta una resolución que ordena a Luis Yeray Gutiérrez y Yaiza López derribar el cerramiento de balcón en dos meses. Alega que esta obra se ejecutó sin el obligatorio permiso urbanístico mediante un forjado de 3,7 metros cuadrados, con bloques y ventana. El informe no aclara que se haya eliminado ese balcón una vez transcurridos los dos meses desde la resolución.