La Gerencia de Urbanismo de La Laguna ha sacado a licitación la redacción de una modificación menor del Plan General de Ordenación (PGO) del municipio para mejorar la movilidad en Tejina, concretamente, en los barrios de Milán y Lomo las Rías. Con la futura adjudicación del contrato, con un valor estimado de 266.818 euros, se iniciará un estudio sobre la trama urbana de ambas zonas, con el fin de facilitar la circulación y dar mayor seguridad en el primer núcleo, especialmente en su salida hacia el oeste (por La Palmita), y en el segundo, desde la carretera general hasta la plaza de El Pico, según informó el Ayuntamiento en una nota.

El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, recuerda que el pueblo tejinero ha experimentado un «importante crecimiento poblacional en los últimos años». Apunta que en las dos últimas décadas el número de habitantes «ha aumentado en un 25%, lo que ha ido acompañado del desarrollo urbanístico de este pueblo tan vinculado al sector agrario». En la actualidad, además, aglutina «multitud de servicios, está bien conectado y tiene un clima agradable, lo que, sin duda, ha contribuido a ese incremento, acompañado de un problema de movilidad para el que la ciudadanía pide solución».

«Desde el equipo de gobierno apostamos por un modelo de crecimiento ordenado y sostenible, que nos permita avanzar social y económicamente sin perder nuestros valores medioambientales», afirma el regidor local. Una de las principales características del municipio es, precisamente, su gran riqueza natural. Por ello, «debemos promover el progreso, asegurando el uso responsable del territorio, en el que se conjuguen factores tan fundamentales como la cohesión social, la prestación de servicios, la calidad de vida de las vecinas y vecinos y el medioambiente», agrega.

Tanto Luis Yeray Gutiérrez como el concejal de Ordenación del Territorio y consejero director de Urbanismo, Santiago Pérez, resaltan la importancia de contar con la propia población para planificar el futuro de La Laguna. Se trata de un trabajo participativo que ya se ha iniciado y que ha servido para recoger, en el caso de Tejina, dos demandas ciudadanas para mejorar la movilidad. Por un lado, una vía de remate en el norte del núcleo urbano (entre La Majada, el campo de fútbol y La Palmita) y, por otro, el ensanche de la carretera de Lomo las Rías y camino Pico Bermejo (entre la curva de Pata Rajada y la plaza de El Pico).

El edil afirma que ambas acciones se consideran técnicamente «viables para ser objeto de estudio por una modificación menor del PGO», para lo que ya se ha sacado a licitación la redacción del documento y la evaluación ambiental.