Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CC denuncia el riesgo de nueve familias por una obra en el barranco de La Cuesta

Josimar Hernández atribuye a «criterios técnicos» la canalización que generó toneladas de barro | Asegura que se desalojó la zona, frente a la versión de CC y varios vídeos

Un momento de la visita de Coalición al lugar. E. D.

La canalización provisional con barreras de hormigón que realizó en La Cuesta el Ayuntamiento de La Laguna para hacer frente a las lluvias sigue generando reacciones. El portavoz de Coalición Canaria (CC) en el municipio, Jonathan Domínguez, denunció ayer en una nota de prensa el riesgo que vivieron nueve familias del callejón El Muelle, antiguo cauce del barranco de Macario. «Los vecinos sufrieron un riesgo físico sin necesidad durante la madrugada del sábado al domingo pasados, cuando una avalancha de agua, barro y piedras entró en su calle y casas, tal y como habían advertido que sucedería», expresó Domínguez tras visitarlos.

Como se recordará, el origen de todo se encuentra en una anterior tromba de agua, que llevó a un hundimiento en la cercana calle Santa Gema Galgani. Así fue que, en previsión de las precipitaciones anunciadas para el fin de semana, el Consistorio optó por una canalización hacia un antiguo barranco que desde hace décadas cuenta con construcciones en su interior. La colocación de barreras New Jersey (como las utilizadas en las autopistas) llevó a los vecinos a alertar del peligro a través de Facebook. Sin necesidad de que las lluvias alcanzaran el nivel esperado, horas después se confirmó lo que habían advertido. Llovió, el agua arrastró la tierra y las piedras de una ladera y el exterior de sus casas acabó tomado por toneladas de material.

Antes de la nota de prensa remitida este jueves por los nacionalistas, Domínguez ya había lamentado en las redes sociales la situación. «Los vecinos de dichas casas han asegurado que, cuando denunciaron el viernes lo que podría suceder con la obra de desvío [del agua], les indicaron, como solución, que lo mejor era que durante las lluvias evitaran estar en sus casas, sin ofrecerles un alojamiento alternativo», indicó el también candidato a la Alcaldía.

Sus palabras tuvieron respuesta del concejal lagunero de Servicios Municipales y de Obras, Josimar Hernández (PSOE). «¿Ya no es el cauce o sí es el cauce, Jonathan? Se les desalojó de manera preventiva. Deberías de ser más responsable en tus afirmaciones. Llevas alarmando toda la semana y no haces sino tergiversar los hechos. Cauce de barranco, donde no puede haber nadie por peligro de inundación y se les desaloja de manera preventiva. ¿Quieres dejar de enfangar? ¿Dónde estuviste los días de la tormenta?».

«¿Tenía que hacer tu trabajo?»

Domínguez le rebatió con un extenso comentario en el que recordó que el cauce del barranco está desviado desde hace años y en el que también le negó que los vecinos fuesen desalojados. «Los días de la tormenta estuve en mi casa; yo no gobierno; y, como ciudadano, hice lo que se pidió a la población. ¿Tenía que hacer el trabajo por el que cobras tú? No olvides que gobernar es asumir la responsabilidad, y con ella estar a la altura ante las críticas», le escribió al responsable de Obras.

Ya en un tono menos beligerante, el edil socialista le contestaría en un posterior mensaje de Facebook: «En todo momento se han seguido criterios técnicos. A los vecinos se les ofrecieron recursos alojativos desde el viernes. Yo estuve todo el fin de semana allí a disposición de los vecinos y se trabajó con los recursos técnicos y humanos del área de Vías y Obras para limpiar la zona».

Sobre el desalojo o no del lugar, y preguntados ayer por este periódico, desde el grupo de gobierno optaron por no manifestarse. Posteriormente, fuentes oficiales del pacto local enviaron una imagen en la que se observan unas vallas de las que cuelga un cartel: «Riesgo máximo de inundación de barranco». Sea como fuere, choca la versión del desalojo con los vídeos del domingo –ya con el lugar embarrado– que muestran a numerosas personas en el lugar. Incluso, en uno de ellos, en el que un grupo retira el fango y las piedras, la persona que interviene afirma que la policía les pidió que, si llovía, se metieran en las casas.

Compartir el artículo

stats